Los autónomos registran 25.417 accidentes laborales hasta septiembre

0
166
Los empresarios reclaman que se destinen más inversiones a la construcción de vivienda.
Los empresarios reclaman que se destinen más inversiones a la construcción de vivienda.

Durante los nueve primeros meses de 2021 las mutuas de trabajo registraron 25.417 accidentes de trabajo sufridos por los autónomos, cifra superior a los 23.884 que se registraron en el mismo periodo de 2020, según se extrae del informe con los datos sobre siniestralidad facilitados por Mutua Universal a la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos. 

Así, de los 419.685 accidentes de trabajo registrados durante los tres primeros trimestres de 2021, 25.417 fueron de autónomos y 394.268 de trabajadores asalariados.

Cabe destacar que de los 25.417 accidentes laborales sufridos por los autónomos un total de 53 resultaron mortales. De ellos, 50 de las personas que perdieron su vida fueron varones y tres mujeres. El resto de accidentes que han tenido lugar: 20 accidentes considerados muy graves, 574 graves y un total de 24.770 de carácter leve.

Si lo comparamos con los registros de 2020, sí podemos ver una reducción de la mortalidad, dado que en el mismo periodo de 2020 (año de la pandemia y donde se dio un confinamiento estricto), el número de autónomos que perdió la vida trabajando fue de 63. 

Los datos sobre siniestralidad laboral en el colectivo de autónomos son escalofriantes”, asegura José Luis Perea, responsable del área de prevención de riesgos laborales de ATA. “53 víctimas mortales son muchas víctimas, tres de ellas mujeres, para un colectivo que ha sufrido duramente los efectos de la pandemia”.

Hay un factor importante y es el abandono total que estamos teniendo en este tema no solo por parte de la Administración Central sino también de las comunidades autónomas en acciones que sensibilicen, que formen, que ayuden a los autónomos a poner freno a la siniestralidad. No existe cultura preventiva en el colectivo porque las comunidades autónomas y la Administración Central han dejado de establecer políticas en este sentido”, señala José Luis Perea. 

Por comunidades autónomas, Andalucía es la comunidad que mayor siniestralidad registra, con 13 accidentes laborales que resultaron mortales, seguida de la Comunidad Valenciana (8 accidentes mortales) y Castilla y León y Cataluña, ambas con 7 autónomos fallecidos. En el otro extremo, Baleares, La Rioja, Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no han registrado víctimas mortales en accidentes laborales de autónomos en los nueve primeros meses de 2021.

Si se comparan los datos con los registrados en el mismo periodo de 2020, de los 63 accidentes mortales, 15 tuvieron lugar en Cataluña, duplicando los registros de 2021. Por su parte Andalucía, que en 2021 ha registrado 13 accidentes mortales, en el mismo periodo de 2020 había registrado 5 víctimas mortales. 

Construcción y servicios concentran el 83% de los accidentes mortales

Otro de los aspectos que se analizan desde ATA es la siniestralidad en función de la gravedad y el sector de actividad y el género. Así, se comprueba como el 83% de los accidentes mortales durante la jornada de trabajo que han sufrido los autónomos han sido del sector servicios (16 muertes) y de la construcción (18 muertes).

Así, desglosando los datos por género, los tres accidentes mortales de mujeres autónomas han sido en la construcción (1), servicios (1) y transporte (1). En el caso de los varones, la construcción concentró 17 de los 50 accidentes mortales de hombres, servicios (15 accidentes mortales), transporte (9 accidentes mortales), agricultura (5) e industria, sector en el que perdieron la vida trabajando hasta septiembre 4 autónomos. 

En el caso de los trabajadores asalariados, de los 474 accidentes morales en los nueve primeros meses del año, 173 ocurrieron en el sector servicios, 93 en la industria, 86 en la construcción, 81 en el transporte y 41 en agricultura.