Rincones románticos para celebrar San Valentín en las ocho ciudades andaluzas

0
846

Febrero, mes del amor y mes de Andalucía, ¿te apetece celebrar San Valentín en algún lugar romántico de esta tierra? Aquí tienes algunas ideas para disfrutar de este día en cada ciudad andaluza. 

Almería

Una magnifica opción para compartir unas vistas bonitas en Almería es el Arrecife de las Sirenas. La historia cuenta que los marineros tras meses de navegación por las aguas del mediterráneo, exhaustos, confundían la silueta de las focas monje con sirenas varadas y tomando el sol en las rocas. De ahí su nombre. Es la formación natural más famosa del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar, un mirador donde se puede disfrutar de unas vistas sobre el mar mediterráneo únicas. El arrecife de las Sirenas es un conjunto de formaciones rocosas que emerge del mar de manera vertical, son los retales de una antigua chimenea volcánica. Lo que más llama la atención de este arrecife son las siluetas afiladas de los peñascos, que se originaron tras la cristalización del magma. Una vez admirada la panorámica del arrecife hay que seguir el camino descendente desde la zona del quiosco informativo hasta llegar a la primera playa desde donde obtener otra original imagen del arrecife a ras del agua.

Si te apetece probar comida artesana y atrevida, puedes ir con tu pareja al restaurante del chef Dani Muñoz, Travieso, cocina de autor elaborada a la vista basada en una cocina creativa con una gran presencia de producto y recetario tradicional almeriense. Travieso Restaurante te ofrece un espacio acogedor, con una excelente atención donde podrás dejarte seducir por sus platos.

Otro planazo en Almería es una visita al Balneario Sierra Alhamilla. La ladera de la Sierra Alhamilla, donde está ubicado el Hotel Balneario, es un espléndido mirador natural desde el cual se divisa un horizonte inmenso que se pierde en el mar. Parece que los fenicios ya estaban al corriente de la existencia de este manantial y que más tarde utilizaron los romanos, dejando como huella la estructura de las albercas las cuales aún se conservan. Después, los árabes hicieron uso regular de las aguas termales, manteniendo y mejorando los baños. En la actualidad es posible disfrutar del baño en las llamadas albercas que a pesar de los cambios que han podido experimentar a lo largo de la historia, están cimentadas sobre ruinas romanas y árabes, y constituyen uno de los máximos atractivos del Hotel Balneario.

Cádiz

Pasear por alguna de sus playas es un regalo para la vista. Un ejemplo de ello es la playa de Los Corrales. Esta playa es una de las más encantadoras de Rota, al ser de las menos concurridas por su ubicación y de las más bonitas en cuanto al entorno, pues la resguarda un pinar en el que puede hacerse senderismo mediante un sistema de pasarelas de madera. Se trata de una extensa superficie de grandes dunas cubiertas por un espeso bosque de pinos y eucaliptos. Además, cuenta con un área de picnic y su arenal es fino y dorado. Y como lugar romántico de Rota hay que destacar la conocida calle que se encuentra en el Paseo Marítimo de la Costilla llamada “Bésame en esta esquina” donde se puede hacer una bonita foto. 

Otra parada romántica en Cádiz puede ser el Parque Genovés, la zona donde se ubica la mayor zona verde del centro histórico. El parque conserva interesantes especies de diferentes orígenes, que lo transforman en un verdadero Jardín Botánico y alberga una serie de pequeños monumentos, entre los que destacan los realizados en honor a José Celestino Mutis y José María Permán, así como la famosa fuente de los Niños del Paraguas. Uno de los lugares más importantes del parque es La Gruta, un lago con una cascada donde conviven diferentes especies de aves.

Otra playa romántica por sus preciosas vistas es la famosa playa de La Caleta, refugiada entre dos castillos y las barcas balanceadas por la mar. Está situada en el centro histórico de la ciudad de Cádiz y aislada del resto de playas. Ha sido escenario de varias películas de cine. Sus atardeceres son espectaculares. 

Córdoba

La ciudad de Córdoba conserva un barrio judío, emplazado en el casco histórico, que forma parte de la zona designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año 1994. El barrio de La Judería, encajado entre la Puerta de Almodóvar, la Mezquita-Catedral y el Palacio Episcopal. En un tupido entramado de calles de trazado islámico que refleja los usos y costumbres de una de las comunidades judías más importantes de la península ibérica. Todo el que viaje a Córdoba debería pasear por sus estrechas calles, asomarse a sus patios y sentarse en sus plazas.

