Las 4 fases de la desescalada tiene como objetivo final el 24 de junio

2
4035

Ayer Pedro Sánchez anunció las 4 fases de la desescalada que llevará a la población a una «nueva normalidad». Otro detalle que dejó claro en su intervención es que la desescalada será por provincia. Esto significa que para pasar de una fase a otra cada provincia tiene que cumplir unos marcadores asistenciales y epidemiológicos.

Los marcadores tienen en cuenta las camas disponibles en UCI, los datos de contagio, la capacidad asistencial y la movilidad de cada territorio.

El Gobierno prevé que a finales del mes de junio el conjunto entero de España consiga alcanzar la nueva normalidad. En estos momentos estamos inmersos en la Fase 0, la cual ha comenzado el pasado domingo con la salida de los menores. A partir del día 2 de mayo estas salidas se van a prolongar a los adultos y mayores, e incluso para la práctica deportiva de manera individual. Aún se está a la espera de cómo se va a acometer, ya que será Sanidad quien fije las pautas, como por ejemplo tramos de horas.

A partir del lunes 4 de mayo se abrirán los locales donde serán atendidos por cita previa de manera personal. Aquí se incluye los restaurantes y bares que sirven a domicilio y peluquerías.

La movilidad entre provincias seguirá prohibida, excepto en los casos previstos en el art.7 del decreto de estado de alarma. Habrá que esperar a la fase 3 para poder realizar viajes, siempre y cuando toda España se encuentre en el mismo nivel. Por tanto, no se podrá desplazar a una segunda residencia si ésta se encuentra en otra provincia.

Fase 1

Si Sevilla cumple con los marcadores fijados a partir del día 10 de mayo, podrá entrar en la fase 1, que permite la apertura de pequeños comercios y las terrazas bajo el cumplimiento de los aforos (30%). Se contemple, además, que haya un horario especial para los mayores. Incluso se podrá salir en compañía de otras personas, guardando ciertas normas. Aquí también se incluyen la relación con las personas más mayores.

En esta fase también se establece la apertura de los lugares de culto, pero solo 1/3 de su aforo. En cuanto a los hoteles y apartamentos turísticos también podrán abrir excepto las zonas comunes.

Fase 2

Entre una fase a otra tiene que haber un espacio de 15 días y seguir cumpliendo los marcadores para dar el paso. Es en esta fase cuando los locales podrán abrir cara al público su espacio interior, pero como máximo su aforo no puede superar 1/3 y respetando siempre las normas de distanciamiento y siempre para servicio de mesa.

En cuanto al ocio y la cultura se reabrirán los cines, teatros, auditorios, etc. siempre con butacas pre-asignadas y limitando su aforo a 1/3. Los actos y espectáculos culturales de menos de 50 personas se van a poder llevar a cabo siempre cuando no supere 1/3 de su aforo. Sin embargo, si es al aire libre, será posible si no superan las 400 personas, siempre y cuando sea sentado. Es también en esta fase, cuando los lugares de culto aumenta su capacidad de acceso al 50% de su aforo.

Es también en la fase 2 cuando se contempla el abrir los centros escolares para mayores de 6 años. La apertura será para clases de refuerzo o preparar la selectividad, para lo que los padres tendrán que autorizar el acceso de su hijo.

Fase 3

La última fase es la 3, es la más avanzada, por lo que se flexibiliza la movilidad general. En esta fase los centros comerciales podrán abrir sus puertas limitando su aforo al 50% y fijando una distancia mínima entre personas de 2 metros. En cuanto a la restauración, se suavizará las restricciones de aforo, pero se mantiene las condiciones de separación entre en público.

Para cada fase, el Gobierno dictará las normas de debido cumplimiento. El Presidente instó a los ciudadanos a ser responsables y cumplir con las obligaciones para salir de esta situación y avanzar hacia la nueva normalidad. «El virus no ha desaparecido hasta que no se encuentre una vacuna». Además, como la evolución se contemplará por provincias, aquellas que su evolución no fuera favorable, podría volver a la fase anterior.

En definitiva, como mínimo esta transición a la nueva normalidad se hará en 6 semanas, es decir, que finalice el 3 de junio, cuando se podrá abrir playas y piscinas, en unas condiciones que están aún por determinar. Y, como máximo 8 semanas, es decir, llegar al 24 de junio, según previsiones del Gobierno y que todo vaya evolucionando como se tiene previsto.