Lorenzo Amor: “La eliminación de trabas es para un autónomo tan o más rentable que bajar impuestos”

0
344

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, y el Ministerio de Política Territorial y Función Pública han firmado un convenio con el fin de llevar a cabo acciones que identifiquen y den el paso definitivo a la eliminación de los obstáculos a la actividad empresarial y emprendedora. Lo han realizado en colaboración con la Confederación de Empresarios de Andalucía CEA la Jornada “Encuentro para la eliminación de trabas y trámites de las Administraciones Públicas. Especial atención al colectivo de autónomos”.

Durante la jornada, los representantes de ATA han dado a conocer las principales trabas a las que aún se tienen que enfrentar los autónomos en su día a día, haciendo un especial hincapié en la solución a las mismas. 

El encuentro fue inaugurado por Luis Fernández, secretario general de CEA y Lorenzo Amor, presidente de ATA, quien resaltó la importancia de la continuidad de este convenio entre ATA y en MINHAP. “Hacer trámites con la Administración no tiene que ser un muro. Las licencias de apertura y las municipales o que cada Comunidad Autónoma tenga una normativa diferente para una misma cosa siguen siendo un obstáculo para la actividad económica”, señala Lorenzo Amor, quien apunta que “la eliminación de trabas es para un autónomo tan o más rentable que bajar impuestos. La Administración no puede añadir trabas innecesarias; debe eliminarlas”. 

Fruto de esta colaboración se han ido reduciendo trabas en los últimos años de forma considerable. Así, entre las más destacadas se incluye la eliminación del libro de visitas, que ha supuesto un ahorro de unos 700 millones de euros a empresas y autónomos. Además, la puesta en marcha de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, ha eliminado algunas de las trabas que desde ATA venían solicitando, como es la posibilidad de cambiar la base de cotización hasta cuatro veces al año, el hecho de que ahora los autónomos sólo paguen por los días que han trabajado, en el mes de alta o de baja y la devolución de oficio el exceso de cotización de las personas en pluriactividad.

“Aún quedan trabas por resolver y que van surgiendo, como la necesidad de establecer un plazo de 60 días a la Administración para contestar al autónomo, plazo idéntico que tiene el autónomo cuando desde la Administración se le quiere algún tipo de documentación. Y en el caso de no contestar, que el silencio administrativo sea considerado como positivo, y no como hasta ahora que el no contestar se entiende como negativo”, señala la responsable de ATA. 

Por su parte, Luis Fernández, secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía – CEA resaltó la importancia de jornadas como esta: “identificar dónde están los problemas y solucionarlos con la colaboración de los profesionales y los propios autónomos que los sufren es fundamental si queremos seguir creando y manteniendo empleo”.