Navidades, niñ@s y juguetes

0
393
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

La Navidad es una de las épocas del año más esperadas por los niños al ser unas fechas especiales llenas de ilusión, emoción y mucha magia para l@s más pequeñ@s. Pero en estas fechas también ocurre que l@s niñ@s disponen de mucho tiempo libre debido a las vacaciones escolares.  

Durante este descanso la mayoría de las familias buscan actividades para realizar con l@s niñ@s y disfrutar de su compañía. Y este año, con la vuelta casi a la normalidad anterior al COVID tod@s tenemos más ganas que nunca.

Aunque en estas fechas, al igual que en otros períodos vacacionales, lo normal es que la vida diaria se trastoque es recomendable tener en cuenta unas pautas básicas a la hora de la organización de este tiempo libre:

Respetar (con cierta flexibilidad) las rutinas diarias (sueño, alimentación, trabajo en casa, etc.) que suelen llevarse a cabo a lo largo del año.

Establecer un horario para la realización de las actividades novedosas que se van a desarrollar a lo largo de estas fiestas. L@s niñ@s necesitan saber qué van a hacer a lo largo del día y es conveniente que sepan de antemano dónde se va a ir, etc. 

Dedicar tiempo a actividades que durante el año no se realizan o que son especiales de estas fechas. Las opciones son infinitas y dependiendo de la climatología, la economía familiar, etc. se pueden ir programando unas u otras. 

Además de actividades y tiempo libre, Navidad es sinónimo de sus majestades los Reyes Magos y sus regalos. Pero tenemos que saber que el exceso de regalos o juguetes devalúa el regalo, provoca aburrimiento y es poco educativo. 

La regla de los tres regalos es un llamamiento a la sensatez; aunque no pasa nada si acaban siendo dos o tres más. Para ello coméntale a tu hijo o hija que en la carta a los Reyes Magos escriba los tres regalos que más ilusión le hace y otros dos por si alguno de los tres anteriores no pueden traerlos (aunque sus majestades son poderosos hay veces que esas cosas pasan). Para completar la carta pídele también que incluya regalos para todas esas personas a las que quiere y son importantes para él o ella.   

De igual manera, tienes que tener en cuenta que jugar es la forma natural de tu hij@ de desarrollarse y aprender ya que es una actividad espontánea y muy motivadora, además de constituir su principal “ocupación”. El juego contribuye a su desarrollo tanto intelectual como físico y social.  

En relación a qué juguetes pedir algunas recomendaciones son: 

• Los juguetes han de ser ADECUADOS: En muchas ocasiones, el juguete comienza a ser divertido cuando se estropea. Sobre todo si tu hij@ es de un@ de es@s niñ@s a los que les gusta destrozar los juguetes para ver qué hay dentro o cómo funciona. Es importante que aunque no te guste le dejes hacerlo ya que es entonces cuando se fomenta su creatividad y surge realmente el desarrollo de las diferentes facetas de su personalidad.

• Por otra parte, un juguete comprado demasiado pronto, no sólo muestra a tu hij@ que es incapaz de usarlo, sino que también puede provocarle un rechazo definitivo. Solamente un juguete adecuado a su edad o capacidades le gustará y, lo que es más importante, le interesará.

• Cualquier juguete lleva consigo varias ideas sobre a qué y cómo jugar; cómo es (o puede ser) el mundo que nos rodea. A través del juguete puedes educar a tu hij@ en la no violencia, la solidaridad, la no discriminación, la creatividad, etc.

• Los juguetes han de ser SEGUROS: Los juguetes que llevan el distintivo CE, nos dan la seguridad de que han pasado los controles exigidos por la Comunidad Europea.

• Ten en cuenta que no todos los juguetes han de ser adquiridos en comercios, sino que también en nuestro entorno y en la naturaleza están a nuestra disposición, “juguetes” que pueden hacer la misma función que los juguetes convencionales, logrando estimular distintas capacidades y áreas del desarrollo. Por ej.: cajas, conchas, piñas, tubos de cartón, hojas, cazuelas pequeñas, telas de colores, ovillos de lanas gruesas y de colores… etc.

Se trata de ayudarles a descubrir la magia de los objetos cotidianos para convertirlos en espléndidos juguetes.

Y por último y más importante, EL MEJOR JUGUETE DE UN NIÑ@ ES EL AMOR, EL CUIDADO Y EL TIEMPO QUE LE DEDICAMOS. Por eso, l@s adult@s son el “JUGUETE UNIVERSAL”. Jugar con tu hij@ es el mejor medio de conocerle y que él o ella te conozca, ES EL MEJOR REGALO QUE PUEDES HACERLE Y A LA VEZ SERÁ UNA GRAN FORMA DE EDUCAR.