Sí o No Plusvalía

0
159
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit

Todo un terremoto de incertidumbre ha causado la sentencia judicial del Tribunal Constitucional del  impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocido popularmente como plusvalía. La sentencia discrepa sobre el cálculo de estimación que realizan los municipios para calcular el importe de pago, ya que no es real al mercado porque determina que siempre haya existido aumento en el valor de los terrenos  durante el periodo de la imposición, teniendo que replantear la modificación de la  base imponible declarando como inconstitucionalidad y nulidad de los art. 107.1 segundo párrafo, 107.2 a)  y 107.4. 

En diciembre del 2020 el Tribunal Supremo declara nula  la liquidación del impuesto municipal por considerar confiscatoria una cuota del tributo que absorbe completamente la riqueza gravable, es decir, que perdió dinero de la venta de la propiedad y era injusto pagar como si hubieras ganado beneficio por algo que has tenido pérdidas. Cada ayuntamiento lo aplica a su criterio, ya que unos simplemente con demostrar la escritura de venta con pérdidas lo aceptan y otros ayuntamientos más usureros tienen que demostrar las pérdidas tanto en escritura como en los valores catastrales de cuando compró y vendió. Esta última manera de valores le tocan normalmente que pagar a la mayoría, aun así, esta sentencia les causó a los ayuntamientos dejar de embolsar ingresos  en sus cuentas para los gastos municipales bastante considerables.

Ahora con la nueva sentencia, los ayuntamientos paralizan la notificación de liquidaciones del impuesto de plusvalía hasta que se reforme la norma, de hecho, la solicitud de autoliquidación debe presentarse y especificar en observaciones “ Base imponible inconstitucional” hasta que no salga una nueva ley  con el cambio del cálculo de la base imponible.

Mientras tanto, existe un vacío legal donde se especulará sobre el pago correspondiente del tributo municipal, pues no sabemos, si se podrá recurrir por  ser inconstitucional en esta laguna de tiempo entre la sentencia actual y la nueva ley que sacará el Gobierno para su modificación. Este varapalo para las arcas municipales rompe todas las estadísticas de ingresos de los que son una gran parte de su subsistencia. Por ello, se están dando toda la prisa posible para realizar la modificación y sacar la nueva ley lo antes posible, ya que no saben producir beneficios, sino gastar y malgastar, y no conocen otras maneras, sino de rascar los bolsillos de los contribuyente por un suelo pagado y más que pagado.