Entrevistamos a la joven escritora María del Mar Agüera tras la publicación de su primer libro

0
1052

Con tan sólo veinticuatro años María del Mar Agüera acaba de publicar su primer libro: «Bajándole las bragas a la poesía». No ha sido un camino fácil, ha pasado por muchos obstáculos, pero ha logrado su sueño. Esta joven escritora es pura  sensibilidad, sencillez, dulzura, humildad y delicadeza. Y sus palabras así lo reflejan. Tanto sus textos como sus vídeos consiguen emocionarte, erizarte la piel, e incluso, a veces, romper a llorar. La sinopsis de su libro lo define como  “una patada en el estómago”, “un abrazo con el que al fin rompes a llorar”; “la sensación de adrenalina dos segundos de precipitarte al vacío” o “un cubo de agua fría tras arder hasta las cenizas”.

¿Cómo nace tu libro “Bajándole las bragas a la poesía? ¿Quién o qué te inspiró?

«Bajándole las bragas a la poesía» no nació con el objetivo de ser un libro, de hecho, hasta años después de escribirlo no lo concebí como tal. Los textos que lo contienen fueron redactados de manera independiente. Desde pequeña si algo no me dejaba dormir, escribía frenéticamente palabras que se atropellaban en mi cabeza, vomitándolas; y, después, esa presión en el pecho parecía desaparecer. Era un remedio contra la ansiedad y el miedo. «Bajándole las bragas a la poesía» no nació con el objetivo de ser un libro. Los textos que lo contienen fueron redactados de manera independiente. Decidí compartirlos de forma anónima y tuvieron buena aceptación. Esa cuenta me dio la motivación suficiente para lanzarme a publicar.

Esta obra nace de la inconsciencia, pero también del dolor, de la sed de libertad, de liberación; y de la búsqueda por expresarme desesperadamente y buscar refugio a través de la escritura. Me inspiraron situaciones tanto de mi propia vida en aquellos momentos como ajenas, historias que harían llorar a cualquiera y anécdotas con las que no podrías parar de reír; momentos y sentimientos fugaces, pero, a la vez, eternos.

Portada del libro ‘Bajándole las bragas a la poesía’, de María del Mar Agüera

¿Por qué elegiste ese nombre?

Me parecía una buena manera de llamar la atención de quien lo lea, de que se pregunte, ¿qué esconden estas páginas? ¿Es un libro erótico? Pero no, no lo es en absoluto. «Bajándole las bragas a la poesía» es un poemario que, aunque es cierto que narra, en más de una ocasión, encuentros sexuales; poco tiene que ver con un acto físico en sí. La realidad es que el lector podrá verse a sí mismo como poesía, algo hermoso que nace de entre la tempestad, y, si logra “bajarle las bragas”; es decir, desnudarla o hacerle el amor; logrará amarse a sí mismo, y será más fuerte que nunca. Esa es la magia de este título: todos somos poesía, todos somos maravillosos, y necesitamos perdonarnos y querernos para curarnos de las heridas que nos han hecho otros, sí; pero, más importante aún, de las que nos hemos hecho nosotros mismos y que no se ven físicamente, pues están en el alma.

¿Qué vamos a encontrar en tu libro?

Honestidad. Sinceridad. Alma.Un libro que fue escrito con la sencillez e ingenuidad de una niña que, en lugar de ir al médico para curarse las cicatrices, les echaba sal, escribiendo hasta que el insomnio también le contase qué le dolía. Cuando no buscas la aprobación de nadie y logras expresar lo que de verdad sientes, o lo que otras historias provocan en ti, es cuando más auténtico y sincero eres, tanto contigo mismo como con el mundo que te rodea. Y, como dice la sinopsis del libro, es, entre otras cosas, “una patada en el estómago”, “un abrazo con el que al fin rompes a llorar”; “la sensación de adrenalina dos segundos de precipitarte al vacío” o “un cubo de agua fría tras arder hasta las cenizas”.

¿Cuánto de ti, de tu vida, de tu propia experiencia hay en él?

Bastante, pero también hay muchos poemas ficticios y otros que están inspirados en personas conocidas y sus historias de vida. Conocí a una gran cantidad de personas, las cuales me enseñaron valiosas lecciones; y ese aprendizaje está presenteen este libro. La más importante, desde luego, es la que compartí con un buen amigo mío de mi residencia, con el que lloré y reí como nunca, y sin cuyo apoyo este libro probablemente nunca hubiese visto la luz; y es que«está bien no estar a veces».

¿Para quién está destinado este libro?

No tiene un destinatario concreto, más allá del propio lector. Podría parecer que el libro está dedicado a este u otro amor de antaño, ya que son poemas amorosos especialmente cuyo narrador escribe en primera persona la mayor parte del tiempo, pero, como he comentado, el trasfondo es mucho más importante: son textos dedicados a uno mismo. A ti, que estás leyendo esto. A cualquier persona que sea capaz de removerle algo, romper su coraza, hacerle sentir; reír, llorar, gritar. Para mí, si tan solo una persona me dice que se ha emocionado al leer mi poesía; ya es el mayor premio que me pueden dar. Y eso es algo de agradecer siempre.

Agradecimientos del libro ‘Bajándole las bragas a la poesía’, de María del Mar Agüera

Imagino que el proceso que te ha llevado hasta su publicación no ha sido nada fácil ¿no?

