Miguel Alemany, empresario y profesional del Marketing

Empresario, profesional del Marketing y buscador de las relaciones de excelencia. Creó el club de empresarios EBC porque no le gusta estar solo. Buen comunicador de marketing, nos dice que el futuro pasa por el Neuromarketing, “el éxito no es casual”.

0
737
Miguel Alemany, empresario y profesional del Marketing.
Miguel Alemany, empresario y profesional del Marketing.

¿Quién es Miguel Alemany?
Soy un profesional del marketing que llevo 25 años peleando, pero siempre desde el punto de vista empresarial. Siempre he sido empresario. Me gusta trabajar con otras empresas, pero no para otras empresas. En cuanto a estudios tengo Marketing y Dirección Comercial en la Escuela Superior de Marketing de Madrid, también tengo uno o dos masters en marketing y sobre todo las formaciones del día a día. Las facultades te dan conocimientos, las habilidades te la dan trabajando.

¿Qué has hecho para posicionarte número uno como profesional de marketing en LinkedIn?
Llevo así 3 o 4 años, pero es en dirección de marketing y no en marketing y es en España. No sé como lo he conseguido. LinkedIn tiene un programa que se llama CCI que mide tu influencia online y la segmenta y le va dando puntos. Los puntos CCI en marketing tiene de media 32 y yo tengo 87.

¿Ese reconocimiento a nivel profesional te ha ayudado a desarrollar más tu marca profesional?
No, LinkendIn me ha servido para hacer más clientes y amigos, incluso como fuente de información. Lo que pasa que para mí las redes sociales se están saturando y empiezan a perder importancia. Facebook se está convirtiendo en algo horrible y LinkedIn se está convirtiendo en un Facebook. Al final una red profesional, como tal, está bastante desvirtuada. La gente abusa de las redes sociales para vender en vez de relacionarse.

Miguel Alemany, empresario y profesional del Marketing.
Miguel Alemany, empresario y profesional del Marketing.

Y en eso de las relaciones, ¿Qué importancia puede tener en el día de hoy para cualquier empresario, autónomo o emprendedor?
No he conocido a nadie que aprenda del fracaso. La gente se bloquea con lo negativo y las experiencias negativas no son motivantes y la gente en la vida funciona por motivación. Si es una situación negativa, no puede darte esa motivación. Perder no te ayuda ni te enseña a ganar. Ganar te enseña a ganar.

¿Qué tiene que ver el marketing de relaciones con esa habilidad para conectar?
Es que tienes que sentirlo así desde niño. Tienes que ver las relaciones desde una forma sincera. La gente no siempre se junta a ti con meras intenciones de hablar, de conocerse, tienen intenciones distintas. Aunque hay gente que sí. Hay que tener cuidado. No que te puedan engañar, la gente busca su compromiso, su historia.

¿Cómo se empieza a trabajar ese marketing de relaciones?
Lo primero, tiene que cambiar la mente mediocre. La gente que no sabe relacionarse es un problema de mente mediocre. Intentar hacer un sistema de relaciones. Hay empresas que incluso te enseñan a relacionarte. Es como si una empresa te enseña a enamorarte ¿pero eso se puede aprender? Usted se enamora o no. La sinceridad, realmente querer
aportar algo. Las personas que con su catálogo se mueve de una puerta a otra, eso no son relaciones, eso son estrategias de venta. Las relaciones profesionales son importantísimas, sobre todo para tener información que es la que genera poder y eso es esencial para los empresarios porque te permite conocer las tendencias. Como por ejemplo que los coches se van a vender blanco o verde. Eso no es casual. Que todas las marcas de coches de lujo empiecen a vender en blanco no se les ha ocurrido a todos en el mismo día. Todo lo que sucede de éxito en el mundo no es casualidad. Por lo menos el 90% está gestionado en una mesa con personas de influencia y poder y deciden lo que se va a llevar. Ahí entra el neuromarketing.

