Los jóvenes empresarios andaluces generan de manera directa, indirecta e inducida un 11% del PIB

0
141

Los jóvenes son, sin lugar a dudas, un pilar fundamental en nuestra economía. En alguna ocasión les hemos puesto nombre y rostro a muchos de ellos que, pese a su juventud, son un claro ejemplo de emprendimiento, esfuerzo y sacrificio. Para conocer mejor la situación de estos jóvenes emprendedores hemos hablado con la Asociación de Jóvenes Emprendedores (AJE) Andalucía.

Desde Aje Andalucía nos aseguran que al comienzo de la crisis sanitaria esperaban una caída en el número de asociados alineada con el cuantioso cierre de empresas que ha desencadenado esta situación. No obstante, el número de asociados se ha incrementado en 250 empresas asociadas en Andalucía, perteneciendo actualmente a AJE Andalucía 3.200 empresas andaluzas. “Esta circunstancia pone de manifiesto la importancia de las organizaciones empresariales en defensa y apoyo de las empresas y de la necesidad de las empresas con relación al trabajo que desarrollamos”, nos cuentan.

Es cierto, como nos confirman desde AJE Andalucía que es muy complicado concretar una cifra exacta de los jóvenes que lideran empresas en nuestra comunidad. Principalmente es difícil porque “la mayoría de empresas andaluzas tienen una figura societaria y dentro de estas siempre existen jóvenes talentos. Sin embargo, por si alguien tiene duda de la relevancia de los jóvenes empresarios en nuestra región y que somos la mejor herramienta para el desarrollo de nuestra tierra, debe saber que la actividad emprendedora en Andalucía genera de manera directa, indirecta e inducida un 11% de su PIB y un 10,84% de su producción e ingresos. También es muy significativa su relevancia para el índice de empleo, ya que el 20% de los empleos creados en Andalucía se deben a la actividad emprendedora”.

De hecho, el último informe GEM (observatorio que mide la actividad emprendedora, las actitudes y las aspiraciones de los individuos) concluyó que Andalucía tanto por su alta tasa de emprendimiento, como por su elevada población, ocupa la primera posición de España en número de emprendedores, con casi 385.000 personas emprendedoras. Esto representa el 21,2% de todos los emprendedores de España. “Debemos sentirnos muy orgullosos, pero a la vez preocupados. No tenemos ecosistema por lo que las empresas mueren. Nos encontramos a la cola en la consolidación empresarial. ¿De qué sirve que creemos empresas si luego no conseguimos que se consoliden y de cada diez empresas llegan al tercer año dos?” nos confiesan desde AJE Andalucía.

En este sentido, para AJE Andalucía las acciones por parte de las instituciones en torno a los jóvenes emprendedores son insuficientes. De hecho nos aseguran que “a día de hoy no podemos decir que realmente veamos en el gobierno que han entendido a los jóvenes empresarios como palanca de evolución en la sociedad mediante el vehículo de la empresa. Somos uno de los peores países de la OCDE en mortalidad empresarial. El dato es que sólo el 20% de las empresas que se crean llegan al tercer año de vida. Este dato evidencia que ni se ajusta a las necesidades de los jóvenes empresarios ni se atienden las demandas reales de estos”. Desde esta entidad afirman que “faltan muchas cosas que debemos mejorar, pero ante todo debemos poner el foco en el pilar fundamental de las sociedades avanzadas empresarialmente, la educación. Es muy urgente la creación de leyes de educación que incluyan en los planes de estudios, desde la enseñanza infantil hasta enseñanzas superiores y Formación Profesional, la implementación de contenidos en habilidades empresariales” indican desde AJE.

Para la Asociación de Jóvenes Empresarios no es “tanto una cuestión de apoyo al emprendimiento y creación de empresa, sino más bien la falta de crecimiento y consolidación empresarial, cuestión que sin embargo no ha venido estando presente en la agenda de la Administración. El objetivo prioritario de AJE Andalucía, para los próximos años, será la consolidación de la empresa joven andaluza, que utilizará como vehículo al intraemprendimiento, con el fin reducir la ratio de mortalidad empresarial actual”. Asimismo, nos confiesan desde AJE Andalucía que trabajan a un empresario como una pirámide equilátera con tres aristas con la misma importancia: “una es oficio, otra ciencia y otra el arte. El oficio es el saber hacer del negocio, la ciencia la formación para desarrollarlo y el arte es la componente innovadora para poder competir. La empresa y los empresarios y empresarias junto con sus empresas deben entrar desde edades tempranas en las aulas”.

Además, queremos resaltar que en Andalucía existen diversos programas para fomentar la cultura emprendedora y la actividad empresarial en sectores y colectivos estratégicos, con especial potencial de crecimiento y desarrollo. Por ejemplo algunos de ellos son el programa Somos Emprende Network, HACEMOS, Proyecto Lunar, Red de Andalucía Emprende Coopera o los Premios Andalucía Emprende.

También existen ayudas directas al emprendimiento que tienen como objetivo financiar los gastos para la puesta en marcha de proyectos empresariales promovidos por jóvenes andaluces o residentes en Andalucía, hasta 35 años, inclusive, y apoyar una inversión en inmovilizado de un máximo de 6.000 euros, sin que sea necesario que el solicitante aporte ninguna cantidad. A esta línea de subvenciones podrán acogerse jóvenes andaluces o residentes en Andalucía con formación académica universitaria o de ciclo formativo de grado medio o superior que presenten un proyecto para poner en marcha una actividad empresarial en Andalucía. Una de las últimas ayudas en este sentido son las publicadas por el Instituto Andaluz de la Juventud, que ha convocado subvenciones destinadas a personas jóvenes andaluzas o residentes en Andalucía para la puesta en funcionamiento y desarrollo de proyectos empresariales. Esta convocatoria pública está destinada al fomento del empleo y el emprendimiento entre los jóvenes.