¡Nos vamos de tapas!

0
234

El próximo 17 de junio se celebra el Día Mundial de la Tapa. En la cultura española el irse de tapa, es no solo salir a comer, sino a disfrutar de un buen rato con familiares y amigos. Desde la Asociación Saborea España se promociona este día desde hace ya diez años. Los hosteleros pueden hacer diferentes promociones en torno a la tapa que tendrá un máximo de duración desde el 17 de junio hasta el 17 de julio

Diez son los años que se lleva celebrando el Día Mundial de la Tapa. Concretamente, este año toca el 17 de junio, pues se lleva a cabo, todos los años, el tercer jueves de junio. Y es que, en nuestra cultura, el “irse de tapas” es más que salir a comer. El irse de tapas es hacer una ruta con la familia o amigos, por una serie de bares donde se degustan unos aperitivos a los que le acompaña una bebida.

Y, entre tapa y tapa, la gente charla, bromean, cuentan historias o incluso se cierran muchos negocios. La tapa en España está considerada como un icono de nuestra gastronomía. Es verdad que, en cada región las tapas son diferentes y cada una tiene su tapa típica. 

Aunque, siempre están las típicas tapas como la tortilla de patatas, la ensaladilla rusa, los caracoles, entre un largo etc., hay muchos bares que están innovando en esto de la tapa y están introduciendo el diseño, donde se mezcla la originalidad de la presentación con los sabores más típicos de nuestra tierra. 

Pero, ¿de dónde proviene la tapa?

Según se cuenta que, fue el Rey Alfonso X “El Sabio” quien dispuso que no sirviera en ningún mesón, ninguna bebida si ésta no era acompañada por algo de comida. Quería evitar que la bebida se subiera pronto a la cabeza. El origen del nombre viene dado, porque en la jarra donde se servía la bebida, venía tapada por un poco de comida, tipo cuña de queso, rodaja de embutido o loncha de jamón. Con eso evitaba que algún insecto volador, cayese sobre la bebida. De ahí, la “tapa”.

Tanto cala en nuestra cultura la tapa que desde la Asociación Saborea España, promovió que un día en el año se le diera tal reconocimiento. Desde entonces, se organizan una serie de actividades en torno a ella, donde Hostelería De España también participa de este evento.

En esta edición, Saborea España propone a los participantes que el evento debe de empezar el 17 de junio y se puede extender hasta el 17 de julio. Durante ese mes de duración, donde cada hostelero puede poner el tiempo que estime oportuno, pueden hacer una serie de actividades en su negocio para promocionar la tapa como algo típico de nuestra cultura. 

Entre estas actividades, desde Saborea España, sugieren algunas, como un concurso de sus propias tapas entre sus clientes, la degustación de una tapa especial, un maridaje de tapa más bebida. poner como menú del día la degustación de varias tapas.

Aunque ya tenga fecha en el calendario, hay otras asociaciones empresariales, que organizan entre sus asociados a lo largo del año, Rutas de Tapas. Este es el caso, por ejemplo, de la asociación empresarial de Espartinas ASEDES, quienes tienen previsto celebrar su V edición del 15 de octubre al 15 de noviembre, presentando como novedad una tapa para mascotas y música en directo durante todo ese mes.  

Ya centrándonos un poco más en las tapas sevillanas, entre las más populares, se encuentran espinacas con garbanzos, pavías de bacalao, punta de solomillo, pescaito frito, croquetas de puchero, caracoles y cabrillas o los típicos montaditos. 

PYMES Magazine ha preguntado a sus seguidores qué tapa es la que mejor han comido en Sevilla. En muchas de las respuestas recibidas hay muchas personas que se decantan por los montaditos, como los de carne mechá en El Tremendo, el de pringá en Las Columnas, el Piripi de la Bodega de Antonio Romero. No ha faltado el adobo de Blanco Cerrillo, las Espinacas con Garbanzo en El Rinconcillo, las Papas Sevillanas de la Bodega o las Croquetas de Casa Ricardo.

Estas son las tapas más tradicionales de la capital hispalense, pero también, las tapas de autor se están abriendo paso y son muchos los restaurantes quienes ofrecen a sus comensales la degustación de ella.

En definitiva, el irse de tapas es una costumbre tan arraigada que sin duda se merece que se celebre un Día Mundial en reconocimiento a ella.