La verdad es que no. Toda mi vida he querido publicar un libro, pero no creía que nada de lo que tenía escrito fuese lo suficientemente bueno. Cuando decidí buscar una editorial sufrí una de las peores experiencias de mi vida.  Un hombre, periodista y con una editorial propia, me respondió afirmando haber quedado impresionado. Me colmó de halagos y promesas. Después, empezó a hacer comentarios poco adecuados, como lo guapa que era en persona; llegando a acariciarme el cuello o las mejillas. No supe reaccionar. Dije que tenía que marcharme e insistió en acompañarme. Fue entonces cuando me cogió la cara y me intentó atraer hacia sí para besarme, bruscamente; forzándome. Mi primer instinto fue darle un golpe en el pecho, excusarme con algo que no alcanzo a recordar y marcharme. Estuve meses sin escribir, sintiéndome totalmente engañada e ingenua. Un problema al que, por desgracia, muchas mujeres seguimos teniéndonos que enfrentar en esta sociedad. A los pocos días me escribió diciendo que, si yo quería, “todo seguía en pie”, que “había malinterpretado mis señales” y que “mis poemas le habían hecho desearme”. No obtuvo respuesta. Estas experiencias te hacen crecer. El tiempo pone cada cosa en su sitio y, hoy, doy gracias a la vida por haberme permitido quitarme, al fin, esta espinita clavada en el corazón.

¿Nos cuentas un poco sobre la editorial?

Letrame Grupo Editorial es una editorial joven especializada en la autoedición. De todas las que tuve en cuenta a la hora de buscar, me decanté por ella porque tenía muy buenas opiniones y, según mi criterio, era la que ofrecía unos servicios más completos. La editorial está compuesta por un conjunto de grandes profesionales que, desde el primer momento, aprobaron mi trabajo y me animaron a publicar. Siempre les estaré muy agradecida.

Eres muy joven y ya vas a publicar tu primer libro, y nada más y nada menos que de poesía, un género bastante complicado. ¿Cómo te sientes? 

Creo que todavía no soy consciente. Tenía mucho miedo, pero, por el momento, me está sorprendiendo positivamente. Es una muestra más de que la poesía sigue viva, y que sigue siendo capaz de llegar al corazón de las personas. He de decir que el libro no solo contiene poemas, sino que también va acompañado de unas fotografías hechas por Francis González, que ha sabido captar perfectamente lo que quería transmitir a mis lectores. Me siento muy afortunada, nerviosa; aunque feliz. Muy feliz. Es, como he dicho en numerosas ocasiones, un sueño, pero no quiero que quede aquí. Mi objetivo es seguir creando, seguir contribuyendo a la cultura, porque, al fin y al cabo, el arte es una de las grandes cosas que, creo, nos hace sentir vivos.

En estos momentos tan difíciles, has publicado numerosos poemas, e incluso vídeos locutados por ti misma con textos propios para hacernos esta cuarentena más amena. ¿Cómo se te ocurrió esta idea?

La verdad es que nunca me había atrevido a locutar un poema propio y a subirlo a mis redes sociales. Soy periodista, sí, pero me daba vergüenza hacerlo. Sin embargo, quería escribir algo que definiera cómo me siento, cómo nos sentimos todos en estos duros momentos en los que no sabemos qué pasará hoy ni mañana, ni cuando volveremos a salir a la calle y a ver a los nuestros; y me di cuenta de que un texto no era suficiente. De modo que me lancé y escribí un poema, llamado «Cuando te vuelva a ver», el cual subí locutado en forma de vídeoa mis redes sociales; y fue todo un éxito.

¿Lo habías hecho antes? podemos decir que estos días ¿te están haciendo ser aún más creativa?

Ciertamente, sí, la cuarentena me ha hecho ser más creativa porque, al fin y al cabo, estamos viviendo unos momentos muy complicados en los cuales sentimientos elementales como el amor, la amistad, la añoranza y la empatía pasan a ser prioritarios, creando un nexo de unión en nuestra sociedad que nos desvela humanos y frágiles, pero tan reales y fuertes como la propia vida.

Además, estos vídeos cuentan ya con numerosas visitas tanto en Instagram, Facebook y YouTube. ¿Tienes pensado continuar con estos proyectos?

Sí, cuando las visitas a estos vídeos comenzaron a aumentar no me lo creía. Me llegaban mensajes felicitándome de todas partes del mundo. Muchas personas afirmaban haberse emocionado con mis vídeos e incluso haber llorado con ellos, llegando a compartirse masivamente en un período de tiempo muy breve. Una locura para la que no tengo palabras, solo agradecimiento. Desde entonces, he hecho algún que otro vídeo más; y, sí, tengo en mente otros cuantos. A largo plazo, seguiré subiendo tanto textos escritos como locutados con imágenes a mis redes sociales.

¿Tienes algún otro proyecto en marcha?

Sí, estoy escribiendo lo que espero que sea un nuevo libro en un futuro no muy lejano; pero esta vez en forma de novela. No puedo adelantar mucho más, solo decir que llevo escritos unos siete capítulos y que es una historia que trata sobre la vida de cuatro mujeres que, de improviso, se ve unida por una causa común: dar caza a un abusador.

¿Con qué sueña Mª del Mar?

María del Mar es una persona humilde y sencilla, que sabe valorar lo que tiene, y más en los tiempos que corren. Sueña con conservar lo que ya tiene, una familia atenta, unos amigos increíbles, una pareja que me valora y me cuida, y una perra que me ofrece día tras día su amor incondicional. Por supuesto que poder vivir de la escritura sería un sueño, pero, a día de hoy, me conformo con llegar a todo aquel que quiera leerme, y con ser feliz con las pequeñas cosas que me regala la vida.

¿Dónde podemos seguirte para saber más sobre ti y tus trabajos?

Mis redes sociales, donde podéis seguirme, son en Instagram:  @justmdma, en Twitter: @justmdmas, en YouTube: María del Mar Agüera y en Facebook: María del Mar Agüera.