¡No sin mi maleta!

0
317
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

El Pasado mes de Noviembre el Juzgado de lo Mercantil nº 13 de Madrid estimó parcialmente la demanda de una pasajera que en la puerta de embarque fue obligada a abonar 20 euros por su maleta de manos de 10 kilos, al no haber adquirido con antelación la tarifa prioritaria de la compañía aérea. Tras la Sentencia la aerolínea está obligada a devolverle los 20 euros cobrados más los intereses moratorios. 

La sentencia considera que esta disposición de las aerolíneas “abusiva al cercenar los derechos que el pasajero tiene reconocidos por ley (art.97 de la ley de Navegación aérea), generando un desequilibrio de prestaciones entre las partes contratantes en perjuicio del consumidor “el Tribunal falla que la cláusula sea nula y se elimine del contrato de la aerolínea. 

El citado art. 97 de la Ley de Navegación Aérea viene a decir que “El transportista estará obligado a transportar juntamente con los viajeros, y dentro del precio del billete, el equipaje con los límites de peso, independientemente del número de bultos, y volumen que fijen los Reglamentos.

El exceso será objeto de estipulación especial.

No se considerará equipaje a este efecto los objetos y bultos de mano que el viajero lleve consigo. El transportista estará obligado a transportar de forma gratuita en cabina, como equipaje de mano, los objetos y bultos que el viajero lleve consigo, incluidos los artículos adquiridos en las tiendas situadas en los aeropuertos. Únicamente podrá denegarse el embarque de estos objetos y bultos en atención a razones de seguridad, vinculadas al peso o al tamaño del objeto, en relación con las características de la aeronave.”

Bien la normativa aérea establece como límite el peso de 10 kg y como medidas estándar las de una maleta de cabina, es decir aquella que cabe perfectamente en el compartimento del interior del avión, siendo las mismas 55cm x 40cm x 20cm las más estándar, normalmente aparte un bulto de inferior características, como un bolso de mano o mochila pequeña. Siempre que entre todo no sobrepase el peso equipaje. 

Estas medidas fueron propuestas por la IATA en 2015 como estándares en las aerolíneas, pero finalmente se dejó más al arbitrio de las mismas, por lo que cada compañía tiene sus propias medidas y políticas, aunque la mayoría se ajustan a las descritas. 

Continuando con el fallo de la meritada Sentencia, alude la misma al Tribunal de Justicia de la Unión Europea ( TJUE) como ya en su momento abordo la cuestión y distinguió entre el “equipaje de mano o no facturado “que 2 se estima como elemento indispensable del transporte aéreo por lo que la compañía viene obligada a transportarlo sin poder exigir ningún tipo de suplemento o sobrecoste sobre el precio del billete al pasajero “ y el equipaje a facturar “ que no se considera un servicio indispensable para el transporte de pasajeros y por ello las compañías pueden cobrar un suplemento “ .

Es por ello que debemos conocer nuestros derechos para que no se nos vaya el precio de nuestros billetes de avión ……por las nubes.

Si alguna controversia surge durante el viaje y necesitan resolverlo de una manera fácil pueden acudir a la web www.masfacilabogados.es y reclamarlo todo on line a golpe de clic.