Mediterránea y la Fundación Atenea colaboran para facilitar prácticas profesionales a personas desempleadas

La empresa de restauración colectiva y la fundación colaboraron en la pasada edición del Programa Integra, que Fundación Atenea lleva a cabo en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, y que ha vuelto a dar comienzo en enero.

0
210

Mediterránea, empresa líder en servicios globales de restauración y la Fundación Atenea, organización sin ánimo de lucro que trabaja para mejorar la vida de las personas en riesgo o situación de exclusión social, han firmado una nueva colaboración para la ejecución del Programa Integra, que tiene como objetivo principal la inserción de personas desempleadas en el mercado laboral.

Mediterránea y Fundación Atenea llevan colaborando desde 2020 bajo el marco del Programa Integra. El año pasado, de las personas que realizaron Prácticas Profesionales No Laborales en la empresa, el 33% pudieron convertir su contrato a indefinido.

Este año, el objetivo de la empresa es seguir ayudando a personas en situación de desempleo, por lo que estiman que 15 personas comenzarán las prácticas con la posibilidad de finalizar el programa con un contrato indefinido. Entre los puestos que ocuparán los participantes en prácticas se encuentran posiciones como ayudantes de cocina, camareros o mozos de almacén, contando siempre con la supervisión de un tutor que se involucrará en su proceso de adquisición de experiencia profesional.

“Colaborar con proyectos como el Programa Integra es un privilegio y al mismo tiempo, lo consideramos como parte de nuestro compromiso social. Como compañía española y empleadora, debemos impulsar la inserción laboral de personas en situación de desempleo, y especialmente en riesgo de exclusión social”, afirma Alejandra González, directora de Calidad de Mediterránea.

Por su parte, Marta Díaz, coordinadora de Programas de Empleo de la fundación Atenea, asegura que “la colaboración con empresas socialmente responsables como Mediterránea, permite una selección de perfiles idóneos para el aprendizaje teórico-práctico en la empresa, lo que hace posible materializar inserciones efectivas y, por tanto, el éxito del programa”.