Las Romerías más populares de la provincia sevillana

0
94

Alrededor de 100 son las Romerías que se celebran durante todo el año en la ciudad de Sevilla y su provincia, peregrinaciones a santuarios o ermitas rodeados de familiares y amigos donde además se disfruta de un día de convivencia. Algunas de ellas son de Interés Turístico Nacional.

Las romerías son viajes o peregrinaciones que se hacen por motivos religiosos a santuarios o ermitas. Son una parte importante de la cultura de nuestros pueblos. Solo en Sevilla y su provincia hay alrededor de 100. En ellas conviven por partes iguales lo lúdico y lo espiritual. Cada una de ellas con su singularidad, su historia y su patrimonio. Sevilla es una de las ciudades con mayor concentración de iglesias.

La Romería de Cuatrovitas 

La Romería de Cuatrovitas, declarada de Interés Turístico Nacional, es la más antigua de la provincia de Sevilla. A principios del siglo XIX, entre 1817 y 1827, la Virgen comenzó a ir a Bollullos de la Mitación celebrándose el traslado en la festividad de Santiago que coincidía con el Corpus. Hacia 1915 aparecen las primeras Carretas de Pique. El cuarto domingo de octubre se inicia la romería con una Misa de Romeros en la que participa el coro de la Hermandad.

La imagen de la Virgen de Cuatrovitas marcha a primera hora de la mañana en templete de plata portado en una carreta de bueyes, de Bollullos de la Mitación, precedida por numerosos caballistas y miles de personas que la acompañan. Y detrás de la Virgen, una comitiva de carretas elaboradas a base de papel picado. Una de las tradiciones más características de esta romería es el adorno de las carretas en las que los bollulleros trabajan durante cuatro o cinco meses. Alrededor de 6 kilómetros entre olivares y pinares hasta finalizar el camino. El momento más impresionante es la llegada a la ermita, a mediodía, cuando la Virgen se detiene para que las carretas y romeros desfilen por delante de ella.

La Romería Nuestra Señora de Valme

La romería en honor de la Virgen de Valme se celebra en Dos Hermanas el tercer domingo de octubre. Es una de las más importantes de Andalucía no sólo en cuanto a número de peregrinos, asisten alrededor de 200.000, sino en cuanto a antigüedad y tradición. Los romeros trasladan la imagen desde la Iglesia de Santa María Magdalena de Dos Hermanas a la ermita del Cortijo del Cuarto, en la barriada sevillana de Bellavista. 

La primera romería tuvo lugar el 28 de octubre de 1894. En esa fecha se llevó por primera vez, desde el pueblo, a la Virgen en una carreta de flores hasta su antigua capilla, la ermita que mandó construir Fernando III tras conquistar Sevilla. En 1976 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. En Dos Hermanas, la romería de Valme es considerada “fiesta mayor”. Los días antes se reúnen cientos de familias y amigos para arreglar las carretas, los coches de caballo… y preparar la comida que se llevarán. 

La fiesta empieza a las seis de la mañana con una misa en la parroquia de Santa María Magdalena. Después la imagen es trasladada del altar mayor a su carreta para comenzar el camino hacia la ermita del Cortijo del Cuarto. A la comitiva oficial le siguen los jinetes y las amazonas, a caballo. La carroza de la Virgen es acompañada por muchos fieles andando y carretas tiradas por bueyes engalanadas con flores de papel. Las horas centrales del día, con la llegada de la Virgen a la ermita, son uno de los momentos más especiales de la romería. Destaca esta romería por la perfección alcanzada en los diseños y confección de las carretas que acompañan a la Virgen.

La Romería de Nuestra Señora de Fátima

La primera romería a la Virgen de Fátima, alcaldesa perpetua de Los Molares, se celebró en el año 1971, si bien con anterioridad tenían lugar en el pueblo cultos religiosos en su honor. La talla de la Virgen de Fátima expuesta en la Iglesia de Santa Marta es actualmente la más antigua de las existentes en la localidad, puesto que las anteriores imágenes religiosas fueron quemadas durante la Guerra Civil. La actual data de 1945. La primera romería fue en 1971.

La festividad de Nuestra Señora de Fátima comienza a primeros de mayo con la tradicional presentación de los nuevos recién nacidos a la Virgen, el triduo preparatorio y la solemne función principal. Pero el día más importante y más esperado por todos, es sin duda, el día de la Romería. A las 7 y media de la mañana las campanas y el estallar de los cohetes despertarán a todos los molareños anunciando que va a comenzar la Misa de Romeros, cantada por el Coro de Nuestra Señora de Fátima. Tras la misa la imagen es sacada en hombros hasta la carreta que la portará por las calles.

Momentos emocionantes son la llegada de la Virgen al Ayuntamiento donde es recibida por la corporación municipal, el rezo del Ángelus en la ermita del Juncal y la llegada a la calle que lleva su nombre. Durante el recorrido es costumbre subir a los niños en la carreta para ponerlos bajo la protección maternal de la Virgen de Fátima. El lugar de descanso de esta romería es la finca municipal de “Piedrahincá”.

La Romería de San Isidro Labrador

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía en 1998, es una de las más importantes de la provincia de Sevilla. La primera se celebró en la finca La Romera en 1962, posteriormente se trasladó a La Rosilla. En el año 1973 la fiesta pasa a la Sierra San Pablo, un bello paraje donde abundan los pinares que ofrecen una agradable sombra a los peregrinos, y olores a tomillo y romero. En los últimos años la afluencia de romeros ha llegado a ser multitudinaria, superando las 12 000 con medio millar de caballistas, remolques, coches de caballos y la belleza de una treintena de carretas tiradas por yuntas de mulos. La romería tiene lugar el domingo más cercano al 15 de mayo para así honrar a San Isidro que va en carreta de plata tirada por mulos.

Montellano se moviliza enteramente, antes y después de la celebración; además la situación geográfica entre Sevilla y Cádiz hace que sean muchísimos los pueblos vinculados a una Romería que ha alcanzado un carácter comarcal y regional. Es una fiesta enormemente participativa; prueba de ello son las más de treinta carretas bellamente adornadas y tiradas por yuntas de mulos; más de 500 caballistas, remolques y coches de caballos, completan una caravana multicolor que se mueve al son de sevillanas.

El día comienza en Montellano, en el pueblo, con una tradicional Misa en Honor a San Isidro y posteriormente se empieza a caminar hacia la Sierra San Pablo en un trayecto que dura más de cuatro horas para celebrar después un día de convivencia y comida romera. Al anochecer se lleva a cabo la bajada al pueblo.