¿Qué es un asesor inmobiliario y cuáles son sus funciones?

0
130
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit

Un asesor inmobiliario se encarga de encontrar todas las soluciones de cada sector disponibles para cumplir las expectativas de los compradores. Para esto se construye el primer catálogo, el cual debe de solventar rápidamente las necesidades.

Una vez con una gran disponibilidad inventariada, el asesor se encarga de encontrar los mercados más productivos para sacarle provecho a las propiedades encontradas, para esto debe determinar las probabilidades de negocios y los tipos, pues hay inmuebles que son dados en venta, mientras que hay otros que son puestos en condiciones de alquiler, por lo que es pertinente tener en claro cuál condición beneficia a cada sector de la sociedad para así lograr una rápida tramitación de la venta.

Las funciones de un asesor inmobiliario:

Captar inmuebles en cartera, localizar propiedades ofreciendo un servicio a cambio para su proceso de venta o alquiler.

Asesorar al propietario en la valoración del inmueble.

Recopilar toda la información de inmuebles y solicitar los documentos necesarios para la transacción  del mismo.

Armar un paquete de promoción y venta del inmueble.

Promocionar los inmuebles que tiene en cartera.

Atender, orientar, calificar y registrar a Compradores potenciales.

Mediar en las negociaciones entre vendedores y compradores.

Acercar a ambas partes a los profesionales que ayudan a completar la operación.

Orientar a vendedores y a compradores para lograr el cierre de la negociación.

Preparar y acompañar a ambas partes hasta la venta del inmueble.

El asesor inmobiliario suele tener una zona determinada de trabajo donde recoge la información de vendedores, para incluirlo en la gestión de su cartera, y compradores que solicitan sus servicios para localizar e informar una compra de activo. 

El trabajo de zona viene a ser desarrollado por el «Puerta a Puerta’’ o la relación vecinal, de los  cuales creas  informadores.

La constancia en una zona de trabajo facilita la relación con los vecinos convirtiendo al asesor en « el inmobiliario del barrio´´. 

Cuando te conviertes en el inmobiliario del barrio facilita el trabajo del asesor. Esto requiere tiempo y profesionalidad.

Cuando ya tiene localizada una venta el asesor  concreta una reunión con el/los vendedor/es y se ofrece los servicios inmobiliarios para tenerla en Cartera. Esta  adquisición  requiere de un proceso de negociación realizado previamente con una visita a la propiedad, la cual el asesor inmobiliario orienta mediante su profesionalidad la gestión más productiva para su venta.  Es importante en su proceso de negociación observar inquietudes y sobre todo la necesidad del cliente.

Las herramientas del asesor:

CARPETA o TABLET, debe disponer de los documentos necesarios para la exposición de servicios, contratos y otros documentos que faciliten información sobre el sector de trabajo.

CÁMARA DE FOTOS, es muy importante unas fotografías con buenos ángulos y claridad en su imagen para ser más atractiva para los ojos de los compradores. 

Tarjetas, bolígrafos y tener un aspecto saludable.

Otro proceso de asesor, una vez dispuesta la cartera es la visita con el cliente comprador de una o varias propiedades.

Las visitas a los inmuebles  requieren de varios factores para su procedimiento:

Contactar con el cliente interesado, para saber la necesidad del cliente ofreciéndole el inmueble con las características más comunes.

Confirmar la visita con el propietario, a no ser que se disponga de llaves en las instalaciones.

Hora, se fija una hora de reunión para la visita de la finca adaptada al cliente y el asesor.

Lugar, concretar con el cliente en la oficina para conocer o atenderles en las instalaciones y luego salir a ver la/s vivienda/s, a no ser que por otros motivos  no pueda ser.

Visitar la propiedad, acompañado del  asesor para conocer todas las características del inmueble, un buen profesional le informará de los vicios ocultos.

Parte de Visita, en este documento recoge y protege legalmente el trabajo del asesor, firmando un documento vinculado a la empresa y guarda la opinión e interés del cliente.

Cierre de visita, al finalizar la visita del inmueble  el asesor debe concretar en  enseñarle más propiedades o un cierre de contrato.