FEDEME exige que el impulso a la industria sea una prioridad del nuevo gobierno en Andalucía

La Federación de Empresarios del Metal demanda que la industrialización sea uno de los ejes centrales de la negociación entre los partidos políticos que aspiran a formar Gobierno y se pone a disposición del futuro Ejecutivo para el rediseño de una nueva estrategia industrial más ambiciosa en base a objetivos y plazos realistas.

0
124
FEDEME exige que el impulso a la industria sea una prioridad del nuevo gobierno en Andalucía.
FEDEME exige que el impulso a la industria sea una prioridad del nuevo gobierno en Andalucía.

La Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, quiere aprovechar la coyuntura política actual que se está viviendo en Andalucía para exigir a los partidos políticos que aspiran a formar Gobierno a que la industrialización y el impulso de este sector económico sea una prioridad del nuevo Ejecutivo.

En este sentido, FEDEME sale a la defensa, una vez más, de la industria como pieza clave para la generación de riqueza y empleo en la región y demanda su incorporación al conjunto de temas y ejes centrales en torno a los que han perfilado su negociación partidos como PP y Ciudadanos.

“La industria no puede ser vagón de cola en Andalucía. El nuevo Gobierno que se constituya debe situar la industrialización de esta Comunidad entre sus prioridades. Como nos temíamos, el Pacto Andaluz por la Industria, suscrito hace casi dos años, se ha quedado en una simple declaración de intenciones, siendo necesario el rediseño de una nueva estrategia industrial más ambiciosa y realista en el planteamiento de objetivos, así como en el horizonte temporal para alcanzarlos”, demanda el presidente de FEDEME, Francisco Javier Moreno Muruve.

“La realidad es la que es y pese a las bondades de nuestra industria, Andalucía mantiene aún un déficit de tejido industrial importante. Mientras que la participación de la industria de la Unión Europea en el VAB alcanza el 19%, en España se queda en el 18% y en Andalucía apenas supera el 12,52%. Incrementar el peso específico de este sector, hasta alcanzar el 18% de su aportación al VAB andaluz en 2020, era uno de los objetivos principales de este Pacto, algo a todas luces utópico considerando que nunca se han facilitado las herramientas necesarias para su cumplimiento”, lamenta Moreno.

FEDEME demanda, pues, situar a la industria en el actual debate político que se está dando en la Comunidad y se pone a disposición de los distintos partidos para iniciar una ronda de encuentros donde perfilar una nueva estrategia industrial para Andalucía, consensuada con todos los agentes implicados, con el objetivo de que cualquier cambio de Gobierno que pudiera producirse no imposibilite el cumplimiento de los objetivos marcados.

“Sirva como ejemplo los planes industriales del País Vasco, donde la patronal marca las pautas en línea con el Gobierno autonómico, lo cual denota el papel protagonista que se le otorga a la empresa al colocarla en el centro de las grandes decisiones en materia industrial”, destaca el presidente de FEDEME.

Finalmente, FEDEME plantea la necesidad de que en esta nueva estrategia se parta de objetivos y plazos realistas, tomando como plazo al menos el 2035 para la consecución certera de las distintas metas fijadas.