La sostenibilidad de la industria cementera andaluza

0
848

El sector cementero andaluz se ha caracterizado desde hace muchos años, por su compromiso con el medioambiente y con las cuestiones sociales, a la hora de desarrollar su actividad.

Desde el año 2002 las empresas cementeras presentes en Andalucía e integradas en AFCA -Cementos Cosmos (Grupo Votorantim), LafargeHolcim España, Cementos Portland Valderrivas, Cemex España y FYM HeidelbergCiment Group- y las dos organizaciones sindicales más representativas del sector, vienen firmando los “Acuerdos de Valorización y Sostenibilidad de la Industria Andaluza del Cemento”.

El pasado 18 de septiembre los representantes del sector -empresas y sindicatos- en presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, rubricaron la VI Edición de este acuerdo, que supone el compromiso expreso del sector por redoblar todos los esfuerzos que garanticen la sostenibilidad y el futuro de esta actividad industrial, la generación de valor y sobre todo la creación de empleo de calidad en nuestra región. La Junta de Andalucía de esta manera apoyaba el desarrollo de una actividad industrial comprometida con el medioambiente, con la seguridad de las personas y con la generación de empleo de calidad.

En este convenio también se sientan las bases para los procesos de valorización material y energética en las fábricas de cemento. La valorización es un proceso apoyado expresamente por la UE, como una de las mejores técnicas disponible (MTDs), por el que durante el proceso de fabricación de cemento se sustituyen determinadas materias primas o combustible fósil, por residuos que no hayan podido ser reutilizados ni reciclados. Ni que decir tiene que se trata de una práctica completamente segura, que se lleva a cabo en toda Europa desde hace más de 30 años. Las empresas y sindicatos de Andalucía se han autoimpuesto en este acuerdo limitaciones por encima de las que marca la ley en nuestro país.

La valorización, además de contar con innumerables ventajas ambientales -se reducen emisiones, se gestionan residuos de manera responsable, se ahorran combustibles fósiles, etc. -cuenta también con ventajas de tipo económico.

Cabe destacar que la valorización de estos residuos en el proceso productivo aporta competitividad al proceso. Hoy en día, con la drástica reducción que ha experimentado el consumo doméstico de cemento, la competitividad de las fábricas resulta indispensable para poder exportar cementos al exterior y poder así aspirar a sobrevivir en el mercado. Por lo tanto, la valorización contribuye directamente al mantenimiento de la actividad industrial en nuestra región y a la creación de empleo de calidad en la misma. Limitar las opciones de valorización de una fábrica es sinónimo de futuro incierto en materia de actividad y empleo.

En este acuerdo se recoge también la voluntad de las partes por dar continuidad a la Fundación Laboral Andaluza del Cemento y el Medio Ambiente (FLACEMA). Esta fundación es una herramienta con la que cuenta el sector, que se encarga de garantizar la sostenibilidad e la industria cementera en Andalucía y proporcionar una comunicación transparente y fluida con los grupos de interés. En este sentido se mantiene también la figura de los delegados de medioambiente que son los representantes de los trabajadores en materia ambiental. 

Desde el sector cementero estamos convencidos de que este convenio, apoyado por la Junta de Andalucía, puede contribuir a desarrollar nuestra actividad y mantener el empleo, de una manera responsable con el medioambiente y con la seguridad de todas y cada una de las personas relacionadas con la fábrica: trabajadores, visitantes y vecinos.