Este virus lo paramos unidos

0
724

Son muchas las personas, empresas, asociaciones y entidades que durante estos días han mostrado la mejor cara del ser humano. MUCHAS. Pero hoy queremos agradecer especialmente  a aquellas personas que literalmente se juegan la vida saliendo a trabajar cada día para hacernos más fácil la cuarentena.

No sabría por dónde empezar. Quizás lo más lógico es reconociendo a todo el personal sanitario. Pero cuando hablamos de todo el personal sanitario nos referimos a todas esas personas que aportan su granito de arena en un centro de salud, hospital, residencia… Desde los médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, personal de administración, de limpieza… Hemos visto y oído muchas declaraciones en la que nos piden que nos quedemos en casa y es lo mínimo que le debemos a cambio. Acaban agotados tras echar horas y horas casi sin descansar. Cansados y saturados. No es una situación fácil. Probablemente ninguno de ellos pensó en vivir una situación así. Y ahí están, luchando en primera fila sin rendirse, sin parar.

Todo el personal sanitario ha demandado más medios, más EPIs para poder realizar su trabajo. En este sentido, son muchas las personas y empresas que voluntariamente se han puesto manos a la obra a crear mascarillas. Desde amas de casa con una máquina de coser que usaban casi exclusivamente como entretenimiento a empresas que han pasado de crear votos a mascarillas. A cada una de estas personas, gracias.

Otro sector fundamental es el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es necesario agradecerles su función diaria para protegernos más que nunca y conseguir que se cumplan las normas. Además, son muchos los que incluso lo hacen amenizándonos y llevando a cabo iniciativas para animar desde sus coches patrulla a los más pequeños de la familia.

View this post on Instagram

Via anónimo

A post shared by Postureo Español (@postureoespanol) on

Sin lugar a dudas otro gremio de los más sacrificados y al que hay que reconocer, agradecer y valorar es el de la alimentación. ¿Quién no tiene algún ser querido que trabaja en un supermercado? En mi caso son dos personas; mi hermana y mi cuñado. Como muchos otros salen cada día dispuestos a realizar su trabajo con más orgullo que nunca. Han soportado días de auténtica locura e histeria y pese a todo ahí siguen para que no nos falte de nada.

El estado de alarma nos ha hecho ser conscientes de aquellas profesiones tan valiosas y necesarias y que, a veces, no las hemos respetado como se merecen. Por ejemplo, los servicios de limpieza son más necesarios que nunca. Un gremio que no siempre ha sido valorado por todos y que ahora se dan cuenta de que no somos nada sin ellos. Queremos transmitiros toda nuestra gratitud y orgullo. Farmacéuticos, transportistas, personal de almacén, de fábricas, de gasolineras, de administración, de servicios telemáticos, agricultores, panaderos, abogados, psicólogos, profesores, personal de repartos, periodistas, GRACIAS. Por supuesto, perdón a aquellos que se nos haya podido olvidar mencionar. Os valoramos igualmente  y os agradecemos vuestra labor diaria para hacernos la vida más fácil.

Es impagable lo que están haciendo estas personas, es increíble. Los aplausos de cada tarde se quedan en nada para agradecer su labor, su implicación, su factor humano, su valentía. También os queremos agradecer a todos vosotros que os quedáis en casa, que sólo salís para lo realmente imprescindible. Gracias por ser solidarios, empáticos y responsables. Por favor, continuad así. Sin duda, este virus lo paramos unidos.