La revolución del 5G

Las conexiones llegarán a ser hasta 100 veces más rápidas que con el 4G, con una velocidad media de 10 Gbps

0
159

Son muchos y variados los actores que han propiciado la revolución tecnológica en la que nos encontramos inmersos en la actualidad. Pero sin lugar a dudas, la aparición de los teléfonos inteligentes ha sido el elemento catalizador más relevante de esta revolución, no sólo por su impacto en la industria en general, sino en la forma en la que vivimos, trabajamos, socializamos e incluso pensamos. Aun así, es justo señalar que este avance sin precedentes de la tecnología móvil, no hubiera sido posible sin el desarrollo y soporte de las infraestructuras de redes 4G, que permitieron conectar y comunicar millones de dispositivos entre sí.

Pues bien, si la irrupción del 4G supuso un antes y un después en el desarrollo de la telefonía móvil y en la forma de comunicarnos, la nueva conexión 5G abrirá las puertas al inicio de una nueva era de la humanidad.

Pero ¿En qué consiste realmente el 5G? La conexión 5G, es la señal inalámbrica que abastecerá la era de la superconectividad, el Internet de las Cosas; del que ya hablamos en otro artículo y la industria 4.0.

Las conexiones llegarán a ser hasta 100 veces más rápidas que con el 4G, con una velocidad media de 10 Gbps, superando a las redes fijas de fibra que tenemos actualmente en nuestras casas y oficinas. Además, esta nueva tecnología facilitará una mayor eficiencia de la banda de frecuencias, reducirá el 90% de consumo de energía de la red, permitirá multiplicar por 100 los dispositivos conectados y aumentará hasta diez años la vida útil de las baterías de estos. Por otra parte, una de las principales características del 5G, es
la notable bajada de la latencia (tiempo de respuesta de un dispositivo en ejecutar una orden enviada desde otro dispositivo) a apenas un milisegundo. Este hecho que puede parecer irrelevante, tendrá un impacto sin precedentes en todos los sectores de la sociedad y permitirá el despliegue total del Internet de las cosas.

¿Y cuándo estará disponible el 5G y qué nos deparará en el futuro? No tendremos que esperar mucho para disfrutar de esta nueva tecnología, dado que ya contamos con
el primer estándar 5G mundial y se espera que para el año 2020 se encuentren disponibles las primeras redes comerciales para uso doméstico en nuestro país.

Esta nueva tecnología supondrá un antes y un después, tanto en el ámbito personal como en el empresarial. En el ámbito personal por ejemplo, permitirá múltiples mejoras en el
manejo de dispositivos y una mayor facilidad de navegación. Del mismo modo, aparecerán nuevos usos y aplicaciones impensables hasta el momento en el ámbito de la realidad
virtual y aumentada, llegándose a poder realizar videollamadas con hologramas en tiempo real, o la transmisión de vídeo UHD.

Pero no sólo afectará a las personas de forma individual. El espacio urbano asumirá una nueva movilidad gracias a la mejora radical de las ciudades inteligentes, optimizándose el crowdsourcing y reduciéndose el tráfico y la contaminación. En lo que respecta al ámbito rural, permitirá del mismo modo una agricultura y ganadería inteligentes, que facilite la mejora de productividad gracias a la integración del Big Data en todos sus procesos de
negocio. Si nos enfocamos en el tejido empresarial, el 5G será el motor principal de la transformación digital, lo que redundará en el desarrollo de modelos de negocios completamente nuevos, generando productos y servicios actualmente inexistentes, propiciando a su vez la generación de nuevas profesiones y la creación de millones de puestos de trabajo.

Asistiremos al nacimiento de lo que se ya se conoce como “Internet Táctil”, gracias al cual seremos capaces de controlar sistemas y dispositivos con una latencia mínima, lo que traerá consigo numerosas aplicaciones y avances para sectores como el de la telemedicina, la automoción, la industria, el deporte, el turismo, el arte o el ocio.

Se podrán llevar a cabo reparaciones a distancia, transportar personas o mercancías sin conductor, proporcionar asistencia en carretera mediante realidad aumentada e incluso operar a un paciente sin estar físicamente en la sala de operaciones y con la máxima precisión y seguridad. En resumen, la nueva tecnología 5G ha llegado para quedarse, y
contribuirá de forma notable a la llegada de la economía digital y de la Industria 4.0.