Umbrete, tierra de religión y bodegas

Los orígenes de esta localidad se remontan a tiempos de los turdetanos.

0
723
Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.

El municipio de Umbrete, encuadrado en la comarca del Aljarafe sevillano, cuenta con 12 kilómetros de extensión y alrededor de seis mil habitantes. Está situado a 15 kilómetros de la capital hispalense y su gentilicio es “umbreteño”.

Sus orígenes se remontan a tiempos de los turdetanos. Tras la ocupación musulmana, durante la cual se convierte en alquería destinada a la explotación agrícola, es conquistada por los ejércitos castellanos de Fernando III a mediados del siglo XIII. En el repartimiento de Sevilla, realizado por el rey Alfonso X “El Sabio”, Umbrete es concedido al Arzobispado hispalense, que afronta su repoblación a principios del siglo XIV.

 

Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.

Pronto alcanza un cierto desarrollo urbano, al convertirse en la residencia vacacional de los prelados sevillanos. Para ellos, se construye en el siglo XVII el Palacio Arzobispal, del que forman parte, hoy día, los Jardines del Arzobispo.

La alquería primitiva se va transformando a partir de la repoblación del siglo XIV, hasta dividirse en tres sectores, pero el asentamiento no supera el carácter de aldea hasta el siglo XVIII, en el que el Arzobispado lleva a cabo un gran impulso constructor.  Se erige la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación, se restaura el Palacio Arzobispal y se impulsa el asentamiento residencial que constituirán el soporte del crecimiento urbano hasta finales del siglo XIX.

Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.

En el siglo XVIII también quedan constituidos dos espacios centrales fundamentales: la Plaza del Arzobispo y la Plaza de Queipo de Llano, así como la Plaza de Los Monteros y la del Rocío. En la primera mitad del siglo XX, el crecimiento continúa de forma regular, sin alteraciones importantes en la trama urbana. En los años sesenta, aparecen barriadas con nuevas tipologías, tales como la de María Fernández Palacios, la del Rocío y la de Consolación.

Todo esto hace que el interés turístico de este municipio ofrezca un entorno con edificios de gran importancia histórico-artística. Edificios tales como la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Consolación, también llamada de manera coloquial como la Catedral del Aljarafe por sus enormes dimensiones. Dicha obra es de estilo barroco y en ella destacan lienzos y esculturas de los siglos XVI, XVIII y XIX, así como el retablo mayor de mediados del siglo XVIII, realizado por Felipe Fernández del Castillo, a raíz del diseño de Pedro Duque Cornejo.

Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.

También son monumentos de gran riqueza histórica el antiguo Palacio Arzobispal, edificio del siglo XVII, renovado y reformado en 1.735, cuando adquiere su fisonomía actual por mandato del Arzobispo Salcedo, guardando numerosas similitudes con el Palacio Arzobispal de Sevilla. Dicho palacio se une a través de una genuina construcción con la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación. Un arco construido en el primer tercio del siglo XVIII por Diego Antonio Díaz.

Aparte de la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación, Umbrete también cuenta con la Capilla de San Bartolomé, edificada en el siglo XVII, de planta rectangular, con artesonado de madera y cubierto a dos aguas. En su interior alberga dos pequeños retablos. En ellos se puede encontrar la imagen “La Candelero” del siglo XVIII y “San Bartolomé”, del siglo XVIII, patrón del pueblo. Cabe destacar también algunos lienzos como una Piedad “San Cristóbal”, crucificado de los siglos XVII y XVIII.

Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.

Asimismo, el merendero es una obra de mediados del siglo XVIII. La edificación formaba parte de la antigua huerta del Palacio, para recreo de los Arzobispos. La planta octogonal lo caracteriza, dada la rareza de esta forma para este tipo de construcciones en Andalucía. Fue restaurado recientemente.

También de notable importancia es el Convento de las Hermanas de la Cruz, fundado en el año 1.941, siendo un edificio de trazas sencillas con un patio principal columnado. Su valor más destacable es la utilización del concepto tradicional andaluz de la edificación con amplios patios y zonas verdes interiores, así como exterior totalmente integrado en el entorno.

Umbrete, tierra de religión y bodegas.

Y fuera parte de la riqueza histórica cultural y religiosa, Umbrete destaca también por sus haciendas asociadas a las labores de la vid y el olivar. Su identificación exterior más característica es la presencia de las denominadas “Torres-Contrapeso”, que tenían la finalidad de servir de contrapeso a la viga que prensaba la uva o aceituna.

Así mismo, la Bodega umbreteña tiene reconocido prestigio más allá del Aljarafe. Umbrete es tierra de delicados caldos, entre los que destaca de sobremanera su mosto joven. De esta manera, bodegas de tan renombre como Bodegas Salado, comercializa uno de sus vinos llevando el nombre de Umbrete en sus orígenes, siendo su marca “Umbretum”.

Umbrete, tierra de religión y bodegas.
Umbrete, tierra de religión y bodegas.