Ruta literaria por el centro de nuestra ciudad

0
88

Sevilla tiene un sinfín de rincones y propuestas culturales y gastronómicas para disfrutar de la ciudad y su provincia. Esta vez os proponemos un plan para combinar rincones preciosos de nuestra ciudad junto a la literatura, es decir, os proponemos una ruta literaria. En este sentido hay una gran cantidad de opciones y actividades para fusionar turismo y literatura. De entre todas ellas, en esta ocasión, hemos querido centrarnos en el centro de la ciudad.

Para comenzar nos desplazaremos hasta el Barrio de Santa Cruz, justo a la calle Jamerdana, donde nación el poeta José María Blanco White. Continuamos en esta zona hasta la calle Fabiola, donde se encuentra actualmente el Museo Bellver, donde nació el Cardenal de Wiseman, arzobispo de Westminster y escritor. Seguiremos hasta la calle Aire nº6. En esta casa nació Luis Cernuda en septiembre de 1902. De hecho podemos apreciar este nacimiento en una placa conmemorativa. Nuestro recorrido en el Barrio de Santa Cruz finalizará en el Callejón del Agua nº2, visitando la placa homenaje al escritor romántico Washington Irving.

Una vez que hemos visitado algunos rincones de unos de los barrios más emblemáticos de la ciudad, nos encaminamos hacia la zona más céntrica. Miguel de Cervantes menciona lugares como la Plaza de la Alfalfa o la calle Alcaicería en su obra Rinconete y Cortadillo. En la plaza del pan podemos apreciar uno de los muchos azulejos conmemorativos hacia la figura de Cervantes en nuestra ciudad. Este autor es uno de los mayores protagonistas de las rutas especializadas en nuestra ciudad, podemos encontrar numerosas rutas centradas en la obra y figura de Miguel de Cervantes. Si continuamos andando hasta la fachada de la Iglesia de la Anunciación (calle Laraña) veremos una placa que recuerda que Cervantes nombraría este lugar en su obra Coloquio de Escipión y Berganza, en esa época perteneciente a la compañía de Jesús.

El Panteón de los Sevillanos Ilustres se ubica en la misma calle Laraña. Se trata de otro lugar importante para la ciudad y desconocido para muchas personas. En este panteón reposan algunos de los más célebres sevillanos como Valeriano Bécquer, Fernán Caballero y Mateos Gagos o Gustavo Adolfo Bécquer. Se encuentra en la cripta de la Iglesia de la Anunciación, aunque se accede a través del patio de la Facultad de Bellas Artes.

Por otro lado, la estatua de Pedro I el Cruel, ubicada en la calle Cabeza del rey Don Pedro, inspiró a varias obras, algunas de ellas de Calderón y Lope de Vega, e incluso las óperas de Donizetti. Cerca de esta calle encontramos la casa donde nació Luis Cernuda, en la calle Acetres nº 6. No muy lejos, en la calle Rioja encontramos en el altar mayor de la Iglesia del Santo Ángel, el retablo mayor imágenes de los poetas de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

Podemos seguir hasta la zona del Museo hasta la Calle Fernán Caballero, donde se encuentra la casa donde falleció Cecilia Böhl de Faber en 1877. Para aquellos que no lo sepan, Fernán Caballero es el pseudónimo de la escritora Cecilia Böhl de Faber. Aunque nació en Suiza, esta escritora vivió en Sevilla la mayor parte de su vida. Muchos expertos aseguran que la obra de Cecilia Böhl de Faber ha sido clave en la narrativa hispánica. Tanto que es considerada como una de las impulsoras de la renovación de la novela española, que durante los siglos XVIII y primera del XIX parecía que perdía el brillo que tuvo en la Edad de Oro. Evidentemente, la visita al Museo de Bellas Artes de Sevilla es obligatoria en esta ruta. Allí se encuentran diferentes retratos de Bécquer, entre otros. Del mismo modo, en toda visita al museo podremos aprender y apreciar multitud de obras maravillosas que nos ayudarán a conectar directa o indirectamente con el mundo literario. Por ello, os animamos a visitar el museo cada vez que podáis.

Nuestro paseo continuará hasta la calle de San Pedro Mártir. Lugar donde nació el poeta Manuel Machado en 1874. En la avenida se puede contemplar un azulejo conmemorativo de su nacimiento. Además, allí también vivió Rafael de León. Muy cerca a esta calle, se encuentra la calle donde vivió la poeta Gertrudis Gómez de Avellana, en la calle Gravina nº9.

A menos de diez minutos nos toparemos con la calle Cardenal Espínola. En esa calle vivió y falleció el poeta poeta Rafael Laffón, de la generación del 27. A dos minutos se encuentra la calle Conde Barajas, lugar de nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer, junto a la Parroquia de San Lorenzo. Sobre este autor podemos encontrar tantos detalles en nuestra ciudad que lo propio sería realizar una ruta literaria especializada en él y su obra.

Si aún tenemos energía para continuar con nuestro paseo os recomendamos caminar hasta la calle Gerona nº 26, junto a la esquina Feijoo. Allí residió el poeta y Premio Nobel Juan Ramón Jiménez en 1896. De hecho, desde el año 2009, una placa recuerda su estancia en Sevilla.

Para ir finalizando podemos visitar el Palacio de las Dueñas, que se encuentra prácticamente al lado. En una de las viviendas de este lugar nació el poeta Antonio Machado. Momento que también podemos ver recogido en una placa que dice: “en este lugar conoció la luz, el huerto claro, la fuente y el limonero”. Además, el Palacio es un lugar único y hermoso que merece la pena su visita. Para concluir nuestro paseo podemos caminar unos metros hasta la Iglesia de San Juan de la Palma, en cuya capilla Bautismal se bautizaron los Hermanos Machado.