Verano 2020: Un verano diferente

0
323
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

Hasta 2020 la llegada del verano significaba el fin del curso escolar y disfrutar de las deseadas vacaciones escolares así como del fin de la rutina y las obligaciones. Además, para muchas familias el fin del curso escolar era sinónimo de tiempo de descanso, playa y piscina. Sin embargo, el coronavirus ha trastocado todo esto, ha roto nuestros esquemas y son muchas las familias y l@s niñ@s que este verano no van a poder disfrutar de un merecido descanso o, en el mejor de los casos, van a tener que adaptar sus vacaciones a las nuevas circunstancias, muchas de las cuales están en el aire y pueden cambiar de un día para otro. La incertidumbre gobierna nuestras vidas y la única certeza es que este año no vamos a poder disfrutar de las vacaciones tal y como las conocíamos. 

No obstante, el confinamiento también ha traído nuevas experiencias y costumbres como abrazar a través de videollamadas, jugar online con amig@s, aprender a trabajar desde casa, visitar lugares desde el sofá o pasar tiempo junt@s, mejorar la comunicación entre l@s progenitores y l@s hij@s y conocernos mejor.  

Y aunque este año sea diferente y los campamentos, escapadas  a otros países o los intercambios al extranjero estén en el aire o no se puedan realizar sí que existen otras alternativas.   

  1. Ejercicio y actividades al aire libre

Después de tantos meses encerrad@s en casa no se me ocurre un plan mejor que disfrutar de la naturaleza. No es necesario hacer grandes viajes ni largas excursiones, basta con caminar, nadar, ir en bici o jugar en cualquier espacio abierto, seguro que tu hij@ te lo agradece. Además, podéis elegir el sitio junt@s e investigar la fauna y flora del lugar y una vez allí ver quién consigue encontrar más especies animales y vegetales y fotografiarlos o dibujarlos y hacer un cuaderno de campo.  

  1. Descubrir tu ciudad y sus alrededores

Una de las ventajas de vivir en la ciudad es la gran variedad de actividades culturales que puedes encontrar y muchos de estos planes son gratis por lo que podréis disfrutar junt@s sin gastar un euro. Consulta la web del Ayuntamiento de tu ciudad y las redes sociales de tu localidad y verás cómo durante los meses de verano se ofrecen actividades como títeres, conciertos o actividades especiales para niños y niñas (por lo menos mientras las medidas de la salud pública lo permitan).También puedes aprovechar para conocer mejor tu ciudad o volver a visitar lugares a los que hace mucho tiempo que no vas.    

  1. Viajar

La incertidumbre hace que no queramos coger medios de transportes colectivos pero sí que podemos plantearnos viajar en nuestro coche. Así que, ¿por qué no viajas por España?. Afortunadamente si algo tiene España es que nos ofrece grandes posibilidades para todo tipo de gustos. Puedes hacer turismo de naturaleza, de sol y playa, monumental, etc…  

  1. Practicar aprendizajes   

Han sido muchos meses sin asistir a clase y aunque tanto tú como madre, o padre como sus profesores habéis puesto todo de vuestra parte para que el aprendizaje de tu hij@ no se viera afectado puede que en algunas materias tu hij@ esté un poco retrasado o necesite afianzar conocimientos. Puedes adquirir cuadernillos de verano que todas las editoriales sacan por curso escolar o por materias o quizás desde el cole os hayan proporcionado alguno concreto. Puede que a tu hij@ no le apetezca hacerlo pero es importante que entienda que cuidar la mente es esencial y que y eso incluye media hora al día de lectura o de práctica con cuadernos de verano, o dibujar y pintar o cualquier otra actividad intelectual que le ayude a cuidar y entrenar su cerebro. Además, estas actividades les servirán para afianzar todo lo aprendido.  

En definitiva, el verano de 2020 es un verano diferente pero no por ello peor. Y recuerda, lo importante es poder disfrutar un@s de otr@s y fortalecer la  tranquilidad, la seguridad, la creatividad y las relaciones con tu hij@ sean cuales sean las circunstancias.