Maneras divertidas para fomentar la lectura en l@s niñ@s

Las familias donde sus progenitores leen a sus hij@s desde pequeños, les regalan libros o muestran interés y les preguntan por lo que leen, consiguen que sus hij@s tengan mejores hábitos lectores y un mayor gusto por la lectura

0
647
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

¿Sabías que l@s niñ@s con hábito lector, entre otros muchos beneficios, obtienen mejores resultados escolares, son más creativos e imaginativos y prácticamente no tienen dificultades de comprensión lectora? Y es que fomentar este hábito es muy importante
y es tarea de todos, especialmente de las familias y también de los centros educativos.

Así, las familias donde sus progenitores leen a sus hij@s desde pequeños, les regalan libros o muestran interés y les preguntan por lo que leen consiguen que sus hij@s tengan mejores hábitos lectores y un mayor gusto por la lectura.

Para fomentar este hábito en los más pequeños debemos comenzar cuanto antes mejor, desde bebés, con libros plástico o cartón con imágenes llamativas que llamen su atención.
Además, es importante que los libros estén al alcance de su mano, en el salón, en el baño, en su habitación y que vean que son parte de su vida diaria.

Si hasta ahora no has podido prestar excesiva atención a este asunto no lo demores más y aprovecha cualquier ocasión para inculcar en tus hij@s la pasión por los libros. Para ello te dejo algunas recomendaciones:

-Léeles un cuento a la hora de dormir o si ya son algo mayores puedes pedirles que te lean ellos algo a ti o a su hermano más pequeño.

-Sírveles de ejemplo y que te vean leer y no viendo mucho la televisión. -Llévales a bibliotecas o librerías (cada vez hay más librerías especializadas en literatura infantil y juvenil), que participen en talleres de lectura, de escritura o de teatro.

-Muestra interés por los libros que lee y charla con él o ella sobre lo que ha aprendido leyendo un determinado libro o qué cosas han llamado su atención.

-También puedes preguntarle su opinión sobre los libros que tienen más éxito y cuál es su opinión sobre estos. Es importante respetar sus gustos y preferencias, sobre todo cuando
vayamos a comprarle un libro.

-Felicítale por los libros que lee y por todo lo que está aprendiendo.

-Acostúmbrale a llevar algún libro para leer para aprovechar los tiempos de espera en vez de a que utilice este tiempo delante de una pantalla.

¿Y si se aburre leyendo? Si a pesar
de todos los esfuerzos, a tu hij@ no le gusta leer de ninguna de las maneras, evita que lo vea como una obligación para que no acabe aborreciendo la lectura al asociarla con algo negativo.

Puedes pasar al plan B, lo que yo llamo ‘maneras divertidas’ de animarles a leer: El Cuaderno del Abecedario: Consiste en pedirle a los niños que recorten fotos en revistas y periódicos de objetos que empiecen con cada una de las letras del abecedario y las peguen
en un cuaderno para hacer un libro con ellas.

Crea Historias: Comienza una historia y por turnos continuaran tus hij@s para añadir partes a la historia. Alguien puede ir escribiéndola y podéis adornarla con fotos, dibujos…

Anticipe el Final de la Historia: Mirar un libro con dibujos e inventar el
final de la historia basándose en las fotos. Después, leer la historia completa
para ver cómo es en realidad.

Repetición: el niñ@ cuenta la historia después que la hallamos leído nosotros.

Directorio Telefónico: Podéis hacer una lista de nombres o negocios que conozcáis y después le pedimos a l@s niñ@s en su ciudad que los busquen en el directorio telefónico.

Esta y otras actividades que se os ocurran ayudarán a que, poco a poco, vuestr@ hij@ aprenda a amar la lectura.