Hablamos con Álvaro Pallarés

0
292

La palabra que mejor define a Álvaro es constante, tal y como él dice: “esa es la base para poder llegar a donde he llegado”. Se considera una persona luchadora, emprendedora y con una gran ilusión en todo lo que hace. “Profesionalmente no sería nada sin el equipo humano del que me rodeo, que hacen que pueda realizar todos los proyectos que emprendo”

Siendo de Isla Mayor, imagino que la tradición arrocera sería algo que los de la zona nacen con ella, pero ¿cuándo diste el salto a ser empresario agrícola?

Sí, he vivido con la tradición arrocera, pero nosotros no teníamos arroz, vivíamos rodeados de gente de muchos lugares que vinieron a colonizar la zona y yo tenía un gran deseo de poseer mi propio campo y vivir de él, muchas veces me decía “si yo tuviera 10 hectáreas…” Y hoy significa el sustento, de toda nuestra familia, que somos bastantes y de 30 familias más, que son empleados en nuestra empresa. Mi afán por crear puestos de trabajo y generar riqueza en mi entorno han sido los motores que me han movido para crear nuestro grupo de empresas.

Hemos creado esto, después de muchos años de trabajar en otras empresas, mi trayectoria laboral comienza a los 16 años en una empresa local agrícola realizando trabajos de administración. En el año 83 junto con unos amigos fundamos, en la localidad de Isla Mayor, la empresa AL-KATAR S.L., dedicada a la distribución de productos fitosanitarios. 

Me independice de esta empresa en el año 93 para crear la mía propia, una empresa familiar, dedicada también a la distribución de productos fitosanitarios y prestando además servicios técnicos a la agricultura, desde entonces seguimos trabajando con la misma ilusión, tras 25 años.

Posees 300 hectáreas (ha) de cultivo, y entre ella se encuentra la famosa Isla Mínima. Háblanos un poco de su historia y qué supuso para ti que una película española, no sólo se grabase allí, sino que además, lleva su nombre. 

Yo realizo, en el año 98 la compra de la primera explotación agrícola, con una superficie de 9,5 ha, dedicadas exclusivamente al cultivo del arroz, poco a poco con mucho esfuerzo y trabajo y siempre con la ayuda de mi familia, voy adquiriendo nuevas fincas hasta alcanzar en el día de hoy una superficie aproximada de 300 has en propiedad, distribuidas por varias zonas de la margen derecha.

La película “La Isla Mínima” ha supuesto una gran repercusión para el pueblo de Isla Mayor, a pesar de estar ubicado a tan solo 45 kilómetros de Sevilla capital, era un gran desconocido para mucha gente, aquí se encuentra la mayor superficie arrocera de España y los mayores rendimientos del mundo, junto con una producciones de cangrejo rojo que superan los 3 millones de kilos anualmente, estos se crían en las propias parcelas de arroz y son en su mayoría exportados, generando gran cantidad de puestos de trabajo. La grabación de la película “La Isla Mínima” en nuestro entorno, ha hecho que multitud de persona quieran venir a visitarnos y gracias a eso han podido conocer nuestros diferentes paisajes, que cambian con cada época del año y nuestra gastronomía, que tiene la peculiaridad de ser diferente.

Tu empresa es familiar que además de dedicarse al cultivo del arroz, tienes una empresa dedicada a la venta de productos fitosanitarios Qabtur Agroquímicos y otra a la multiplicación de la semilla Doñarroz, Son empresas relacionadas entre sí. Háblanos un poco de ellas. 

Sí, en el año 2001 se amplía el negocio con la empresa QABTUR AGROQUÍMICOS S.L., dedicándose a la distribución de productos fitosanitarios, casi exclusivamente para el cultivo del arroz, trabajando con multinacionales europeas y estadounidenses muy importantes como BASF o DOW AGROSIENCE (hoy CORTEVA), que me hicieron ver otros horizontes,  siempre he apostado por compañías que invertían en el cultivo del arroz, a la hora de registrar sus producto, es bastante costoso registrar un fitosanitario para un cultivo en terreno inundado, como es el del arroz y además situado en el entorno del Parque Nacional de Doñana, lo que conlleva gran cantidad de estudios que demuestren que el producto respeta la avifauna y la producción de cangrejo rojo que es una de las fuentes de ingresos principales de la localidad de Isla Mayor junto con el cultivo del arroz.  