Y hablando de neuromarketing, parece que estamos alineados y que el cerebro almacena la historia ¿podemos sentirnos manipulados los consumidores?
No, la gente piensa que es crear algo para modificar tu forma de pensar y no es así. El neuromarketing lo que hace es descubrir tu forma de pensar. Se manipula la forma del producto, no la forma de pensar del consumidor. Vas estudiando y analizando la mente del consumidor para adaptar tu producto y servicio, no manipulas. Aunque esto se intentó, el manipular la mente del consumidor en los años 70, con los prescriptores se intentó manipular el poder de decisión y eso ha durado unos 10 ó 15 años. El neuromarketing es la ciencia del marketing del futuro, porque todas las estrategias de marketing caducan enseguida y al haber tanta información ahora mismo, caducan antes. Ahora vivimos la guerra en directo, parece que el periodista le dice al enemigo cuando iban a conectar en directo, lo he llegado a pensar. Es como cuando Gila decía, “espérate un momentito que entramos en directo a las 2” y no puede ser casual que la tiren en ese momento. Antes el marketing intentaba manipular, las decisiones de compra del consumidor y esto consigue muy poco, cuesta mucho y perdura muy poco en el tiempo. Sin embargo, el neuromarketing, lo que hace es estudiar los impulsos que llevan a las personas a comprar y adquirir ciertos productos y lo que se hace es adaptar la imagen de la empresa o producto, el color, la forma, el diseño, es decir, todo para que el mayor número de consumidores de tu target consuman tus productos.

MIguel Alemany, CEO de EBC, hablando sobre Neuromarketing

Podemos decir, que el éxito de cualquier producto o servicio viene si se ha estudiado bien el neuromarketing
Sí. De hecho, no es casual que las multinacionales fracasen en muchos artículos que ni se conocen, no es casual que también tengan éxito. Lo que normalmente hace el empresario a la hora de escoger una tienda es porque a su mujer le gusta el escaparate y pinta las furgonetas según le diga sus hijos, es decir, que se hacen las cosas pensando en lo que a ellos les gusta. Pensando que todo les va a funcionar. Y no es así. El éxito de ZARA no es casual, ellos analizan muy bien colores, texturas…para un target determinado y les funcionó, pero les funcionó porque partía con un 90% de éxito.

Y centrándonos un poco en ti, tienes varias empresas y has creado un club de empresarios ¿por qué creaste EBC?
Porque no quiero estar solo. Uno se va haciendo mayor y la crisis lo primero que te enseña es lo solo que estás, es decir, tu empresa no funciona bien, el director de tu banco ya no te coge el teléfono, estás solo, no sabes con quien hablar o transmitir tus necesidades. Un empresario necesita rodearse de otros empresarios, como los deportistas necesitan estar con otros deportistas para poder evolucionar y un deportista va a unas Olimpiadas y no le salen las cosas bien, va al deportista que le ha ganado para preguntarle cómo entrena, quién es su entrenador…si quiere seguir avanzando. Un empresario necesita rodearse de otros empresarios para que en los momentos complicados poder compartir información. Yo siempre digo que el desarrollo intelectual del empresario es lo más importante. Tu negocio va a llegar hasta donde lleguen tus relaciones y el tipo de relaciones que tengas. Si son interesadas cuando te hagan falta no habrá nadie. Si son autenticas relaciones personales, de amistad, de confianza, cuando tú las necesites ahí estarán.

¿Y esta creación de EBC, es por tu búsqueda de conectar tus relaciones con la excelencia?
Claro. Uno con los años está cansado de que personas se acerquen a ti con intenciones distintas a la de mantener relaciones contigo. Entonce digo, vamos a crear un club donde esa excelencia empresarial que es necesaria, imprescindible en los momentos que estamos viviendo. Pues intentar albergar el mayor número de personas que crean en la filosofía de las relaciones de excelencia.

Para terminar, no eres dado a dar consejo. Pero por tu bagaje como empresario, ¿qué le dirías al que ya es empresario y lleva tiempo y al que está a punto de comenzar esta carrera, en este nueva era del marketing?
Que vivimos en el mejor momento de oportunidades de la historia de la humanidad; que tenemos acceso a la información de manera gratuita; que hace no mas de 100 años los libros sólo lo podían leer los curas; que no hace más de 50 la mujer no tenía acceso a mucha literatura; que hoy podemos aprender cualquier cosa; que el conocimiento es gratuito y extenso. Y lo único que hay que adquirir son las habilidades suficientes para llevar ese conocimiento a buen término. Que saber mucho no te ayuda a tener éxito, sino que es la suma del conocimiento y de las habilidades.