Meses de compras. Cuáles son nuestros derechos

0
407
The happy couple with shopping bags enjoying night at city background and walking with shopping bags. Lifestyle.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

¡Bienvenidos a diciembre! Mes del regalo por antonomasia. Acabamos de dejar atrás el Black Friday a finales de Noviembre y ahora, pese a ser un año extraño este 2020 y los negocios luchar por su supervivencia, no vamos a dejar de ir a comprar los regalos de Navidad, que siempre alguna alegría nos dan, aunque nos rasquemos el bolsillo. Pero vamos hacerlo con garantías para comprar con alegría y seguridad. 

Los derechos y obligaciones de los consumidores se encuentran regulados en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, Texto refundido de la ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. En el artículo 114 del referido Real Decreto viene establecida el instrumento que más nos puede tranquilizar LA GARANTÍA   debe exigirse al establecimiento vendedor. Sólo puede reclamarse al fabricante cuando reclamar al vendedor fuera imposible (cierre del establecimiento) o resulte una carga excesiva

Se exige, normalmente cuanto el producto es defectuoso o estando en perfectas condiciones, sin embargo no se ajusten a lo que usted deseaba adquirir, siempre y cuando haya dejado bien expresado su necesidad y las características del producto que deseaba tener. No puede exigir la garantía por falta de conformidad con lo comprado si al tiempo de comprar usted conocía o podía conocer a la vista y prueba, que ese artículo no iba a ajustarse a su necesidad.

Según establece esta legislación la garantía de los productos es de dos años aunque hay comercios que pueden limitarla a un solo año. En ese plazo no computa el tiempo que el artículo esté en reparación o el tiempo que estén tardando en sustituirlo por otro bien. En todo caso, la acción para reclamar la garantía es de 3 años.

Si se manifiestan defectos o cualquier otra falta de conformidad con la compra durante los 6 primeros meses, el defecto se supone de origen. Pasado ese tiempo, si el establecimiento no colabora en ofrecerle esa garantía, es usted quien debe probar que el defecto es de origen.

Los plazos referidos cuentan desde la fecha de entrega del producto que se supone coincide con la fecha de factura, ticket o albarán.

El establecimiento no le va a entregar un documento de garantía sellado, ni es necesario que usted lo tenga para hacer valer sus derechos.

Si extravía el justificante de compra, es un problema ya muy generalizado, antiguamente se ceñía más a las grandes superficies actualmente en todas las tiendas incluso las locales se exige el ticket de compra para cualquier arreglo o devolución y se tendrá que  probar que usted les compró a ellos; podría por ejemplo acreditarlo con el cargo bancario de la compra, para lo cual podría solicitar del banco un extracto. Si la compra fue financiada será más fácil aportando el correspondiente contrato de financiación.

En el caso de ser un producto defectuoso tiene derecho a optar por la reparación o la sustitución del bien; no obstante el establecimiento vendedor podrá escoger la opción que le resulte menos onerosa y siempre que el resultado sea satisfactorio para usted. En caso de reparación, ésta debe cubrir la reparación de todos los defectos de fabricación, la mano de obra, los desplazamientos, los partes y los materiales.

Si tras la reparación se manifiesta de nuevo el defecto, usted puede optar por la sustitución del producto, salvo que esta opción resulte desproporcionada, la rebaja del precio o la resolución del contrato. Todo ello debe realizarse en un plazo razonable y sin mayores inconvenientes para usted. 

Además pueden reclamarse daños y perjuicios, siempre que quede acreditada la relación causa-efecto entre el defecto del artículo y los perjuicios sufridos, y se cuantifiquen los perjuicios.

Por otro lado, podría optar a la DEVOLUCIÓN DE SU DINERO si esos artículos los compró en establecimiento, solo tiene derecho a devolución si el producto está en perfecto estado cuando el comercio incluya en su política dar  esa ventaja a sus clientes.

Y si los artículos los compro por internet  sólo tendría derecho a reembolso si estando los artículos en perfectas condiciones, usted los compró a través de internet o en teletienda tiene un plazo de 14 días para devoluciones, contados desde la entrega de su compra. El consumidor sólo soportará los costes de devolución de los bienes, si el vendedor no ha anunciado que, él los asumiría o no se ha quedado reflejado en la web.

Las compras por Internet bien merecen un artículo aparte y será en el próximo número de esta revista donde podrán informarse de cómo efectuar una reclamación para una compra realizada por Internet que sufra algún percance, como pérdida, desperfecto o simplemente pagó un producto que nunca recibió.