Ubicada en la Calle Velázquez Bosco, antigua Calle De las Comedias, junto a la Casa Árabe, la Calleja de las Flores y próxima a la Mezquita-Catedral de Córdoba, en pleno barrio de la Judería de Córdoba, se encuentra la Gastrotaberna La Albahaca.  La casa-patio en la que se encuentra emplazada, recrea la estructura tradicional de estas edificaciones propias de Córdoba, con un pequeño pozo y toques florales en su patio interior donde podrá disfrutar de su cocina. De la mano de su Chef, Julián Polo, La Albahaca pretende trasladar al comensal los sabores tradicionales de la cocina cordobesa, así como propuestas actualizadas.

Un lugar de ensueño es El Alcázar de los Reyes Cristianos, fortaleza y palacio de sólidos muros que encierra en su interior gran parte de la evolución arquitectónica de Córdoba. El visitante que por primera vez vislumbra esta fortaleza se sorprende ante una construcción casi rectangular con extensos muros de sillares pétreos y cuatro torres que perfilan los ángulos. Dentro, las distintas dependencias se articulan en torno a patios con exóticas y bellas flores, hierbas aromáticas y frondosos árboles. Las estancias y corredores se cierran con cúpulas góticas de piedra. En una de las galerías de acceso se exhibe un sarcófago pagano del primer cuarto del siglo III. Resalta, de todas las salas una pequeña capilla barroca: el Salón de los Mosaicos, en la que se exponen piezas romanas de este tipo procedentes del subsuelo de la Corredera. Bajo esta estancia se encuentran los baños de inspiración árabe. De los dos patios, el Mudéjar llama la atención por su belleza. Los extensos jardines que cierran el conjunto dan muestra de la monumentalidad y esplendor de este Alcázar cordobés.

Granada

Tanto para los turistas que visitan cada año Granada como para los propios granadinos, la Carrera del Darro es una de las zonas más bonitas de la ciudad. El caudal del río es reducido en este tramo, lo que provoca la aparición de matorrales bajos y arbustos. Además, la Carrera del Darro alberga edificios del siglo XVI, pequeños conventos, casas de estilo árabe y atractivos turísticos como El Bañuelo o la Iglesia de Santa Ana. 

Un espectáculo para la vista es el mirador de San Nicolás. La belleza de este mirador es innegable: la Alhambra y el Generalife frente a frente, la ciudad a sus pies y Sierra Nevada detrás. El encanto de su entorno, en pleno barrio del Albaycín, con sus calles empedradas, sus aljibes, sus bares de tapas y sus gentes, añade sabor a la estampa. La Iglesia de San Nicolás, construida en 1525 sobre una mezquita como muchas otras iglesias de Granada, da nombre a la plaza y al mirador.

Y para una escapada romántica a la nieve está el Balcón de las Nieves, en el Parque Nacional de Sierra Nevada, a 1.250 metros de altitud, que cuenta con unas vistas espectaculares de la monumental Granada. El hotel ofrece una manera de conocer la ciudad sin renunciar al descanso, la paz, el confort, la magia y la hospitalidad. El lugar es ideal para estancias durante la temporada de esquí, ya que alberga un acogedor salón con chimenea. Este establecimiento es único y está rodeado de bosques de pinos con diversas sendas para caminar.

Huelva

Para los amantes de la naturaleza una ruta a caballo privada por Doñana es una experiencia inolvidable. El paisaje es diferente a casi todo lo que hayas visto antes: dunas de arenas finas anaranjadas fijadas por una vegetación litoral de increíbles formas, adaptadas a los continuados vientos de poniente y al ambiente salino. Disfrutarás de un magnífico paisaje con el Parque Nacional al fondo y su increíble extensión que queda patente al observarlo desde lo alto, y de las vistas del Océano Atlántico, que baña casi 60 Km de playas vírgenes. 

En Huelva no puede faltar una cita gastronómica, el restaurante Las Dunas en Mazagón es uno de los más emblemáticos de la costa onubense. Desde 1965 ofreciendo sus servicios con una carta actualizada a diario sin faltar los clásicos de la casa. Pescados, mariscos y chacina frente al mar.

Un plan diferente en Huelva es la Sierra de Aracena, el hotel Barceló Aracena tiene unas vistas impresionantes. Habitaciones con chimenea en un lugar de ensueño. Y muy cerca del hotel se encuentran, a tan solo 15 minutos, la Gruta de las Maravillas. La gran extensión de sus lagos, la abundancia y variedad de formaciones, y la longitud de su desarrollo hacen de este complejo subterráneo un conjunto de gran belleza y vistosidad. 

