Viajes de menores no acompañados

0
172
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

Con la polémica surgida en el mes de junio con los viajes de menores o recién mayores a Mallorca donde se ha producido un fuerte rebrote de COVID, me ha hecho pensar que son muchas las consultas que se realizan cuando un menor viaja no acompañado.

Vamos a tratar de resolver las que más preocupación conllevan: documentación, autorizaciones y acompañamiento.

De acuerdo con la normativa española aplicable:

Los menores de edad españoles no necesitan autorización si viajan con los dos progenitores.

Los menores de edad españoles no necesitan autorización si viajan con uno solo de los progenitores. Tan solo necesitaran su DNI dentro de la comunidad europea. Si deciden viajar a un país tercero, es imprescindible el pasaporte, el cual necesita tanto la autorización del padre como de la madre para expedirlo.

Los menores de edad necesitan autorización si viajan solos o acompañados de terceros.

En el caso de los menores que viajen solos o acompañados de adultos que no ejercen la patria potestad, los agentes de fronteras tienen potestad para realizar una inspección minuciosa de los documentos y justificantes de viaje, a fin de salvaguardar la seguridad de los menores y su interés superior.

Los menores que viajen fuera de España deberán llevar la siguiente documentación de viaje ordinaria:

Todos los menores españoles deberán llevar su DNI en vigor para viajar fuera del territorio nacional, y dentro de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo y la Confederación Helvética, o su Pasaporte en vigor si viaja fuera de dichos territorios (terceros Estados).

En el caso de los menores extranjeros que se encuentren en España para su salida del territorio nacional deberán portar el Pasaporte de su respectivo Estado o Documento de Viaje válido en vigor.

Los menores de 18 años españoles que vayan a viajar al extranjero, no acompañados de cualquiera de sus representantes legales (progenitores o tutor/es), precisarán además del DNI o Pasaporte en vigor, una declaración firmada de permiso de viaje fuera del territorio nacional.

En el caso de los menores extranjeros que residan en España, sus representantes legales o éstos, en virtud de lo que disponga su respectiva normativa nacional, deberán acudir a sus autoridades consulares para cumplimentar la documentación que proceda conforme a su legislación nacional.

Pongamos un ejemplo práctico, menor español que convive con sus abuelos por estudios en Suecia y decide venir a visitar a sus padres en verano a España: 

De acuerdo con lo anterior, la Embajada de España en Estocolmo es únicamente competente para documentar a los nacionales españoles menores de edad que vayan a viajar solos o acompañados de terceros, tanto si viajan a España como si viajan a un tercer país.

En este caso, se precisa cumplimentar la correspondiente autorización de viaje que deberán firmar i) ambos progenitores si el menor viaja solo, o ii) uno solo de los progenitores si el menor viaja en compañía de otro adulto. Además del documento de viaje y la autorización, a efectos de identificación, siempre es recomendable que el menor viaje con una fotocopia del libro de familia. 

Es recomendable que el menor sea mayor de 10 años, aunque se permiten desde los 5. Existe un servicio de acompañamiento de menores entre las diferentes compañías aéreas. No obstante, unas cuantas recomendaciones a los menores no vienen mal, para que no se confundan de avión o transporte público,

Preguntar a dónde se dirige el avión. Aunque la mayor parte del tiempo lo va recordando algún miembro de la tripulación, no siempre se da el caso.  Hemos de decirle a los niños que hagan esta pregunta en cuanto suban al avión.  Es aquí donde los niños más pequeños o aquellos que son tímidos pueden tener problemas. Aunque siempre podemos recordarles que enseñen la pregunta escrita en un papel.  También podemos ponerle al niño en la chaqueta un pin o una nota que diga “Voy a Hartford, ¿es este mi avión? 

Otra forma de hacerlo, y es la mejor, es acompañar uno mismo al niño a la puerta de embarque.  Llegar al aeropuerto temprano, ir al mostrador de la compañía y pedir un pase hasta la puerta de embarque. Se recomienda hacerlo incluso si la compañía le ha puesto acompañante al niño. Una vez en la puerta, nos debemos fijar en el panel de salidas y llegadas para asegurarnos de que nuestro hijo sube al avión correcto.  Cuando llegue el vuelo a su destino, la persona que vaya a recogerlo deberá estar esperándolo en la puerta. 

En el caso de confusión o pérdida del menor en el aeropuerto, deberá de ser advertido que acuda a una autoridad uniformada en búsqueda de ayuda o punto de control.

Y por supuesto siempre los documentos en la mano y que no se extravíen, así evitaremos una preocupación más…