La Junta abre el plazo para que las pymes andaluzas soliciten incentivos para la mejora de la seguridad laboral

Las ayudas, de entre 1.200 y 15.000 euros, podrán cubrir hasta el 75% de las inversiones y beneficiarán a unas 450 empresas.

0
283
La Junta abre el plazo para que las pymes andaluzas soliciten incentivos para la mejora de la seguridad laboral.
La Junta abre el plazo para que las pymes andaluzas soliciten incentivos para la mejora de la seguridad laboral.

La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio abre el plazo para que las pymes andaluzas puedan solicitar ayudas para la realización de proyectos e inversiones en materia de prevención de riesgos laborales. Con esta convocatoria, la Junta destina 5,58 millones de euros para subvenciones a conceder en régimen de concurrencia competitiva, lo que permitirá beneficiar a más de 450 empresas y supone un incremento de dotación de recursos de un 135% respecto a lo concedido en el año 2017.

El plazo de solicitud de estas ayudas se prolongará hasta el próximo 20 de agosto y las solicitudes deberán registrarse, de manera telemática, a través de la siguiente dirección:
http://www.juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/servicios/proce
dimientos/detalle/523/datos-basicos.html.

La Junta abre así dos convocatorias: una convocatoria ordinaria con 2,92 millones de euros, destinada a las pymes que desarrollen alguna de las actividades económicas que durante 2017 reflejaron en la comunidad mayores índices de incidencia por accidentes de trabajo y/o enfermedades profesionales, en la que se incluyen, entre otros, sectores como la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, construcción, servicios de alojamiento o servicios a edificios y actividades de jardinería. Y otra convocatoria de 2,66 millones, específica para las pymes de la industria manufacturera y los servicios avanzados, enmarcada en el Programa de Fomento del Empleo Industrial y Medidas de Inserción Laboral que el Gobierno andaluz aprobó el pasado mes de diciembre.

Los incentivos, de entre 1.200 y 15.000 euros, podrán cubrir hasta el 75% de las inversiones que realicen las empresas e irán destinados a financiar, entre otras actuaciones, la compra y renovación de equipos de seguridad laboral. Entre los beneficiarios potenciales se incluyen los autónomos que tengan al menos un trabajador contratado durante el año anterior al inicio del plazo de presentación de solicitud.

Dos modalidades de subvenciones
Cada una de estas convocatorias cuentan con dos modalidades de ayudas, la primera modalidad, con ayudas de 1.500 a 15.000 euros, financiará inversiones para sustitución y adaptación de maquinaria y equipos de trabajo, instalaciones específicas de control de contaminantes y adquisición de sistemas de prevención para el trabajo en altura, entre otras.

La segunda modalidad, con incentivos de 1.200 a 12.000 euros, apoyará iniciativas de integración de la prevención en las empresas, mejora del cumplimiento de la normativa y realización de proyectos innovadores y buenas prácticas preventivas. Se incluyen en este apartado planes de formación, estudios ergonómicos y psicosociales, proyectos de I+D+i dirigidos a la mejora de las condiciones de trabajo, diagnósticos preventivos sobre riesgos emergentes y primeras implantaciones de sistemas de gestión de seguridad y salud laboral.

Desde su puesta en marcha en 2011, este programa de incentivos ha respaldado con un total de 10 millones de euros a más de un millar de pymes y autónomos, contribuyendo a la mejora de las condiciones de seguridad y salud de casi 10.000 puestos de trabajo.