Sevilla se prepara para volver a sus Fiestas de Primavera

0
115

Las Fiestas de Primavera están a la vuelta de la esquina. Dos años después parece que los sevillanos podremos volver a disfrutar de estas fiestas tan importantes. En los últimos días da la sensación de que solo vemos noticias negativas que pueden afectar de manera directa a estos días, pero debemos confiar en que todo saldrá adelante.

La primera gran fiesta que nos depara es la Semana Santa. Hace tan solo un par de semanas los sevillanos pudieron disfrutar del traslado de la Esperanza de Triana. Fue un evento multitudinario. La gente está deseosa de salir a la calle y disfrutar de las procesiones, del olor a azahar y del ambiente primaveral de nuestra ciudad.

El Ayuntamiento pide prudencia para estos días. El alcalde, Antonio Muñoz, ruega que se haga uso de la mascarilla en estos días, especialmente en calles estrechas y donde haya aglomeraciones de personas. Desde las autoridades sanitarias también solicitan que se haga uso de la mascarilla (aunque nos encontremos al aire libre) porque se esperan aglomeraciones.  Desde la Consejería de Salud también piden prudencia ante la Covid en estas fechas. El consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, ha pedido en numerosas ocasiones que “seamos conscientes de que el coronavirus está con nosotros y que estamos todavía en pandemia», al tiempo que insta a vivir la Semana Santa precaución.

Desde el Ayuntamiento insisten en que se van a poner los recursos necesarios «para que disfrutemos con normalidad, y a la vez con prudencia, de la Semana Santa y la Feria y que exista la mayor organización del resto de eventos para una temporada que, además, es alta para el turismo en nuestra ciudad». En este sentido, el Plan Específico de Coordinación para la Semana Santa de 2022 no varía demasiado con el último antes de la llegada de la pandemia. Los bares (excepto algunas excepciones) no podrán permanecer abiertos más de la 1 de la madrugada y estará prohibida la venta de alcohol en la madrugada.

En cuanto a la Carrera Oficial; el Ayuntamiento ha ofertado más de 1.900 plazas y 244 plazas diarias en un palco y en sillas destinadas a persona con diversidad funcional y movilidad reducida. La feria de abril también está previsto que vuelva casi con normalidad este año.  El Ayuntamiento también ha adjudicado seis casetas que no han sido renovadas, dos de ellas para solicitudes con 29 años de antigüedad. La nueva adjudicación se realiza por antigüedad y proporcionalidad. Cinco de los seis módulos vacantes se han destinado a la categoría de privadas, tres módulos a la categoría de familiares, dos módulos a la de entidades y uno a la de casetas perdidas. En total, el número de solicitudes pendientes de adjudicación asciende a 1.186.

La semana de feria supone aproximadamente un impacto económico de 900 millones de euros, es decir, un 3% del PIB, en Semana Santa esa cifra puede alcanzar hasta más de 300 millones.  Y es que las Fiestas de Primavera cuentan con toda una industria a su alrededor: cererías, moda y costura, orfebrería, floristería, bordados, caseteros… Hay verdaderas profesiones en nuestra ciudad que prácticamente viven de estas semanas. Solo relacionadas con el mundo de la moda flamenca hay alrededor de 500 empresas en nuestra comunidad autónoma, teniendo mayor impacto en nuestra provincia.

Como dato, el coste de montaje y alquiler de una caseta en la feria de abril ronda los 6000 euros de media. Tras dos años sin feria, parte del personal que se dedicaba a este negocio ha tenido que buscar trabajo en otro sector. Esto ha sucedido en numerosos negocios y empresas, por lo que este año son muchos los empresarios y empresarias que están teniendo problemas para encontrar, dicen, personal para estas fiestas.

Sin lugar a dudas, la Feria de Abril es una de las fiestas más grandes no solo en nuestra ciudad, si no en todo el país. Se estima que solo en esta semana se distribuyen más de 600.000 botellas de manzanilla.

En cuanto a la ocupación hotelera, las previsiones son, de momento, muy positivas. El sector de hotelero y hostelero aguarda con ansia la llegada de estas semanas a la ciudad. Sin lugar a dudas, son las semanas grandes para los sevillanos y sevillanas y para los miles de turistas que se acercan a visitar, conocer y disfrutar nuestra ciudad. En concreto, el alcalde prevé una ocupación hotelera bastante alta sobre todo a partir del Jueves Santo.

En definitiva, las Fiestas de Primavera suponen un impacto económico que superan los 1000 millones de euros en la ciudad. Esto supone el 5% del PIB sevillano. Además, tras dos años sin fiestas por la pandemia, estas serán las fiestas más esperadas, tanto para los sectores que la trabajan como para las personas que la disfrutan. En cualquier caso, como indican desde las instituciones públicas y sanitarias: tengamos prudencia para poder vivir unas fiestas sin nuevas olas de contagios.