Los sex shops en la era de la digitalización

0
742

El mundo ha cambiado mucho en los últimos años. Desde la aparición de Internet y, sobre todo, con la creación de la World Wide Web, comenzó una era de la información como nunca antes se había vivido. Atrás han quedado los primeros diseños de sitios web, así como han ido cambiando los negocios y los comercios.

El caso de los sex shops es un ejemplo interesante. Aquellos establecimientos oscuros, con carteles de neón y colores estridentes fueron dejando paso a otro tipo de lugares más acogedores. Todo esto se ha visto favorecido por la mentalidad más abierta de la sociedad en cuanto al sexo y todo lo que le rodea. En el ámbito de los sex shops online, también se han podido notar muchos cambios. A la hora de comprar juguetes sexuales, lo mejor es consultar en un sitio web que tenga un buen catálogo, no sólo por la cantidad de productos sino también la calidad. Entre los más vendidos se encuentran dildos, consoladores, vibradores, geles de placer y otros artículos como los succionadores de clítoris, que tanto han triunfado en el último año.

Las tiendas eróticas online, hoy en día, han sabido abrirse al mercado actual, enfocándose mucho más que antes en las necesidades de las mujeres. Su diseño también se ha visto modificado por una tendencia a la simplicidad, los tonos claros y el estilo minimalista. La experiencia de usuario es lo que prima en el comercio online hoy en día, con lo que no hay necesidad de articular módulos aparatosos ni efectos visuales excesivos.

Una diferencia que presenta las tiendas eróticas con respecto al resto de comercios online es la privacidad. En cualquier caso es importante la privacidad, pero los juguetes sexuales siguen siendo un tabú en muchos sitios, con lo que al comprar por internet, desaparece la incomodidad de tener que acudir a un sitio físico. Se puede elegir el producto, ponerlo en la cesta, pagar y recibirlo, todo desde la comodidad de tu propia casa.