La importancia de una carta de venta

0
80
Por Rocío Espinosa, directora de PYMES Magazine y Pymes Comunicación

Hoy quiero poner mi granito de arena para que consigas vender más. Y, ¿cómo lo vas a conseguir? Teniendo a la comunicación como tu gran aliada dentro del proceso de la venta. 

Lo que voy a narrar a continuación, es un caso real, tan real que me ha pasado a mí el mes pasado. El proyecto de La Comunidad de Rocío Espinosa está siguiendo su proceso de crecimiento. El equipo cree que es el momento oportuno de dar el salto y que tenga su propia web. 

Me puse mano a la obra y entre los contactos y colaboradores de la revista, empecé a solicitar presupuesto. Cuando solicito un presupuesto, siempre intento contar con empresas que conozco y que sé de su labor. 

Quiero dejar claro que cuando pido presupuesto es porque o el equipo y yo no sabemos realizar lo que solicitamos, o porque queremos delegar y encargarnos de lo que principalmente nos compete. 

En este caso es la primera opción. No sabemos nada de programación, ni de poner en marcha una web.

De los presupuestos que nos han enviado, os puedo asegurar que la decisión final de la empresa que lo va llevar a cabo, no es a la que mejor precio da. Es aquella que ha narrado cómo sería el proceso de creación, qué ventajas tengo con la incorporación de algunas aplicaciones, entre otros detalles. En definitiva, ha realizado una carta de venta personalizada, en la que ha sabido vender muy bien el producto y el servicio que ofrece. 

No hemos pretendido de hacer de esto un concurso, sino simplemente hemos escogido al que ha despertado mayor confianza a la hora de elaborar lo que solicita el equipo. Con esto no quiero decir que las otras empresas no hagan bien su trabajo, pero el gato se lo ha llevado al agua, aquella que ha sabido tener a la comunicación como su principal herramienta, usando para ello “La Carta de Venta”.

Cuando, te soliciten un presupuesto, no mandes una especie de telegrama. Sé que el día a día, nos tiene, y yo me incluyo, enfrascado en muchas tareas, dejando pasar por alto la importancia de comunicar bien. Seguro que lograrías mucho más de lo que posiblemente puedes llegar a abarcar. Una parte de este comunicar bien, sería elaborar una carta de venta personalizada a la hora de vender tu producto o tu servicio. 

Lo mejor de todo esto que te estoy contando es que puedes aprender.

Lo primero por lo que debes de empezar es por un titular atractivo que incite a leer lo que quieres decir antes de dar el precio final. Háblale a tu posible cliente de qué ventajas tiene el trabajo que vas a realizar y cómo vas a conseguir los objetivos que busca. El cliente tiene que ver cómo le vas a hacer la vida más fácil.

No te vendas diciendo que eres el mejor del mercado o el único. El cliente si te pide presupuesto da por hecho que tu empresa puede ser una de las mejores opciones que escoja. Pero lo que no sabe es cómo lo vas a trabajar, cómo será el resultado final y si le incluyes unos servicios personalizados por trabajar contigo. 

Te aseguro, que el precio no será por el cuál decida realizar el proyecto contigo. Lo va a decantar la confianza y cómo has hecho imaginar a tu posible cliente el resultado final del mismo.

A redactar se aprende redactando. Diferénciate de tu competencia por estos detalles que marcan y mucho el resultado final de una venta. 

Si quieres aprender a redactar o prefieres delegar este menester en manos de profesionales de la comunicación, para ambas cosas, puedes hablar conmigo. Es más, te invito a que te sumes a La Comunidad de Rocío Espinosa. Sólo te digo que te espera lo mejor de la comunicación. Te dejo el enlace web https://page.co/L9H4aL y si lo haces en estos momentos vas a recibir un regalo muy potente y que solo lo tienen aquellas personas que ya están dentro de la comunidad.