Radiografía del trabajador del futuro

0
224

En 2035 la mayoría de la fuerza laboral trabajará por proyectos, de manera autónoma y no por cuenta ajena

El panorama laboral ha dado un giro de 180 grados desde hace más de 18 meses. Numerosas empresas y empleados han visto, en el mejor de sus casos, cómo su negocio y operativa diaria se aceleraba avanzando hacia un proceso de cambio al paradigma digital. Reinventarse ha sido vital para las empresas. Y está realidad ha traído un cambio en los modelos laborales. 

Las compañías ExOs y los famosos “unicornios” tienen un atributo común para conseguir un crecimiento exponencial: sus equipos no son numerosos y para la consecución de sus objetivos ha sido fundamental el papel de colaborar con equipos freelance. Trabajar con equipos on demand o freelance se ha convertido en palanca para escalar y crecer negocios. 

Disponer de equipos freelance profesionales permite a las compañías apostar por la innovación y la superespecialización, no tanto como sustitutos de los asalariados de una empresa, sino más bien buscando lograr una fuerza laboral híbrida que les permita crecer y escalar de manera ágil a corto plazo, y a futuro generar mayores beneficios. 

El equipo core se encarga de las tareas “rutinarias” que mantienen vivo al negocio. Mientras que el equipo freelance les permite innovar y desarrollar proyectos estratégicos gracias a su superespecialización y conocimiento técnico. 

¿Cómo son estos trabajadores del futuro, es decir, de hoy? 

Según un estudio realizado por Shakers a su red de más de 2500 trabajadores freelance, el 95% valora como de alineado se siente con el proyecto antes de trabajar en él. De este porcentaje, el 72% confirma que no trabajaría en un proyecto que no encaje en sus valores. 

– La mayoría de perfiles freelance tienen una remuneración superior al salario medio en una empresa por el mismo puesto. Pueden llegar a percibir un 50% más de lo que percibirían trabajando por cuenta ajena. 

– El 84% estaría dispuesto a trabajar con empresas más grandes si estas trabajasen con profesionales freelance. Héctor Mata, uno de los fundadores de Shakers, comenta que su plataforma precisamente habilita un entorno de trabajo colaborativo que acerca a profesionales freelance y grandes empresas y consultoras internacionales. 

– Valoran la movilidad geográfica y, de media, pasan al menos un mes fuera de su localidad habitual de residencia trabajando.

– La mayoría tienen experiencia previa en empresas, con una media de 5 años. Emprenden su aventura profesional en solitario habiendo probado lo que es el trabajo por cuenta ajena. “Dentro de nuestra red de profesionales freelancers muchos vienen de ex-consultoría o de tech startups como Cabify o McKinsey” comenta Héctor de Shakers. 

– Los perfiles más repetidos trabajan los sectores de diseño y creatividad (diseñadores UX/UI, gráficos), marketing digital (growth hackers, especialistas paid media, CRM, SEO, SEM, community manager), desarrolladores web y profesionales del Data (programadores back, front, full stack, data analyst, consultoría digital, project management, tecnologías inmersivas (AR, VR, XR), comunicación y consultoría de negocio, entre otros. 

– La conciliación es una preocupación para muchos. Mujeres y hombres con hijos en edades tempranas, fanáticos deportistas o emprendedores noveles encuentran en este modelo laboral una forma de trabajar qué les permite compaginar y conciliar su vida personal o hobbies con su profesión. 

– Crece la preferencia por las ciudades medianas como lugar de residencia. Aunque Madrid y Barcelona siguen siendo el foco de concentración de profesionales digitales, desde la pandemia han tomado mayor relevancia ciudades medianas con buen clima y precio medio como Málaga, Valencia o Sevilla, qué están recibiendo a cada vez más nómadas digitales. También en las islas Canarias o Ibiza. 

– El 92% de los profesionales autónomos se siente satisfecho con su trabajo y con el impacto que tiene. Típicamente trabajan en proyectos que consideran que tienen un impacto positivo, pudiendo elegir los proyectos con los que se involucran. 

– A la hora de conseguir los proyectos, estos se valen de las recomendaciones de otros clientes o los obtienen gracias a su pertenencia o afiliación a una comunidad. Un 95% cree que es útil formar parte de una comunidad. En este sentido, Shakers es una de las plataformas que más ha crecido su red de freelance y empresas. 

– Entre los problemas más repetidos está la falta de estabilidad. De media los proyectos freelance duran entre 3 y 6 meses, y aunque el índice de recurrencia es alto, no está asegurado. La captación de nuevos clientes puede quitar tiempo ejecutor y los pagos pueden ser irregulares. 

Shakers es una solución para estos problemas y una fuente de trabajo para este creciente número de freelancers: su algoritmo pone en contacto a grandes empresas con proyectos donde necesitan apoyo técnico y especializado con trabajadores autónomos qué pueden aportar ese conocimiento de manera ágil. Shakers además es un aliado frente al impago, ya que asegura los pagos de todos los proyectos acordados por la plataforma.