Inscripción de obra nueva por prescripción

0
320
Construction plans of architectural project
Por Antonio Manuel Álvarez,
Director Gerente de Grupo Vivit

En este artículo os voy a hablar y para que se pueda diferenciar el concepto de obra nueva del de nueva construcción. Para ello que mejor manera que comenzar definiendo el concepto. 

¿Qué es una obra nueva?

Es una edificación que se realizó hace años, con o sin licencia, pero en todo caso, cuando ya ha prescrito cualquier acción administrativa para declarar su ilegalidad

Obviamente todos entenderéis que obra nueva, es aquella que se está construyendo o acaba de terminarse; sin embargo en el lenguaje del derecho obra nueva es toda aquella de la que no se tiene noticia.

Dicho de otra forma hay dos tipos de declaración de obras nuevas:

  1. Obras nuevas en la realidad, que son las que se están construyendo o acaban de construirse
  2. Obras nuevas para el mundo del Registro de la Propiedad, es toda obra existente en la realidad y que pretende acceder al Registro de la Propiedad, con independencia de cuando se haya construido.

La declaración de obra nueva es una manifestación hecha en escritura pública en la que el propietario o propietarios de una finca hacen constar que, en esa finca se ha realizado o se está realizando una edificación, o una mejora en la ya existente, con el objeto de que dicha obra sea inscrita en el Registro de la Propiedad.

¿Por qué inscribir una obra en el registro de la propiedad?

Pues pocos argumentos hay más allá de que el Banco te lo imponga para firmar un préstamo hipotecario, pues es más que obvio que esté o no declarada la obra en el Registro de la Propiedad, esa obra existe, y obviamente le pertenece a quien es propietario del suelo.

Ten claro que declares o no la obra nueva, si eres dueño del terreno la obra es tuya, y por tanto, puedes disfrutarla, venderla e incluso obtener financiación.

Sin embargo, como no declares la obra y la inscribas en el Registro de la Propiedad, piensa que: el que compra no tiene por qué asumir esos gastos; y que numerosas tasadoras condicionan las valoraciones a que las obras nuevas sean declaradas, siendo que el banco sin tasación no concede préstamos hipotecarios.

Otra cosa es que esté o no inscrita en el Registro de la Propiedad la obra nueva, la obra cumpla con la legalidad.