‘Las Nuevas Olas’ del Festival de Sevilla profundiza en el auge de los populismos y la identidad de Europa

0
157

La 18ª edición del certamen incluye en esta selección de 12 títulos, todos estrenos en España, la película distinguida con la Cámara de Oro y el Gran Premio de la Semana de la Crítica de Cannes.

El 18º Festival de Sevilla de cine, proyecto del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) del Ayuntamiento de Sevilla que se celebrará del 5 al 13 de noviembre, presenta los títulos que conforman ‘Las Nuevas Olas’, una de las secciones más emblemáticas y que mejor representan el espíritu del certamen cinematográfico sevillano.

El aval de los principales galardones recogidos en la actual temporada de festivales, y que aportan un peso específico, es la vitola con la que se presenta esta sección que reúne la última Cámara de Oro y el Gran Premio de la Semana de la Crítica de Cannes, el Cristal a Mejor Película en Annecy, el Gran Premio del Jurado en Sundance o la Mejor Película en Sarajevo o el Gran Premio del Jurado en Sundance.

En conjunto, la selección de ‘Las Nuevas Olas’, compuesta por 12 películas que se verán por primera vez en España, aporta una sugerente mirada a los retos y desafíos que están hoy en la primera línea del debate europeo, como la inmigración, los refugiados, la lucha a favor de la igualdad real de la mujer, el ascenso de los populismos o la identidad de los pueblos frente a la invasión globalizadora. Temas todos ellos que llegarán en unos casos de la mano de nombres recién llegados a la escena cinematográfica, con una voluntad inequívoca de aportar enfoques nuevos, y en otros a partir del trabajo sin corsés de veteranos como Mathieu Amalric o Kornél Mundruczó. Además, algunos de los títulos de esta sección corresponden a directores de orígenes e influencias no europeas que, desde su singularidad, alimentan el debate sobre la identidad en una Europa mestiza.

‘Las Nuevas Olas’, altavoz del nuevo cine español

Tras acoger los debuts cineastas hoy tan relevantes como Luis López Carrasco, Lois Patiño o León Siminiani, ‘Las Nuevas Olas’ vuelve a apostar por un director español novel para inaugurar esta selección de títulos. Tras una premiada trayectoria en el mundo del corto, el canario David Pantaleón llega al Festival de Sevilla con el estreno mundial de su ópera prima, Rendir los machoscomo película inaugural de Las Nuevas Olas. Ambientada en Fuerteventura, es una suerte de largo viaje a pie protagonizado por dos hermanos que deben ponerse de acuerdo para cobrar la herencia de su recién fallecido padre, un rico ganadero y productor de queso.

Europa como refugio: de Turquía a Afganistán

En su objetivo por acercarse a la vida de los refugiados desde lenguajes poco frecuentados, ‘Las Nuevas Olas’ propone esta edición dos títulos, Flee Europa.

Con el aval de tres premios en el Festival de Annecy y con el Gran Premio del Jurado en Sundance, Flee, del danés Jonas Poher Rasmussen, narra la épica huida desde Afganistán de un joven gay. A medio camino entre el cine de animación y el documental, Rasmussen traslada a la gran pantalla la historia real de un amigo que, en plena invasión soviética en los años 80,  buscó refugio en el extranjero.

En Europa, Heider Rashid acude al relato de su propio padre, refugiado iraquí, para retratar la odisea de miles de personas en la frontera entre Turquía y Bulgaria. Con la técnica de la cámara subjetiva, que filma a corta distancia del intérprete, la película ofrece una experiencia inmersiva en la travesía de un joven que trata de sobrevivir a las leyes del bosque y a la persecución de las patrullas fronterizas.

Nombres propios de la cinematografía europea 

Premio Especial del Jurado en Sevilla 2010 con Semilla de maldad (Tender Son), el húngaro Kornél Mundruczó vuelve a la capital hispalense con Evolution, en la que viaja desde la Segunda Guerra Mundial al Berlín actual a través de tres generaciones de una misma familia, incapaz de reconciliarse con las heridas del pasado y con el horror sufrido durante el Holocausto.

Mathieu Amalric también regresa a Sevilla, cuatro años después de ganar el Premio a la Mejor Dirección con Barbara. En esta ocasión, en Hold me tight (Serre moi fort), el director e intérprete francés se adentra en la historia de una mujer que rompe las cadenas de su frustrante monotonía familiar. Protagoniza el filme Vicky Krieps, inolvidable en El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson, y recientemente en la cartelera con Tiempo, de M. Night Shyamalan.

Retratos de mujeres en llamas

La de Hold me tight no es la única historia de esta sección sobre una mujer comprometida con sus propios deseos e inquietudes. Con la participación de Martin Scorsese en la producción, Murina, ópera prima de la croata Antoneta Alamat Kusijanović, llega a Sevilla tras lograr la Cámara de Oro en el último Festival de Cannes para poner sobre la mesa la relación de una joven que desafía a su padre violento. La película conjuga con destreza la belleza de las localizaciones en una isla croata con la atmósfera asfixiante que sufre su protagonista.

También la relación entre un padre y su hija centra la trama de Moon, 66 Questions,de la griega Jacqueline Lentzou. La protagonista vuelve a casa para cuidar al padre enfermo, regreso que aviva una posible reconciliación. Mejor Película en el último Festival de Sarajevo, este debut impulsa el relevo generacional de la Nueva Ola Griega, en la estela de Lanthimos o Tsangari.

También galardonada en Cannes, donde logró el Gran Premio en la Semana de la Crítica y el Fipresci, llegará Feathers, del egipcio Omar El Zohairy. Este sorprendente debut combina el surrealismo con la crítica sociopolítica a partir de la comedia más absurda: el mago de una fiesta convierte a un hombre en pollo, esto llevará a que su mujer se haga cargo de su familia en el contexto de un asfixiante sistema patriarcal.

La ópera prima de los noveles tunecinos Ismaël y Yossef Chebbi en la transgresora Black Medusa ahonda también en el machismo y en los roles preestablecidos para la mujer. Rodada en blanco y negro, los directores se sirven del mito de Medusa para contar la doble vida de una joven muda: de día es una reservada montadora cinematográfica y de noche, una cazadora en busca de venganza.

Reflexión política contra los populismos y los colonialismos

La reflexión política, inherente al espíritu de Las Nuevas Olas, se encuentra en una serie de títulos que juegan a su vez con los géneros. En Bloodsuckers, el alemán Julian Randlmaier, que presentó en Sevilla Self-criticism of a Bourgeouis Dog y A proletarian Winter´s Tale, se atreve ahora con una comedia negra, política y de vampiros para realizar una ácida revisión del marxismo y los populismos de los años 20 del siglo XX.

Bajo la influencia del cine de Ermanno Olmi o los Taviani, los italianos Alessio Rigo de Righi y Matteo Zoppis proponen en The tale of King Crab (Re Granchino) una reinterpretación de los cuentos populares para hacer una contundente crítica a los colonialismos. Aquí el foco se proyecta sobre un antihéroe del siglo XIX, dipsómano y vividor, que durante una revuelta local se ve obligado a viajar hasta Tierra de Fuego.

Una relectura del colonialismo está presente igualmente en Liborio, título de esta sección que firma Nino Martínez Sosa. Montador habitual en las películas de Jaime Rosales, en su debut detrás de la cámara se acompaña de Óscar Mateo en la dirección de fotografía (también del equipo del director de La soledad) y de Pablo Arellano en el guión. Liborio es el retrato, colorista y de enorme expresividad estética, del líder campesino y religioso Olivorio Mateo, un revolucionario de la República Dominicana de principios del siglo XX.