Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Trabajadores Autónomos, ATA

Cordobés que vive a caballo entre Madrid y Jerez, fue nombrado presidente de ATA por mayoría en el año 2004. Lorenzo es agente comercial, emprendedor, autónomo y fiel defensor de esta figura, por eso es un claro referente de la defensa de los autónomos y de los emprendedores.

0
118
Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.
Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

¿Cuándo y por qué nace ATA?
ATA comienza su andadura en el año 1.995, cuando un grupo de autónomos ante la indefensión que sentía frente a las administraciones, y conscientes del  “gran olvido” al que se le había sometido al colectivo durante décadas, deciden aunar esfuerzos y fundar ATA, como Asociación de Autónomos. Cinco años después, en el 2000, ATA contaba con una gran implantación en comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura o Madrid, entre otras, teniendo en cada territorio asociaciones independientes, de ámbito territorial. De esta forma, se decidió crear una Federación que uniese todas estas organizaciones autonómicas. Así se fundó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA. Se constituye al amparo de regulación contenida en la Constitución Española, la Ley 19/1997, de 1 de abril, sobre regulación del derecho de asociación sindical, el Real Decreto 873/1977, de 22 de abril, sobre depósito de los estatutos de las organizaciones constituidas al amparo de la Ley 19/1977; la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos se rige por las normas citadas anteriormente, por la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, desde su entrada en vigor, y por las demás disposiciones complementarias de carácter general y prescripciones contenidas en las Normas Reglamentarias que las desarrollan, siendo ésta una Federación sin ánimo de lucro, gozando de plena capacidad jurídica y de obrar, para el cumplimiento de sus fines. La patronal europea de Pequeña y Mediana Empresa y Autónomos (UEAPME) en su Asamblea General celebrada en Bucarest en junio de 2015 aprobó con 31 votos a favor, la entrada de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA de España como miembro de pleno derecho en su organización. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA entra así a formar parte de uno de los principales agentes sociales del diálogo social europeo para liderar las propuestas en favor de los autónomos en Europa y el reconocimiento de dicha figura y su problemática específica en Bruselas.

¿Cuáles son las principales actividades que realizan?
ATA constituye un fenómeno asociativo sin precedentes en España, ya que la magnitud a la que representa ha sido obtenida desde abajo, esto es, no está ligada a ningún poder empresarial, sindical o político. La organización se apoya en su base asociativa. Existimos y trabajamos por y para los autónomos. Somos sus representantes y sus interlocutores antes las instituciones y ejercemos un papel fundamental al elevar su voz, sus necesidades y propuestas a las instituciones y así conseguir mejorar su día a día. Nuestro objetivo es que se ocupen y preocupen sólo de sacar adelante sus negocios, no de solucionar trabas. Y por supuesto asesorar a los autónomos en todo aquello que necesiten. A nivel estatal, la presencia de ATA ha sido significativa para hacer realidad muchos de los fines que se plantearon en el origen de la Federación, la aprobación de la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, la supresión del IAE, el acceso a la formación continua, las coberturas por riesgos profesionales, tener derecho a prestaciones sociales que hasta ahora no se tenían (maternidad, riesgo por embarazo, riesgo durante la lactancia), el adelanto del cobro de la baja por enfermedad, la contratación de los hijos, la supresión de la cuota cameral, la prestación por cese de actividad …

Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

¿Qué servicios ofrecen?
ATA se esfuerza por dar cada día más servicios a sus asociados: asesoría jurídica, formación continua, convenios con las mejores empresas de seguros, acuerdos con bancos, cajas y compañías de telefonía móvil, de salud, de viajes, prevención de riesgos laborales y en definitiva poner a su disposición una gran plantilla de técnicos especializados que trabajan día a día, para mejorar la situación económico-social de más tres millones de autónomos y autónomas que existen en España.