Jaén

La Reserva Starlight de la Sierra Sur de Jaén conserva un patrimonio natural fuera de lo común, y su gran tesoro es su magnífico cielo nocturno. Un equipo de expertos ha delimitado las mejores zonas de observación, lugares donde la contaminación lumínica no es capaz de llegar y el cielo aún conserva su oscuridad natural que en tantos sitios ha desaparecido. En la Sierra Sur de Jaén podrás disfrutar de un cielo increíblemente estrellado, noches despejadas y magníficas instalaciones. Los municipios jiennenses de Alcalá la Real, Alcaudete, Castillo de Locubín, Frailes, Fuensanta de Martos, Martos, Valdepeñas de Jaén, Jamilena, Torredelcampo y Los Villares pasan a formar parte del selecto y exclusivo grupo de destinos Starlight del mundo que cuentan con los mencionados reconocimientos.

A escasos kilómetros del Parque Natural de Despeñaperros, en las inmediaciones del municipio de Aldeaquemada, se encuentra el Paraje Natural Cascada de la Cimbarra. Se trata de un pintoresco lugar de relieve abrupto donde el encajonamiento del río Guarrizas forma una sucesión de cascadas. La más bella y espectacular es la Cimbarra, nombre con el que los lugareños denominan a los saltos de agua.

Otro bonito lugar para visitar en Jaén es El Castillo de La Iruela. Este castillo, declarado Monumento Histórico en 1985, se encuentra colgado en una peña sobre el mismo pueblo, destacando su torre del homenaje. En él se han establecido tres etapas distintas de construcción, desde los templarios medievales, hasta los castellanos y nobles del XVI. 

Málaga

En Málaga se encuentra uno de los pueblos más bonitos de España, Frigiliana. En la actualidad el Casco Histórico de Frigiliana ha sido declarado como Conjunto Histórico Artístico, y es el verdadero símbolo representativo del pueblo. Las casas del Barribarto son un claro ejemplo de la arquitectura popular que es base del caserío actual, con alturas adaptadas al terreno, yuxtaposición como conjunto, sencillez exterior, estructuras de crujías, etc. No hay un trazado urbano premeditado, sino grandes manzanas comunicadas por calles en recodo.

Otro bonito lugar para visitar en Málaga es el Jardín Botánico-Historico de la Concepción. La Finca de la Concepción es uno de los jardines tropicales y subtropicales más hermosos e importantes de España y uno de los más apreciados de Europa y fue declarado jardín histórico-artístico en 1943. Situado en la ladera de una pequeña montaña y con un diseño paisajista, se suceden las cascadas, riachuelos, fuentes, escalinatas, invernaderos, grandes árboles y ancianas palmeras, estas últimas constituyen una de las colecciones mejores existentes en Europa.

Para paseo romántico, el parque de Málaga. La superficie total es de más de 30.000 metros cuadrados, si se unen la rosaleda rodeada de naranjos y de cipreses, junto a la Casa Consistorial y los llamados Jardines de Puerta Oscura. El visitante podrá disfrutar de sus numerosas fuentes y monumentos. Su cercanía con el “Palmeral de las Sorpresas”, lo sitúa en un lugar emblemático, además de ser clasificado como uno de los mejores jardines subtropicales abiertos de Europa.

Sevilla

Dar un paseo por la Calle Betis, cruzar el Puente de Triana, merendar unos churros con chocolate y ver atardecer en el rio Guadalquivir puede ser un plan muy romántico en Sevilla.

Si de un lugar romántico se trata hay que hablar del Parque de María Luisa, referente nacional e internacional que constituye un verdadero pulmón verde para la ciudad. Sus monumentos, edificios y glorietas, sus fuentes y estanques y su carácter romántico contrastan con un entorno rodeado de modernidad y vanguardia. Para terminar el paseo romántico en este parque está el lago dentro de la Plaza de España donde podrás dar un pequeño paseo en barca. La Plaza de España de Sevilla es uno de los escenarios arquitectónicos más impresionantes de Europa.

Si quieres sorprender a tu pareja, una magnifica opción es el hotel EME Catedral Mercer, situado en el mítico Barrio de Santa Cruz, barrio judío medieval de calles estrechas y plazas con olor a naranjos, testigo del amor entre don Juan Tenorio y doña Inés. Un enclave privilegiado que alberga el conjunto monumental Patrimonio de la Humanidad conformado por la Catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias. El lugar ideal para perderse en el corazón de Sevilla, descubrir y compartir. La azotea del EME Catedral Mercer es un exclusivo mirador de la ciudad donde puedes disfrutar a cielo abierto de una panorámica de excepción.