Hoy en día QABTUR AGROQUÍMICOS S.L. es la empresa que sustenta a todo el grupo junto con DOÑARROZ, dedicada a la multiplicación y comercialización de semilla certificada de arroz, esta empresa surge en 2010, tras haber realizado durante varios años trabajos de multiplicación y conservación de semilla de arroz en mis campos como agricultor colaborador para Koipesol Semillas, quise hacer un uso mejor y más productivo de mis instalaciones y nos embarcamos en un nuevo proyecto, creamos DOÑARROZ, realizamos una pequeña mejora en las instalaciones de secado y almacenado de arroz y comenzamos la actividad en 2011, en 2012 comercializamos ya 700.000 kilos de la primera semilla de arroz certificada en el municipio de Isla Mayor.

Estamos inmersos en plena campaña de cultivo, donde las marismas ya están inundadas, ¿se puede decir que de tus tierras sale la mayor producción de arroz a nivel europeo?

En la zona arrocera de Sevilla se dan los mayores rendimientos de arroz por hectárea de España, equiparables a los mayores del mundo.

Como he dicho antes, en la zona arrocera de Sevilla se encuentra la mayor superficie de arroz de España y por consiguiente las mayores producciones, situando a España a nivel europeo en el segundo productor de arroz después de Italia.

¿Cómo ha ido cambiando la siembra, cultivo y recogida del arroz en estos años?

El manejo del cultivo, ha ido cambiando muchísimo a lo largo del tiempo, nos hemos adaptado muy bien a las nuevas tecnologías, la nivelación laser del terreno antes de la siembra ha sido una revolución para el cultivo, porque ha permitido que el agua de riego circule por la parcela evitando zona de estancamiento de agua, lo que hacía, que antiguamente se desarrollaran muchas plagas que hoy en día no existen ya o no causan daño al cultivo, el nivel del agua de riego en la parcela es más homogéneo al no existir pendientes. En cuanto a la siembra, esta se realizaba a mano, trasplantando planta por planta lo que acarreaba muchísimo tiempo en la operación de siembra, hoy en día ésta se realiza con avioneta en el 90% de la superficie y con tractor en el resto, en 15 días a lo sumo la Marisma está sembrada, lo que facilita mucho el manejo del cultivo. La recolección que se hacía a mano, pues también se hace en un tiempo récord y con máquinas cosechadoras que disponen de ordenadores a bordo que te dan muchísima información. No obstante, hay operaciones que se mantienen y que se realizan todavía de manera tradicional, como son la replanta de pequeñas zonas y la escarda de malas hierbas, esta labor se sigue realizando en nuestra zona de forma manual y es uno de los motivos por el que tenemos los campos más limpios de malas hierbas de todas las zonas arroceras, esto también ayuda a que haya mayores rendimientos en las producciones y contribuye al desarrollo rural de nuestra zona.

Otro aspecto muy importante y que ha supuesto un cambio significativo en el cultivo, es la Producción Integrada, es un sistema de producción respetuoso con el medio ambiente y que está implantado en nuestros arrozales desde el año 98, hay un ingeniero técnico agrícola cada 600 hectáreas, lo que hace que sea un cultivo bastante profesionalizado y documentado.

A parte de dirigir tus empresas, eres presidente de la Comunidad de Regantes Ermita de Cantarita y de la Junta Central de Regantes del Margen Derecho. ¿Cuáles son las funciones de ambas entidades y qué peso tiene para el cultivo del arroz?

Mi misión es representar a las Comunidades de Regantes que conforman la Margen Derecha, que suponen el 66% de la superficie arrocera, en contacto con la Junta Central de la Margen Izquierda, dirigimos al equipo técnico y llevamos a cabo los diferentes proyectos,  también negociamos la dotación de agua de riego con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para cada campaña, a nivel Comunidad me encargo realizar la distribución del agua de los comuneros, supervisar y dirigir el mantenimiento de la infraestructura de toda la Comunidad.

Y para terminar, ¿cuál es el mejor arroz me refiero a variedad, que podemos consumir que se cultive en tus tierras)

El 80% del arroz que se cultiva en las Marismas es de variedades de grano largo, mayoritariamente de la variedad Puntal, agronómicamente es una variedad muy productiva y perfectamente adaptada a nuestra zona, pero se consume principalmente en el norte de Europa, donde el arroz se usa mucho como guarnición, culinariamente aquí preferimos el arroz de grano redondo, ideal para paellas y arroces caldosos, cultivamos diferentes variedades de grano redondo como por ejemplo Jsendra,  Marisma, Hispagran, etc.