Gines, ejemplo de tradición e innovación

0
600

Gines es una de las zonas más populares de Sevilla. En este lugar se reúne tradición, innovación, cultura…  Por ejemplo el Carnaval de Gines es un claro ejemplo de evolución. El concurso de agrupaciones de la localidad se ha convertido en uno de los más importantes de la provincia, contando con la participación de chirigotas, comparsas y cuartetos llegados desde distintos puntos de Andalucía. Como cierre del Carnaval, el pasacalle de disfraces y carruajes inunda la localidad de color y fantasía para todos.

Sin lugar a dudar, otro de los acontecimientos más populares y visitados de Gines, que además está catalogado como de interés turístico de Andalucía, es “Una Pará en Gines”. Esta feria turística que gira en torno a la naturaleza y a la gran tradición rociera de la localidad ha logrado superar las 45.000 visitas. Durante cuatro días el evento cuenta con una gran cantidad de actividades para todos los públicos, lo que lo ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de la provincia.

En Semana Santa Gines se vuelca con sus procesiones. En la tarde del Viernes Santo la procesión del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y de Nuestra Señora de los Dolores Coronada, dos imágenes que se veneran en la Parroquia de Nuestra Señora de Belén. Gines cierra su Semana Santa con la procesión de gloria de Nuestra Señora de Belén, Patrona de la localidad. Desde 2012, la procesión se celebra por la mañana, lo que ha contribuido a incrementar el número de asistentes. Tampoco nos podemos olvidar de la Romería de San Ginés ni del Rocío, fiestas que se viven con gran devoción e ilusión en Gines.

Otro evento imprescindible en este rincón es su Festival Internacional de Cortometrajes «Gines en Corto». Se trata de uno de los festivales más importantes de este género cinematográfico a nivel de toda Andalucía y que cada año crece en calidad, prestigio y público.

Gines no descansa en ninguna época del año. Cuando llega Navidad el centro de la localidad viaja en el tiempo y se sumerge en la época medieval, ofreciendo a los visitantes puestos artesanos, exposiciones temáticas de la época, música y pasacalles. Durante todo un fin de semana la cita trasforma por completo el municipio, que se viste de fantasía e ilusión para despedir el año y darle la bienvenida al siguiente.

En Gines puedes visitar diferentes lugares con encanto. Por ejemplo la Parroquia de Nuestra Señora de Belén, la Plaza de España, la Plaza y Ermita de Santa Rosalía, el Monumento a la Virgen del Rocío, la Calle Real, la Plaza de la Merced o las Haciendas de Santo Ángel, Santa Rosalía o Torregines.

Además, esta localidad cuenta con personajes ilustres como José Manuel “El Mani”, Amigos de Gines, Manolo Cortés, Fernando Cepeda, Carmen Iturbide, Juan de Dios Pareja Obregón, Aurora Vargas y Antonio García Barbeito, entre otros.

Gines también es conocida por su tejido comercial. En 2008 un grupo de empresarios comprendieron la necesidad de crear una asociación que defendiera los intereses de los comerciantes y empresarios. Fue entonces cuando nació la Asociación Ginense de Empresarios y Comerciantes. Desde entonces, ya llevan más de diez años al servicio de Gines. Tal y como nos ha explicado el presidente de esta asociación, Carlos Borsot, una de las claves de los logros de la asociación ha sido que siempre ha trabajado codo con codo con el Ayuntamiento. De esa manera sus proyectos y reivindicaciones, se han podido hacer realidad con mayor celeridad.

Si queremos profundizar y conocer más sobre Gines es imprescindible conocer su historia. Pues bien, su origen histórico de Gines se asocia con la antigua Abgena. En tiempos de Julio César se le cambió el nombre por el de Vergelium Julii Genitoris. Mientras que en época árabe disminuye su importancia y se convierte en una alquería llamada Genis Levit. Más tarde, el rey Alfonso X cambia el nombre por el de Camero, denominándose años después Xines. Hasta que evoluciona al Gines actual, nombre con el que ya se le conocía en 1412 según consta en un documento conservado en el Archivo Municipal de Sevilla.

En 1370, el Señorío de Gines fue entregado por el rey Enrique II de Castilla a su almirante mayor Fernán Sánchez de Tovar. En 1388 pasa a pertenecer a la Casa de Zúñiga, en la persona del Justicia Mayor don Diego López de Zúñiga, quien en 1412 la cedió en dote a su hija doña Leonor de Zúñiga al contraer matrimonio con don Alfonso Pérez de Guzmán, Señor de Ayamonte. En el siglo XVI pasó a manos de los poderosos Guzmanes, bajo cuya jurisdicción permaneció hasta el siglo XIX. A partir del 20 de mayo de 1532 figuró la villa con jurisdicción civil y criminal, en un mayorazgo fundado en dicha fecha por disposición testamentaria de Doña Leonor Manrique de Castro, Marquesa de Ayamonte. Desde 1699 a 1734 ostentó el Señorío de Gines el Conde de Fontanal.

Un vestigio arqueológico de Gines durante la romanización es un epígrafe cristiano de fines del siglo IV o principios del V grabado en la mitad derecha de un cipo romano. Esto representa restos de una inscripción latina referida a la coloración de reliquias de varios santos. También una moneda con la efigie del Emperador Julio Máximo Pio (a 173 d.C) encontrada a un metro de profundidad en lo que hoy es la zona urbana del parque municipal.

Gines es un lugar con historia por donde han pasado diferentes culturas hasta convertirse en lo que es hoy en día: unos de los rincones más notables de Sevilla. Sus actividades culturales, festividades, su comercio y sus vecinos hacen de Gines un lugar para visitar, comprar, invertir y vivir.