Liderazgo empresarial

0
544

El liderazgo empresarial es, según Wikipedia, el conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser o actuar de las personas o en un grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivos.

Tomando esta definición como ejemplo, la figura del líder es el papel protagonista de la empresa. Aunque, suele coincidir con el empresario, no muchas veces se da esta premisa, pues también puede recaer en otro miembro de la empresa como puede ser un directivo. Por lo tanto, el líder no tiene que ser el jefe. Un buen líder tiene que saber sacar partido a su grupo de trabajo y que éstos sean eficientes e integradores. Para que un empresario se convierta en líder, sus trabajadores tienen que verlo como aquella persona que hace recomendaciones favorables para la mayoría. Para ello tiene que saber comunicar, motivar al equipo y compartir con ellos las ideas y los objetivos.

La persona para ser líder tiene que reunir una serie de características que lo hacen diferente al resto. Éstas son: Carisma. El líder debe de poseerla para poder ganarse al equipo, es decir, tiene que destacar sobre ellos. Además, tiene que ser organizativo para saber manejar los recursos con los que cuenta.

El líder tiene que ser visionario, es decir, tener ideas únicas y tener la capacidad de poder llevarlas a cabo.

Comunicador, el saber comunicar y transmitir es una parte esencial, al igual que el saber escuchar. Incluso tiene que ser una persona entusiasta, transmitir todo lo que cuenta con convicción para que su equipo crea en él o en ella.

Cuando se presente un problema tiene que saber resolverlo de manera inmediata, por lo tanto, tiene que ser una persona resolutiva. Pero a su vez, tiene que saber imponer su autoridad, tiene que mezclar el ser comprensivo pero a la vez saber transmitir sus exigencias.

La creatividad, es otra de las características del líder empresarial. Tiene que fomentar las ideas novedosas. Y por último ser un gran negociador a la hora de vender sus ideas, sus argumentos incluso a él mismo. Se tiene que ganar al que tiene delante pero con honestidad. Es la única manera que su equipo le siga y no lo deje “tirado por el camino”.

Todas estas características son las que debe de reunir toda aquella persona que se quiera convertir en líder. Las empresas crecen si en sus filas cuenta con una persona así. Además, tiene que tener una aptitud de aprendizaje permanente. Todo va evolucionando y tiene que estar preparado para los nuevos paradigmas que se vayan presentando a lo largo del camino.

La figura del líder se ha visto plasmada en personas muy reconocidas como Steve Jobs o John Ford. Sin embargo, hay otros líderes que son menos mediáticos y que sin embargo, son grandes sus logros. Indra Nooyi es una de las mujeres líderes más importantes del mundo, según recogen algunas publicaciones, Dirige la PepsiCo. Al igual que ella, Howard Schultz, emprendedor de la cadena Starbucks ha conseguido expandir sus cafeterías a lo largo del mundo.

No hay mejor manera de aprender que tener modelos de referencias como los mencionados. Si eres el empresario no te limites a ser sólo el jefe, sé también el líder que guíe y reme a la vez junto a su equipo de trabajo.