Nueva realidad, nueva forma de comunicar

0
264
Manuel Rodriguez
Manuel Rodriguez

Cumplimos dos meses en la que nuestra vida cotidiana ha dado un giro de 180 grados. Ha afectado a todo, incluso a nuestro modo de trabajar. Nos hemos tenido que adaptar a la nueva realidad, nuestro modo de trabajar, también, ya que hemos cultivado el ‘teletrabajo’. Pero muchas empresas han comprobado que no estaban preparadas y adaptadas a estos cambios. Es más, ni la empresa en sí tiene las herramientas necesarias para el marketing digital.  

La covid-19 nos ha hecho plantearnos muchas cosas, desde el punto de vista empresarial y del marketing es que lo digital es imprescindible. Ya veníamos advirtiendo desde hace tiempo, en estas páginas, que era necesario dar el salto al marketing digital, por sus enormes ventajas y por muchas otras razones. Pero la pandemia ha traído consigo muchos cambios que no sólo ha acelerado el proceso, sino que a puesto en jaque a muchas compañías. 

Sin duda el principal cambio ha sido el aumento del consumo de internet. El confinamiento ha impedido acudir a la tienda o la oficina. Muchos han tenido que cerrar, pero otros, que estaban preparados, han podido continuar su actividad, gracias a su web, sistema de correos o redes sociales.   

Analizando los datos, vemos que durante las primeras semanas del confinamiento. Twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn crecieron un 55%. No obstante, en Italia fue el 30%, en Alemania el 11%, en el Reino Unido el 18% y en Francia el 14%. Más datos, Adobe Analytics apunta que el tráfico procedente de estas redes ha superado el  46% en comparación con el mes anterior. Por otro lado,  Netflix aumentó su consumo en un 16%, mientras que Youtube lo hizo en un 15.3%.

El uso del móvil ha sido la otra punta de lanza. Smartme Analytics ha recogido que  el uso del teléfono móvil se ha incrementado un 38,3%. Algo que siempre vengo reivindicando y es que el móvil es ya el presente y un elemento que no están aprovechando las empresas en sus estrategias de marketing online. 

Podría estar aportando muchos datos, pero el más importante es el que comentaba al principio, quién tuviera una web durante los días más duros de la cuarentena, podía seguir con su actividad. 

Si hay alguno aún que tiene dudas, me gustaría resaltar los beneficios del marketing digital. 

– Mercado:  Sin duda la gran ventaja es el mercado que se nos abre, prácticamente todo el mundo. 

– Segmentación: Ya no es necesario adivinar dónde está tu cliente. Gracias a las herramientas de las redes y de la red, puedes saberlo gracias a la enorme segmentación de la misma. Saber qué red social usar, a qué público dirigirte, etc. 

– Medición: Lo anterior puedes hacerlo gracias a esta característica. En Redes Sociales todo es medible por lo que obtienes resultados instantáneos, pudiendo incluso cambiar tu estrategia al unísono. 

– Horario: Una red bien estructurada puede estar abierta las 24 horas y sin necesidad de estar ‘presente’ ya que con los bots y otras herramientas se puede automatizar muchos procesos. 

– Menor inversión, mayor beneficio: Al contrario de lo que se pueda pensar, la inversión en marketing digital es mucho menor si lo comparamos con la off line. Por unos pocos centenares de euros puedes estar en los primeros puestos de Google o llegar decenas de miles de personas en Facebook. 

– Feed Back: La interactividad es la gran aliada de las redes. Puedes conocer lo que necesita un cliente, hablar directamente o preguntarle por sus gustos. Con la publicidad clásica, era casi imposible. 

Sin embargo, es necesario que te hagas con un gran equipo de marketing, puesto que conocer los entresijos de las redes, saber interpretar los datos o una buena redacción sólo lo sabes hacer los profesionales, huye del ‘cuñadismo’, porque, entonces, sí que te puede salir cara la inversión.