FEDEME cierra 2019 con una capacidad de autofinanciación de casi el cien por cien

0
250

La Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, ha celebrado el pasado 15 de junio su Asamblea General anual, sesión que en esta ocasión se ha desarrollado por videoconferencia.

Del balance de resultados expuestos correspondientes al ejercicio 2019 destaca el que por octavo año consecutivo las cuentas de la Federación arrojan números positivos. “Esto ha sido  posible  en  buena  parte,  gracias  a  la  alta  capacidad  de  autofinanciación  de  la  organización,  siendo la  práctica  totalidad  de  nuestros  ingresos  de  carácter  privado  (97,86%  ingresos  privados,  frente  a  2,14%  de ingresos subvencionados), lo que nos permite gozar de total independencia y autonomía financiera en nuestra gestión”, ha resaltado el director gerente de FEDEME, Carlos Jacinto Marín.

Así, FEDEME no solo ha ganado en independencia sino que también ha crecido en estructura y representatividad al sumar una nueva asociación en 2019. Concretamente, la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Sevilla, APES, con cuya incorporación esta Federación suma ya un total de 20 organizaciones sectoriales integradas, de carácter provincial y regional

Por otro lado, la Federación también ha conseguido mantener la confianza de sus asociados y ganarse la de otras empresas del sector, obteniendo en 2019 un balance de altas-bajas positivo, con un total de 121 altas en la patronal.

 

La actividad de esta patronal ha sido, pues, imparable en este 2019, registrándose más de un centenar de actuaciones a lo largo del año, a una media de 10 actividades organizadas al mes. 

Y  todo  ello  sin  dejar  de  lado  el  compromiso  con  la  mejora  de  la  capacitación  de los empresarios y profesionales del sector. Así, en 2019, FEDEME formó a un total de 467 alumnos, e impartió 794 horas  de  formación,  un  34,12%  más  en  comparación  al  año  anterior,  englobadas  en  91 acciones formativas de diversas materias, para un total de 105 empresas. 

 Impacto COVID-19 y demandas del sector

Tras la rendición de cuentas oportunas, FEDEME ha aprovechado este foro para hacer una puesta en común respecto a la incidencia generada por la crisis del COVID-19 en el sector del Metal, uno de los más castigados durante la vigencia del estado de alarma.

Así, según las previsiones que maneja esta Federación, el sector ha perdido en torno a 1.400 millones de los 4.620 millones de euros anuales que genera, lo que representa un porcentaje superior al 30%, fruto de la parálisis de la actividad durante la cuarentena y la anulación de pedidos.  

Las cifras son dramáticas en sectores como el aeroespacial donde se espera que a partir de este mes de junio el escenario empeore como consecuencia de las cancelaciones de pedidos de las aerolíneas, lo que hace prever un descenso de carga de trabajado de en torno al 45-50%.  

Ante este panorama, la Federación quiere poner el foco en algunas de las demandas y medidas recogidas en el Plan de Reactivación elaborado el pasado mes de abril por esta patronal y que pasan por la confección de un Plan Industrial a largo plazo. “Los empresarios no podemos trabajar con un horizonte temporal de cuatro años cada vez que haya elecciones”, ha destacado el presidente de FEDEME, Francisco Javier Moreno Muruve, quien también ha insistido en que “son necesarios, además, planes especiales de apoyo al consumo en los sectores más damnificados, así como un apoyo inequívoco a las empresas industriales tractoras con riesgo de deslocalización”.

“Esta patronal continuará trabajando por estos objetivos, dando respuesta al mismo tiempo a las demandas de nuestro colectivo y adelantándonos a los acontecimientos. Así seguiremos haciéndolo, siempre de la mano de nuestros asociados, para afrontar con trabajo, esfuerzo y dedicación nuestro futuro que será el vuestro”, ha concluido Moreno Muruve en alusión a los empresarios y profesionales del sector del Metal.