Ventajas de recurrir a alternativas financieras para tu pyme

0
190
Por Sergio Antón, CEO de MytripleA Factoring

El acceso a la financiación para una pyme es algo primordial para poder continuar satisfactoriamente con la actividad. En el momento en que aparece la necesidad, generalmente se recurre a una entidad bancaria, pero esto está cambiando y las pymes ya pueden recurrir a nuevas formas de financiación alternativas sin bancos.

Estos nuevos métodos de financiación surgen gracias a las nuevas tecnologías y el desarrollo de Internet. Además, a raíz de la crisis financiera donde muchas empresas se quedaron desabastecidas de financiación, muchos negocios se concienciaron de la necesidad de contar con financiadores alternativos a la banca y así diversificar sus fuentes de financiación.

Métodos de financiación alternativa

Uno de los métodos más utilizados en nuestro país es el denominado crowdlending a través del cual las empresas obtienen préstamos gracias a las aportaciones de inversiones particulares u otras empresas que les prestan su dinero a cambio de una rentabilidad.

A raíz de este método apareció el crowdfactoring, gracias al cual las empresas pueden anticipar el cobro de sus facturas gracias también a inversores participares que les anticipan el importe de estas facturas.

Ambos productos comparten ciertas ventajas para las empresas como son la agilidad y rapidez en la gestión, la transparencia y falta de letra pequeña o que no hay que contratar productos adicionales. Además, así las empresas consiguen diversificar sus fuentes de financiación.

Te contamos más detenidamente en qué consisten ambos métodos.

Crowdlending. Préstamos para empresas

A través de este método las empresas obtienen préstamos directamente de inversores particulares u otras empresas que les prestan su dinero. Estas empresas devuelven a los inversores el capital prestado más unos intereses generalmente de manera mensual. Todo es gestionado a través de una plataforma como MytripleA. Algunos beneficios de este tipo de préstamos es que la empresa podrá amortizar total o parcialmente el préstamo sin comisiones y además a un tipo de interés muy reducido, desde un 2% anual en el caso de MytripleA.

Crowdfactoring. Anticipo de facturas

A través de este tipo de factoring las empresas anticipan el cobro de sus facturas siendo inversores particulares los que adelantan el dinero y lo recuperan, junto con los intereses, al vencimiento de la factura. Te contamos a continuación algunas ventajas de este servicio comparándolo con el factoring tradicional.

Diferencias entre el crowdfactoring y el tradicional

Algunas diferencias entre el factoring alternativo o crowdfactoring y el anticipo de facturas de entidades bancarias son:

En el crowdfactoring son inversores particulares los que adquieren los derechos de cobro de las facturas y obtienen una rentabilidad a cambio, en el factoring tradicional, es la entidad bancaria la encargada de anticipar el dinero.

En el crowdfactoring se opera de manera 100% online. Podrás incluso cargar directamente las facturas de tu cliente deudor y seleccionar ahí cuales quieres anticipar.

En el caso del crowdfactoring no es necesario ser una gran empresa ya que es un producto dirigido especialmente a empresas de menor tamaño.

Además, la empresa cedente no tendrá que contratar productos adicionales en el crowdfactoring y en el caso de MytripleA no consume CIRBE ni para la empresa cedente ni para la empresa deudora de la factura.

Un servicio muy interesante al que cada vez más empresas recurren.