¡Ya vienen los buitres!

0
248
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit

Como pasa en cada inestabilidad económica de un país, siempre es momento de oportunistas que se benefician del mal de otros para poder beneficiarse de operaciones lucrativas de activos. Esto no significa ni que sea bueno ni malo simplemente es la vida, y siempre ha existido en las crisis que el rico es más rico y el pobre sea más pobre, y los que sean perspicaces y tengan los ojos y orejas abiertas pueden cambiar su estatus económico.  

Estamos teniendo un incremento de fondos buitres o inversores de oportunidades  atraídos por el momento de invertir, ¿Y es momento de invertir en patrimonio? Pues sí que es momento para poder sacarse unos ingresos extras si sabe enfocar bien su inversión.

Nos podemos encontrar dos tipos de inversores:

-Corto plazo. Buscan trámites que produzcan beneficios a seis meses vista de media, atraídos por rentabilidades a partir del 10% y suelen realizar transacciones  de uno a cincuenta propiedades anuales, los cuales suelen estar minuciosamente estudiados.

-Largo plazo. En este caso lo diferenciaría en dos tipos: los que invierten en rentabilidades de grandes superficies, como pueden ser instalaciones de supermercados o edificios en renta, los cuales buscan una rentabilidad entre 3% al 10%, dependiendo de la firma que tenga de inquilino con duraciones de contrato de obligado cumplimiento de 20 a 30 años; el otro modelo de inversor suele hacer compras masivas de deudas o lotes de propiedades bancarios, a precios muy bajos, aceptando las dificultades de las propiedades, lo que le conlleva normalmente un tiempo de 1 a 5 años los trámites jurídicos de ejecución, desahucios o levantamientos de cargas, buscando rentabilidades superiores a 50% de beneficios.   

Es normal que muchos inversores busquen colocar su dinero en este tipo de inversiones ya que las entidades bancarias, actualmente, no llegan a dar la rentabilidad antes citada y si la dan, es con riesgo muy  alto. 

Si tiene pensado invertir en inmuebles, hay que ser precavido y revisar todas las cargas que recaigan sobre el bien, así como su estado habitabilidad y ocupación. Factores importantes para proponer un precio de compra acorde con sus dificultades y sacarle el mayor rendimiento posible, ya sea por su venta a posteriori o en porcentaje de rentabilidad mensual en amortización del capital. 

Un buen asesoramiento en empresas dedicadas a fondos de inversión,  como es el caso de Grupo Vivit que disponemos de un equipo de asesores jurídico, fiscal e inmobiliario para todo tipo de compra en rentabilidad para nuestros inversores.