La importancia de las microempresas en la economía

0
90

La pequeña, mediana y microempresa son las que constituyen más del 90% de nuestros negocios. Las microempresas son las más pequeñas de las PYMES y normalmente realizan actividades de comercio, servicios y productos. Todo destinado a satisfacer las necesidades de los clientes.

Una microempresa es un tipo de empresa que se llama así por tener una plantilla de trabajadores delimitada, de 10 trabajadores como máximo, así como un volumen de facturación delimitado, con una facturación anual máxima de 2 millones de euros. La microempresa es un tipo de organización. Esta recibe su nombre porque presenta unas dimensiones reducidas frente a otros tipos de empresa.

Hay que tener en cuenta que estos criterios varían en función del país al que hagamos referencia. Por ello, es conveniente contrastar el tipo de empresa con la legislación vigente que marca cada territorio, ya que existen divergencias que impiden una clasificación homogénea a nivel global.

Las características de una microempresa, por lo tanto, pueden sufrir variaciones en función del país. Teniendo esto en cuenta se puede decir que una microempresa por un lado debe tener entre 1 y 10 trabajadores, por otro lado, su volumen de facturación no debe superar los 2 millones de euros, y, además, debe presentar unas dimensiones reducidas, respecto a otras empresas de categorías superiores. Hay que señalar que es la tipología de empresa de menor dimensión. Son, junto a la pequeña y la mediana empresa, la categoría predominante en los distintos tejidos productivos del planeta.

Si hablamos de tipos de empresas por tamaños, hay que diferenciar entre cuatro:

-Microempresa. Como mencionamos anteriormente, está conformada por menos de 10 trabajadores que llegan a generar anualmente ingresos menores a los dos millones de euros.

-Pequeña empresa. La pequeña empresa es aquel negocio que tiene entre 11 y 49 empleados y que factura anualmente menos de diez millones de euros y de la cual el patrimonio poseído no supera dicha cantidad. Suele tratarse de pequeños negocios o empresas circunscritas a una localidad concreta.

-Mediana empresa. La mediana empresa cuenta con entre 50 y 249 trabajadores y su facturación es de menos de cincuenta millones de euros. Teniendo un activo total de menos de cuarenta y tres millones. Empresas regionales e incluso algunas nacionales son las que suelen estar dentro de esta consideración.

-Gran empresa. Una gran empresa tiene más de 250 empleados y con un volumen de facturación superior a los cincuenta millones y un activo total superior a los cuarenta y tres. En esta categoría suelen estar las multinacionales.

La pequeña empresa y la microempresa suelen dar lugar a confusión. Habitualmente, las microempresas son de reciente creación. Su nivel de facturación es bastante más bajo que el que presentan las empresas de categorías superiores, como la pequeña empresa. Un ejemplo de microempresa son los principales pequeños comercios, las tiendas del barrio, etc.

La pequeña, mediana y microempresa son las que constituyen más del 90% de nuestros negocios. Las microempresas son las más pequeñas de las PYMES y normalmente realizan actividades de comercio, servicios y productos. Todo destinado a satisfacer las necesidades de los clientes.

En la microempresa muchas labores las realiza una única persona. Esas tareas van desde la parte financiera, controlando los cobros y las inversiones, pasando por la parte productiva, en la que se produce una fase de transformación del producto o de compra de abastecimiento, hasta el de liderazgo de personal y venta de producto.

La importancia de las microempresas radica en su aporte económico y social para el impulso y desarrollo de una nación. Al representar casi la totalidad de las empresas establecidas en un país, las microempresas sustentan gran parte de su economía. Además, al ser una fuente rica de empleos, las empresas de este tipo promueven la contratación de personas de diversas edades y sectores, constituyendo así un ecosistema saludable para la población.

Al existir muchas entidades de esta escala, contribuyen al equilibrio de precios de ciertos servicios y productos. También, ofrecen una gran diversidad de productos a las distintas localidades, cubriendo las necesidades más básicas y aquellos requerimientos no tan comunes que una sociedad suele demandar.

Las microempresas son una de las mejores formas de comenzar en el sector empresarial. En estos negocios se combina la ilusión de crear un negocio, con la mezcla de habilidades de los miembros del equipo y también con la ambición de convertirse, en un futuro, en una gran empresa.

Según las estadísticas, realizadas en el mes de abril de 2022, en Andalucía, considerando el tamaño de las empresas, según número de trabajadores, el mayor incremento de produce en las de 20 a 49 trabajadores con un 13,8% respecto al mismo mes del año anterior, y el menor en el tramo de 1 a 2 trabajadores con un 1,4%. Sin embargo, en términos absolutos, el mayor incremento se produce en el tramo de 3 a 5 trabajadores, con 2.818 empresas más respecto al mismo mes del año anterior. En cuanto al número de trabajadores, el aumento más acusado en valor absoluto se registra en las empresas de 250 o más trabajadores, con un incremento de 59.592 trabajadores, que supone un crecimiento del 8,1% respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en las empresas de 1 a 2 trabajadores el incremento en términos absolutos es inferior con 2.755 trabajadores más y se sitúa un 1,6% por encima del mismo mes del año anterior. 

Si analizamos los resultados según el sector de actividad al que pertenecen las empresas, los crecimientos más acusados se producen en los sectores Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (19,3%), Hostelería (13,3%) y Transporte y almacenamiento (10,2%). Por otra parte, los sectores que decrecen respecto al mismo mes del año anterior son Industrias extractivas (-5,1%), Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (-2,2%), Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación (-1,9%) y Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico y como productores de bienes y servicios para uso propio (-1,8%).

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, subrayó el pasado 9 de marzo en una jornada empresarial organizada por CESUR, que la comunidad andaluza cuenta con “un tejido empresarial más sólido y competitivo” que antes de la pandemia, teniendo en cuenta los datos relativos a la densidad empresarial y a los incrementos de firmas producidos en 2021.