Los Pulmones de Sevilla: Parque Oromana de Alcalá de Guadaíra

0
1851

Sevilla cuenta con una infinidad de parques y zonas naturales que le otorgan una mejor calidad al aire que respiramos. Uno de ellos es el Parque Oromana de Alcalá de Guadaíra. Se trata de uno de los parques más bonitos de Andalucía rodeado de una intensa vegetación. Es un entorno perfecto para disfrutar, respirar aire puro y aprovechar para hacer cualquier tipo de actividad deportiva. El origen de este parque lo encontramos en 1929, en torno a la Exposición Iberoamericana que acogía Sevilla. Se favoreció la creación y recuperación de paseos urbanos. Fue entonces cuando se creó el Parque Natural de Oromana.

Una de las claves de este Parque es su conexión con el río. El río Guadaíra tiene una longitud de 130 km y una superficie 1.305 km2. Nace en la Sierra de Pozo Amargo (Cádiz), y en las Sierras de Morón y Peñagua (Sevilla) y desemboca en el Río Guadalquivir. Una de sus características es que presenta 34 surgencias naturales de agua proveniente de los acuíferos. Actualmente la vegetación que predomina son los cultivos herbáceos y las plantaciones de olivar. En los tramos altos del río podemos encontrar especies más exigentes con la calidad ecológica del río. Dentro del tramo urbano de Alcalá, la diversidad de especies aunque no es la potencial, es bastante alta.

En los últimos años la adecuación de este espacio verde ha supuesto grandes esfuerzos por parte de muchas personas y entidades. A finales del siglo pasado se consolidó una conciencia ambiental en los alcalareños y demás pueblos vecinos del río Guadaíra. Esta preocupación se ha visto reflejada en la actualidad en distintas actuaciones, todas ellas orientadas a la recuperación del patrimonio histórico, cultural y natural del río. Entre ellas se ha llevado a cabo la restauración de los molinos harineros de Oromana. En el año 2007 se inauguró el popular Puente del Dragón, bajo él se construyó otro parque a ambos lados de la ribera. Finalmente este parque se unió mediante senderos al Parque Natural de Oromana.

Alcalá de Guadaíra se localiza en el extremo suroccidental de los Alcores, en Sevilla, una formación rocosa que divide el valle del Guadalquivir y la Campiña. El río Guadaíra cruza la Campiña y atraviesa los Alcores hasta que alcanza aguas abajo el río Guadalquivir. Desde la antigüedad clásica existen vestigios del aprovechamiento hidráulico, tanto del río Guadaíra como del propio acuífero de los Alcores dentro del territorio de Alcalá. En época romana destaca como obra importante por la relevancia de la misma, el sistema de canales derivados en un gran acueducto encargado de abastecer a Sevilla.

Ya en época andalusí se recupera y acrecienta la conducción de agua a Sevilla y se extiende un gran sistema de explotaciones agrícolas con un complejo sistema de reparto del agua. Asimismo, nace y se desarrolla la industria molinera, aprovechando el agua como motor para la molienda del cereal. Este impulso económico marca la identidad de los alcalareños llegando a conocerse el pueblo como “Alcalá de los Panaderos”. A finales del siglo XIX la industria molinera comienza su decaimiento en Alcalá, resurgiendo por medio de la Compañía Inglesa de Aguas, el abastecimiento a la ciudad de Sevilla.

Es cierto que, actualmente, el río Guadaíra ha perdido su importancia como motor de desarrollo industrial, sin embargo ha ganado como elemento generador de una mayor calidad de vida para el municipio.

Sin lugar a dudas, por su belleza, extensión, fauna y flora el Parque Natural de Oromana es uno de los principales pulmones de nuestra ciudad. Además, está capacitado para realizar numerosas actividades deportivas como ciclismo, senderismo o running. Además, gracias a sus recientes parkings es mucho más sencillo y cómodo acceder a él y poder disfrutar de un día en familia, realizando un picnic o aprovechando para conocer nuestro maravilloso patrimonio.