¿Por qué es mejor ahora comprar que alquilar?

0
221
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit
Por Antonio Manuel Álvarez, Director Gerente de Grupo Vivit

No todos pueden optar a  tener viabilidad para comprar una vivienda a corto plazo, o simplemente piensan que no pueden por motivos de estabilidad laboral, falta económica de aportación para la adquisición de una vivienda o no interesa porque prefieren experimentar la convivencia de pareja primeriza, etc.

Sin embargo, hay muchos clientes potenciales que no deciden dar el paso en buscar su hogar por desconocimiento y anulación de sus propias capacidades, ya que piensan que no pueden comprar o no le dan el dinero las entidades bancarias. Hay un caso común, cuando se acerca el cliente comprador a su propio banco y no le dan el préstamos por varios inconvenientes, dejando nula la posibilidad de abrir solicitudes con otras entidades, que sí le interesaría su perfil económico. 

Esto es un error del cliente que, conlleva una impotencia personal de «querer y no poder´´ . Todas las dudas sobre la viabilidad económica financiera que serían solventadas con un asesoramiento financiero de profesionales. Como podría ser el departamento financiero de Grupo Vivit, que estudia las posibilidades según la necesidad del cliente, buscando vías de soluciones siempre que no se exceda de su ratio de endeudamiento, es decir, la capacidad máxima de endeudarse según la solvencia económica.  Ésta suele rondar en el 35% del sueldo líquido, en el que se tiene que tener presente todos los préstamos concedidos, como los préstamos personales,  ya que conlleva una reducción de la capacidad económica.

Después de ser estudiada la viabilidad y poder aclarar las posibilidades para comprar una vivienda , el comprador puede decidir entre elegir comprar o alquilar ¿Y cuál sería la mejor opción?  

Hay muchos factores que inclinan al interesado en alquilar, como bien he citado en el primer párrafo, pero la situación del mercado inmobiliario incita a plantearse en comprar, ya que la letra hipotecaria suele estar por debajo o prácticamente igual que una renta de alquiler, con la diferencia que la propiedad te da el beneplácito de hacer y deshacer, en adaptar la vivienda a su gusto y, lo más importante, en ser una inversión de futuro.

En España se prefiere ser propietario, una tendencia que nos marca desde nuestros abuelos « tener un trocito de tierra´´,  mientras que en otros países colindantes se estila el alquiler, siendo inviable la compra.

Yo tuve una anécdota de ver al tío de mi padre que tenía 75 años con plenas facultades que vivía de renta antigua, el cual los propietarios dejaron el edificio en estado inhabitable para obligar indirectamente a que sus inquilinos  se fueran voluntariamente. Al tener que mudarse, los precios de alquiler del mercado, prácticamente, era gran parte de  la pensión. Casi no cubría para pagar. Esto me hizo pensar en querer mi propiedad y no tener que estar a la vejez dando tumbos de «prestado´´, teniendo que pagar toda mi vida por tener un hogar.