¿Qué planes de futuro tienen para el nuevo curso que comienza en septiembre de 2018?
Constantemente preparamos propuestas de medidas que hagan más fácil el día a día de los autónomos. Hemos redactado más de 30 para este año. No es que sólo haya 30 cosas por arreglar pero son las generales y urgentes. Y mientras vamos a cada una de las administraciones, locales, provinciales, regionales… exigiendo mejoras con mucho diálogo y desde un posicionamiento conciliador. Y es que no son pocas las tareas pendientes en materia de autónomos a corto plazo. Las que tienen que ver con Seguridad Social están ya en el seno de la Subcomisión, otras en la Comisión del Pacto de Toledo (jubilación activa), alguna es una iniciativa legislativa que está en el Congreso a esperas de poner en marcha la ponencia (Morosidad) y otras medidas ya incluidas en la Ley y que mandatan al gobierno a ponerlas en marcha antes de 26 octubre (representación institucional)”. ¿Qué hemos pedido? Pues entre otras cosas:
1.Mejorar la protección social del colectivo, y más concretamente la actual prestación por cese de actividad. Habría que asimilarla a la prestación de paro, para lo que es necesario dotarla de mayor cuantía y duración de la protección. Además sería necesario, incluir el derecho al subsidio, la ayuda de 426 euros a la que tienen derecho los trabajadores asalariados una vez finalizan la prestación del paro y de la que están excluidos los autónomos.
2.Extender la jubilación activa plena a todos los autónomos, de tal manera que se permita compatibilizar el trabajo con el 100% de la pensión a todo el colectivo, independientemente de si generan empleo o no.
3.Definir la habitualidad y facilitar la cotización a todos aquellos autónomos cuyos ingresos no llegan al salario mínimo interprofesional (SMI). Desde ATA proponemos una cotización similar a la tarifa plana a aquellos autónomo cuyos rendimientos netos están por debajo del SMI.
4.Combatir los falsos autónomos. Para ello, desde ATA proponemos un registro obligatorio donde todos los autónomos estén obligados a comunicar a la Seguridad Social su condición de TRADE, cuando el 75% de sus ingresos dependa de un solo pagador. Y que estén también obligados a comunicar la empresa o grupo de empresas para la que prestan su servicio.
5.Permitir que la cotización de los autónomos societarios al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sea un gasto de la empresa, como lo es actualmente la retribución que recibe un autónomo societario y no un gasto del autónomo. Esta medida permitiría que muchos autónomos societarios aumentaran su base de cotización y lo hicieran en función a su retribución y no como ocurre en estos momentos, donde la mitad (53%) cotizan por la base mínima, dado que la cotización les cuesta a ellos y no se considera gasto de la empresa.
6.Morosidad. Es fundamental permitir la aprobación en el Congreso de la
Proposición de Ley de Ciudadanos que establece un régimen sancionador a las empresas y administraciones públicas que no cumplen con los plazos que establece la ley, a la vez que poner en marcha un buzón anónimo de morosidad donde autónomos, pymes y resto de proveedores puedan denunciar de forma anónima a aquellas empresas o administraciones que hacen prácticas ilegales en materia de morosidad.
7.Mantener el límite actual de módulos para sectores como el transporte y la agricultura y no reducirlos a la mitad el próximo año. Eso significaría expulsar del sistema de módulos a muchos autónomos con bajos ingresos, lo que llevaría consigo un daño importante para su actividad.
8.Facilitar la deducibilidad de los pagos electrónicos por parte de los autónomos cuando se realizan por vía telemática o pago por el móvil, especialmente en lo relativo a aquellos pagos en los que no existe un emisor de tarjeta físico en el momento del gasto (gasolineras, parkings, parquímetros). En la actualidad la agencia tributaria requiere para este tipo de pagos factura, lo que es en muchas ocasiones supone traba importante para el colectivo.
9.Establecer mecanismos que permitan una verdadera segunda oportunidad para los autónomos que fracasan y quieren volver a iniciar una actividad, así. Para ello, sería conveniente poner en marcha una ley que permita a los autónomos seguir adelante cuando fracasan y volver a emprender, así como tomar medidas que faciliten el relevo generacional y sucesión empresarial. Así como combatir uno de los grandes problemas de muchos autónomos, especialmente del medio rural: la despoblación.