Las Poleas, el postre casero de familias humildes que ha acabado en restaurantes

0
236

Las poleas son un postre casero de lo más sencillo y sabroso. Hace años se preparaba en familias humildes con pocos recursos, pero hoy en día lo puedes encontrar en cualquier restaurante. Hoy os enseñaremos el secreto para elaborarlo.

En primer lugar debes quitarle la cáscara a un limón. Añádela junto a una cucharada de matalahúva en una sartén con aceite y ponla a sofreír con cuidado de que no se queme. A continuación necesitarás un litro de leche. Reserva de ese litro un vaso que usarás después para disolver unas cinco cucharadas de harina. Cuando la harina haya hervido incorpora tres cucharadas de azúcar. El secreto de mi padre está en echarle una copita de aguardiente (si es de Zalamea La Real, mejor) para realzar el sabor a anís. Una vez finalizadas espolvorea canela e incorpórale unos coscorrones de pan frito por encima y listas para degustar.