Las Pymes no están preparadas para la Ley de Igualdad de Oportunidades. 03/2007

0
154
Por Guillem Pedragosa Acosta, Director General de Grupo SGP y CEO Igualia

Se avecina un tsunami de igualdad este año 2022 y como de costumbre, no estamos preparados ni de lejos.

Es cierto que apenas hay formación en los círculos empresariales, de las obligaciones que para las empresas tienen la implantación de la Ley de Igualdad de Oportunidades 03/2007

En unas ocasiones la creencia es que esto sólo afecta a las grandes empresas, que en buena mayoría están o se están preparando, pero cuando bajamos al escalafón de las empresas con más de 50 trabajadores o menos, el conocimiento es nulo.

Cómo bien sabemos, los que trabajamos en implantación de normativa legal, en España sólo se hacen las cosas a base de palos, es decir, cuando las sanciones son percibidas como importantes y reales.

Y en este caso así es desde 6000€ hasta algo más de 180.000€ pueden ir las multas y es la inspección de trabajo, la obligada a hacer cumplir esta nueva normativa. La alegría va por barrios, los recursos son los que son, más bien escasos, pocos funcionarios con un trabajo inabarcable, por ponerle un ejemplo, en Huelva, hay menos de diez inspectores de trabajo para toda la provincia.

 Y eso que en Andalucía desde luego se lo están tomando bastante en serio, han empezado a dar palos, y bien dados en el sector agrícola, ahora están en hostelería y seguiremos.

Esta Ley, más allá de echarle la culpa al coleta y de lamentarse por más gastos, que lo hay, o de preocuparse por si tengo en mi plantilla más o menos mujeres u hombres, eso es residual. Esto va de crear las mismas condiciones de trabajo y oportunidades en todos los ámbitos laborales, tanto a hombre como a mujeres y esto no es así en muchas empresas, por temas sociales, de formación, salariales, etc.

Al igual que muchos de vosotros, soy un profesional formado que realiza su actividad en el siglo XXI, no he conocido a ninguna mujer, que por un mismo trabajo, cobre menos que un hombre, pero estas desigualdades existen en muchos ámbitos, decir que está ley bien a solucionar estos desajustes es simplificar la ecuación mucho, porque hay cuestiones como la conciliación familiar, la formación, la igualdad de oportunidades a la hora de promocionar en la empresa y cientos de ámbitos en los que está Ley regula los diferentes aspectos, más allá que los puramente económicos.

Todas las empresas tienen unas obligaciones, las de menos de 50 trabajadores y las de más de 50 trabajadores. Lo cierto es que, esta es una normativa que vienen para quedarse y cuanto antes nos pongamos las pilas mejor, para cualquier consulta quedo a vuestra disposición.