Qué es y cuáles son las ventajas de la transformación digital de las empresas

“Es el proceso por el cual las empresas organizan sus métodos de trabajo y estragias, para obtener más beneficios, gracias a la implementación de las nuevas tecnologías.”

0
98
Qué es y cuáles son las ventajas de la transformación digital de las empresas.
Qué es y cuáles son las ventajas de la transformación digital de las empresas.
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO - Expertos en tecnologías web.
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

Hoy día, el término “transformación digital”, es un concepto que en ámbito empresarial nos resulta bastante familiar, pero la realidad es que si pedimos a un empresario que nos lo explique pormenorizadamente, observamos que son pocos los que son capaces de contarnos detalladamente qué es, qué procesos conlleva y qué ventajas podemos obtener si aplicamos un plan específico en nuestra empresa, constatando que en efecto, existe un gran desconocimiento alrededor del verdadero significado del concepto y de los procedimientos que se precisan para obtenerlo.

Así que lo mejor, será que comencemos por definir el concepto en sí, y si bien no hay una única definición, en mi opinión, una buena sería la siguiente: la transformación digital es el proceso por el cual las empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias, para obtener más beneficios, gracias a la implementación de las nuevas tecnologías, es decir, la transformación digital como concepto real, no consiste como piensan muchos en disponer de una web, de servicio de correo electrónico, de un blog o en tener perfiles de redes sociales. Es un concepto mucho más global e integrador, que conlleva una transformación vertical y horizontal de la empresa, a través de un plan de innovación empresarial, basado en las nuevas tecnologías y que nos permita automatizar procesos, maximizar la eficiencia, minimizar costes y aumentar nuestra competitividad.

La globalización y la vertiginosa evolución tecnológica, ha conducido a que numerosas empresas no consigan mantener el ritmo y se vean superadas por la falta de competitividad.

A pesar de que en España sean muchas las empresas que han iniciado el camino hacia la digitalización de sus empresas, la realidad es que la mayoría de las Pymes españolas se encuentran aún en un punto muy prematuro del proceso.

Las razones de esta falta de digitalización empresarial en España, son muy variadas, pero podemos destacar la falta de conocimiento del concepto en sí, el miedo “al cambio” por parte de los directivos, falta de presupuesto, o la ausencia de profesionales en el ámbito digital dentro de la empresa.

Llegado a este punto, y a pesar de las dificultades para poner en marcha un plan de transformación digital para la empresa, es fundamental remarcar la importancia de llevar a cabo este proceso cuanto antes, ya que una organización transformada digitalmente, adquiere unos beneficios cuantiosos; entre los que podemos destacar: una mejora de la relación y comunicación con el cliente, generación de nuevas oportunidades de negocio, aumento de la especialización del personal de la empresa, reducción de costes, mejora de la competitividad y aumento sustancial de la estabilidad y horizonte vital de la empresa.

Una vez analizado el concepto de transformación digital, sus ventajas y sus requisitos de implantación, terminaremos comentando someramente, qué debemos hacer y mantener presente en pro de un proceso de transformación digital en nuestra empresa.

Debemos ser conscientes de que al ser un proceso disruptivo en lo que respecta al modelo tradicional de negocio, su implantación y planificación deberá estar orientada al ritmo y capacidad de cada empresa, adaptándose a todos sus departamentos y personal, lo que le permita asumir este proceso sin que se adquieran tintes traumáticos.

Este proceso, en caso de hacerse de forma interna, debe ser liderado por una persona formada y capacitada digitalmente, que establezca los hitos en tiempo y forma, que comunique al resto del equipo la planificación, consecuencias del proceso y responsabilidades dentro del mismo, que establezca el grado de madurez digital inicial y final del proceso, y que por supuesto, cuente con el firme compromiso del equipo directivo.