Viajes y Coronavirus

0
543
Por Mª Encarnación Ortega Escudero, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Encarnación Ortega Escudero, abogada socia de RuaCals Abogados.

El coronavirus ha alcanzado el nivel de pandemia mundial, esta situación además de las inquietudes lógicas por la salud de nuestros familiares y la nuestra propia, así como de la preocupación por el futuro de nuestras empresas y trabajos, nos deja muchas dudas en relación con los billetes de avión y viajes contratados previamente a la extensión mundial del Covid 19.

¿Cuáles son nuestros derechos si tenemos comprado un billete de avión y suspenden el vuelo? ¿Qué derechos tenemos si enfermamos de covid 19 en el extranjero? ¿Podemos cancelar un viaje contratado y recuperar el dinero? ¿Y si tenemos que permanecer en cuarentena en un hotel, lo cubre el seguro de viaje?

Si hemos comprado un billete de avión y la aerolínea deja de operar en una ruta, deberá ofrecernos alternativas como la de reembolso del billete, o cambio de fecha del vuelo al mismo destino, o la modificación del destino, para ello no es necesario que tengamos contratado un seguro de viaje.

Si es el país quien restringe el tráfico aéreo, el pasajero no tendría derecho a reclamar gastos ni compensación, pero “sí recibiría el reembolso del billete por parte de la aerolínea al tratarse de una causa de fuerza mayor”. 

Es importante saber que los seguros de cancelación de viaje en su mayoría no cubren la contingencia de epidemias o pandemias, es más, están excluidas expresamente en el apartado exclusiones generales de la mayoría de seguros.

Entonces, ¿cuál es el objeto de contratar un seguro de viajes y qué cubren? El seguro de cancelación de viaje cubre todos los gastos de anulación antes de que llegue la fecha de partir, pero “siempre y cuando se deba a una causa mayor“. ¿Qué circunstancias tienen la consideración de causa mayor? Entre las más comunes se encuentran: enfermedad grave del asegurado o de un familiar de primer grado, accidente, fallecimiento, motivos laborales como despidos, prórroga del contrato, incorporación a un nuevo puesto de trabajo o convocatoria de un organismo oficial.

Cuando el motivo de la  cancelación del viaje es una  causa externa, no es objeto de cobertura del seguro. Para que el seguro de viaje cubriera la anulación por un motivo como el coronavirus, se tendría que haber contratado la inclusión de una cláusula de declaración de zona catastrófica o epidemia en el lugar del domicilio del asegurado o el del destino del viaje, y que esta cláusula  no estuviera entre las exclusiones, pero para poderte acoger a esta cobertura, el destino tendría que haber sido declarado de forma oficial zona de epidemia o zona catastrófica. 

Pero ¿qué pasa si no está prohibido viajar al destino y el Ministerio de Sanidad o el Ministerio de Asuntos Exteriores lo que hace es “recomendar” no viajar a esa zona? Nos podemos encontrar con la circunstancia de que el seguro no nos devuelva el dinero y, además, que no cubra la asistencia en el viaje, por haber desoído como viajeros las advertencias del Ministerio y haber asumido voluntaria y temerariamente el riesgo de desplazarnos a una determinada zona.

En el caso de que se hubiera contratado un seguro de  libre desistimiento, sí se podría cancelar el viaje sin una causa justificada, pero no suelen ser los seguros que se contratan habitualmente, por su alto coste.

Lo cierto es que, para nuestra tranquilidad, las compañías aéreas están facilitando el reembolso o la modificación del destino y las fechas dentro del año 2020.

En las circunstancias actuales, lo más prudente será seguir escrupulosamente las recomendaciones oficiales del  Ministerio de Asuntos de Exteriores a través de su web, y aunque no existe ninguna restricción para adquirir billetes de avión o tren o contratar paquetes de viajes,  lo más aconsejable es contratar junto con el viaje, un seguro de cancelación que incluya la devolución del 100% del coste del paquete en el caso de que no se realice el mismo.

Si se ha contratado la estancia en un hotel directamente, en caso de querer anularlo, estaremos a las condiciones de cancelación para saber si podemos recuperar el dinero en su totalidad o tendremos que soportar alguna penalización.

¿Y si se produce el contagio mientras estamos realizando el viaje contratado?

En caso de enfermar en España, la Seguridad Social se hace cargo de atender al enfermo, pero también se puede recurrir al seguro privado, contratado con el seguro de viajes, o a nuestro propio seguro médico ya que la sanidad privada colabora para controlar la propagación del coronavirus en España.

¿Y si enfermas en el extranjero mientras estás de vacaciones o en un viaje de trabajo? En cuanto a la asistencia sanitaria, además de tener en cuenta lo que te cubre o no tu seguro, hay que conocer el tipo de cobertura sanitaria que se ha contratado. Y es que, en caso de enfermar en el país de destino, debes cerciorarte de la cobertura de la asistencia y la hospitalización, ya que dependiendo del país, el coste puede suponer una cantidad muy elevada. Los seguros cubren las atenciones médicas que reciban los asegurados que resulten infectados por el coronavirus durante un viaje, dentro de los límites fijados por el contrato. Y normalmente contemplan la cobertura de los gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención de, al menos, de un acompañante.

Otra posibilidad es que pongan en cuarentena el hotel donde te estás alojando. La estancia en ese país y los gastos estarían cubiertos y el consumidor no tiene que asumir esos costes, puesto que no estaría en el hotel por su propia voluntad.

Además, hay que tener en cuenta, que en los casos con declaración de epidemia, la gestión sanitaria de esta enfermedad está siempre bajo la dirección del gobierno del país donde se haya declarado. Por tanto, será quien determinará cómo gestionarlo, cuáles son los posibles períodos de cuarentena, en qué centro médico estará la persona ingresada, cuál será la limitación de los viajes de entrada y salida de la zona afectada, pudiendo darse el caso de que las aseguradoras no podrían prestar el servicio porque está todo totalmente controlado bajo la gestión y coordinación del gobierno del país afectado”.

¿Y si considero que tengo que reclamar?

Si consideras que tu seguro de viaje o de salud no ha cumplido con lo acordado, siempre te queda la opción de reclamar. 

En primer lugar, hay que dirigirse ante la propia aseguradora, si en el plazo de un mes no recibes respuesta satisfactoria, puedes dirigirte ante la Dirección General de Seguros. 

Si a través de estas vías la reclamación no resulta satisfactoria, deberás acudir a un abogado para que sean  los tribunales de justicia los que resuelvan la reclamación.