Reputación online y no desaparecer en el intento

0
126
Manuel Rodriguez
Manuel Rodríguez

Las empresas cada vez están más presentes en internet y en las redes sociales. Antes de existir este medio, se hablaba mucho de reputación y confianza. Pero estos términos se han adaptado, precisamente, al mundo cibernético y hoy las  compañías se preocupan mucho en cuidar su reputación online. 

Pero, ¿qué es exactamente?

La reputación online es el conjunto de elementos  que componen el prestigio o la marca de una compañía en internet y redes sociales. Pero ¿quién crea esa reputación? Pues, los usuarios, por ello son los principales actores a la hora de confeccionarla. De ahí la importancia de cuidar a estos ciberusuarios. 

Existen millones de webs y de perfiles, pero, al final, siempre vamos a la búsqueda de aquellos que nos generan confianza. 

Una población muy formada en nuevas tecnologías antes de probar un producto o acudir a una empresa busca su ‘reputación online’. Es decir, evalúa comentarios, estadísticas y otros aspectos destacados. 

Precisamente, un sitio web con una reputación online óptima no sólo genera confianza, sino que aumenta el tráfico, el posicionamiento y la opinión favorable de los usuarios. Si dejamos que los comentarios negativos hablen por nuestro negocio, tenemos un problema, ya que en la actualidad, una empresa requiere una buena reputación online 

Por ello, os vamos a proporcionar algunos consejos para que tengáis en cuenta esa reputación y cómo mejorarla. 

1. Si hay algo que buscan los internautas es transparencia. Pero es más, si fallas en este aspecto, los usuarios no sólo te darán la espalda, sino que pueden hacer que consigas muy malos resultados. Por ello, busca la transparencia, muestra tus datos, tus objetivos y todo ello redundará en una opinión positiva. 

Y es que la transparencia ayuda a que los usuarios tengan una buena relación de confianza con tu empresa o marca.

2. Interactúa con tus clientes.  Los usuarios, sobre todo de redes sociales, quieren participar, de hecho estos medios invitan a ello. El dejar abierta la posibilidad de mensajes puede provocar inquietud ante los comentarios negativos. Pero  si te escondes o no eres accesible, no conseguirás fidelizar y, como hemos indicado, en internet es algo vital. Consigue que los clientes establezcan una conexión con tu marca a través de sugerencias, responder a sus cuestiones y dudas. Y si hay comentarios negativos establecer un protocolo de respuestas eficaz. 

3. Una respuesta rápida y eficaz en comentarios tanto de tu web como de las redes. Si tu feed back es útil, no haces esperar y respondes adecuadamente, conseguirás grandes resultados. Los usuarios en redes quieren su protagonismo, se tienen que sentir únicos, por ello, no los hagas esperar, ni lo trates inadecuadamente. 

4. El trato con el cliente es esencial. No descuides ningún aspecto y gánate su confianza en todo el proceso de compra, incluso en la postventa. Este último es, quizás, el más importante y el que te garantiza ese grado óptimo de reputación. 

5. Sé empático. Averigua el porqué de los comentarios negativos. Si te pones en su lugar, podrás encontrar fallos, aspectos a pulir o cosas para mejorar en tu sistema, tu plataforma o persona. No le tengas miedo a dichas opiniones, ya que si tienes una buena estrategia de comunicación, podrás desactivarlas o aprender de ellas. 

Como ves, conseguir una buena reputación online no es tarea difícil, aunque sí que exige compromiso y tiempo. Por ello, rodéate de los mejores para mantener esa reputación.