Un verano seguro

0
236
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

La época estival del año 2020 se plantea  cuanto menos, extraña….Tras una primavera en la que hemos estado toda ella confinados en casa, nos abrimos a la incertidumbre veraniega. No tenemos nada claro donde podremos viajar, si el extranjero será una opción, aunque todas las quinielas se inclinan al turismo nacional . No obstante las compañias aéreas comienzan a lanzar ofertas de vuelos muy jugosas, y los tour operadores destinos interesantes y a buen precio. 

La novedad este año es que si antes los viajes turísticos era conveniente contratar un seguro ,para tener cobertura ante alguna eventualidad en el viaje , este año es algo que debe ser de obligado cumplimiento. De todos los seguros de viajes el que más interesa en esta situación de pandemia por Covid19 es el seguro de cancelación o anulación de viaje. Siempre con amplias coberturas,especialmente en las siguientes situaciones:

Se abona un viaje con mucha antelación

La situación laboral del viajero es inestable o atraviesa por un momento complejo: algún familiar directo está enfermo; la persona que  está embarazada o cree estarlo, entre otros. 

Actualmente, existen dos tipos de seguro de cancelación de viaje en el mercado:

Seguro con Anulación: posibilidad de anular un viaje que todavía no se ha iniciado.

Seguro con Asistencia en Viaje y Anulación: además de la cancelación, incluye las coberturas de asistencia en viaje en caso de que este sí se lleve a cabo (gastos médicos, robo o pérdida de equipaje, demoras o pérdidas de conexión, accidentes en viaje, traslados y estancias en caso de enfermedad o fallecimiento, responsabilidad civil y defensa jurídica fuera de España). De esta forma se protege tanto si se cancela como si se realiza

Las coberturas, principalmente cubre en caso de fallecimiento o de sufrir una enfermedad grave o un accidente, tanto al asegurado como a alguno de sus familiares directos. Otros motivos relacionados con la salud también se incluyen, como por ejemplo las operaciones quirúrgicas no programadas, el trasplante de órganos, las complicaciones en el embarazo o cualquier enfermedad que sufran los hijos menores de dos años asegurados en la póliza.

Otro motivo que cubre es la convocatoria de un organismo oficial también está cubierta por las pólizas de cancelación de Viajes. Están incluidos los siguientes casos: presentación a exámenes de oposiciones, la concesión de becas oficiales, convocatoria a mesa electoral, a ser miembro de jurado o testigo de un tribunal, o para presentación de documentos oficiales.

Otra causa distinta pueden ser el despido laboral del asegurado, la prórroga del contrato o la incorporación a un nuevo puesto de trabajo también están contemplados en este tipo de pólizas.

Causas extraordinarias situaciones extremas como la que nos acontece,declaración oficial de zona catastrófica o los actos de piratería aérea naval o terrestre, 

Hay algunas compañías que cubren los gastos de cancelación de un viaje cuando se dan determinadas circunstancias, por ejemplo de emergencia sanitaria. Por ello, si el usuario decide no ir al viaje por evitar esta situación estaría cubierta tal es la situación que estamos viviendo con la pandemia declarada. No obstante, el país de destino y el riesgo alegado, deben cumplir unos criterios establecidos.Como siempre hay que leer bien la letra pequeña

Otros motivos 

Existen otros motivos contemplados en las pólizas de cancelación de Viaje que no se encuentran en ninguna de las categorías anteriores, pero que también están cubiertas. Por ejemplo que el hogar o el local de trabajo del asegurado sufran daños importantes. U otro tipo de situaciones como el robo de la documentación o del equipaje, así como la avería o accidente del vehículo del asegurado; siempre que en ambas situaciones sea imposible comenzar o proseguir el viaje.

Finalmente,un punto muy importante sobre los seguros de cancelación de Viaje, son los periodos de carencia, que no deben ser pasados por alto si se quiere recuperar el dinero invertido en un viaje. Así, una vez que se contrata la póliza, el usuario tendrá que esperar como mínimo 72 horas para poder hacer uso dela misma. De igual forma, se establece un plazo máximo para avisar a la compañía que actualmente es de 48 horas antes de la fecha de comienzo del viaje.

En el supuesto de tener que utilizarlos , no olviden de hacer acopio de documentación que justifique esta cancelación para que prospere lo contratado.