Entrevistamos a la ilustradora María Cabrilla (@emedelpe.art)

0
994

María Cabrilla confiesa que, aunque se formó en pedagogía,  siempre ha sentido pasión por el dibujo y el mundo del arte. Comenzó practicando diferentes técnicas de dibujo como el carboncillo o las acuarelas, hasta que descubrió el dibujo digital. Desde entonces, y de manera autodidacta, ha conseguido aprender a diseñar ilustraciones únicas y originales, que gracias al empujón motivacional de su madre se animó  a poner en venta. Y desde entonces no ha parado de recibir encargos, algo que no es de extrañar si observamos la variedad y detalles de sus trabajos. Además, en su cuenta de Instagram (@emedelpe.art) publica numerosos sorteos, comparte y cede ilustraciones… 

Si no me equivoco tu profesión no tenía nada que ver con el mundo de las ilustraciones, ¿no es así? ¿Cómo empezaste a diseñar ilustraciones? ¿Qué te inspiró a comenzar con esto?

Yo estudié pedagogía, sin embargo mi pasión siempre ha sido el dibujo. Desde pequeña me ha gustado dibujar, pasaba horas pintando, cosa que se ha mantenido a lo largo de los años. A medida que fui creciendo me fui interesando por las distintas técnicas de dibujo (carboncillo, rotulador, acrílico, acuarelas…) hasta que descubrí la técnica de dibujo digital y por supuesto tenía que probarlo. 

Pasaba horas practicando e investigando la forma de usar Illustrator, si quería hacer un foco de luz, buscaba en Internet cómo hacer un foco; si quería hacer un degradado, algún tipo de trazo,…  todo lo investigaba por Internet o en muchos casos por ensayo-error. Hasta que un día, cuando ya tenía mejorada la técnica y había hecho ya varias ilustraciones para regalar, mi madre me preguntó que por qué no vendía mis ilustraciones por Internet, y así empezó todo. 

¡¡Siempre hay que hacer caso a las madres!! Jajajajaja 

¿Cuánto suele tardar el proceso de creación?

Esto depende mucho del tipo de ilustración y la calidad de la imagen. No es lo mismo ilustrar a una chica con unas flores, o una pareja con un fondo de un color liso, que hacer por ejemplo la catedral de Sevilla detallada. Además, para ver los detalles necesito ampliar mucho la imagen, por lo que si ésta es de baja calidad, ver los detalles es muy complicado, así que para hacerlo bien necesito mucho más tiempo. 

En el caso de una o dos personas con un fondo sencillo, que son las más básicas, suelo tardar 3-4 horas. Sin embargo, hay ilustraciones con las que he tardado semanas. Recuerdo una en concreto que hice de una chica con la Abadía de Westminster, que tarde algo más de una semana echando muchas horas al día.

Soy muy exigente con mis ilustraciones, me gusta fijarme en todos los detalles posibles y tener en cuenta luces, sombras, que todo esté bien hecho hasta en el más mínimo detalle, que todo encaje y hasta las cosas que de un primer vistazo no se ven, estén bien hechas, y un trabajo bien hecho lleva su tiempo. 

https://www.instagram.com/p/CPnftq6oJqU/

¿Qué tipos de ilustraciones sueles realizar?

Las más habituales son las ilustraciones personalizadas a partir de fotografías, ya que es lo que más se me solicita. Sin embargo, realizo cualquier tipo de ilustración: cine, paisajes, ciudades, de motivación, fondos de pantalla… Cualquier cosa que en el momento me inspire. 

Hay personas que confunden tu trabajo, que piensan que es algo sencillo que se pueda hacer incluso con una aplicación, ¿no es así? ¿Nos explicas las principales diferencias?

Es cierto, mucha gente piensa que esto es como coger un lápiz y simplemente hacer un garabato, que no cuesta trabajo y se hace en un momento. La realidad es muy distinta ya que detrás de todo esto, hay mucho esfuerzo, y muchas, muchas horas de trabajo delante de una pantalla observando todos los detalles, dibujando 20 veces si hace falta la misma mano (por ejemplo) para que sea perfecta, configurando las funciones del programa para que cada trazo que dibujes sea perfecto, o que cada tono de color que utilices sea el exacto al que aparece en la foto, que las sombras dependiendo del sitio sean más oscuras o más claras… mil cosas. 

Esta es la principal diferencia con las Apps de “ilustración”. Estas aplicaciones, para que se entienda mejor, es como cuando nos ponemos un filtro en las historias de Instagram. Es un simple botón que distorsiona la imagen (bajándole la calidad) para que dé la sensación de que es un dibujo, pero solamente es un filtro.

El problema de esto ya no es su uso en sí, porque de gustos no hay nada escrito, el problema es cuando se engaña a la gente haciéndoles creer que han pasado horas haciendo una ilustración y por eso el trabajo es más caro cuando en realidad no es así. Luego, además, viene el problema de que la calidad del dibujo es pésima. Y por culpa de esto, los que sí pasamos muchas horas y nos esforzamos en serio por hacer un buen trabajo, somos menospreciados. 

¿Crees que este tipo de ilustraciones están actualmente en auge? ¿Por qué?

No diría en auge exactamente, pero sí es cierto que es un regalo original que se puede hacer en cualquier ocasión. Además, al ser fotos de momentos concretos o personas a las que tenemos cariño, se nota que son regalos que se hacen desde el corazón y son muy especiales. 

Hasta el momento, ¿cuál es tu ilustración preferida?

¡Esta es muy difícil de contestar! Hay muchas con las que me quedaría ya sea por su complejidad o por lo que representan. Me gusta mucho una que hice de la escena del autobús de la serie Sex Education, por lo que representa la escena en sí, aunque visualmente no sea de mis mejores ilustraciones. 

Si nos quedamos solo con la parte visual, me quedaría con la de Pearl Harbor, con una que hice hace tiempo de una chica montando en bici por las calles de París o con la de la chica en Nueva York.

Además, sueles ilustrar fotografías que tu pareja realiza, ¿verdad? ¿Cómo surge esto? Es decir, ¿piensas en la ilustración y luego realizáis la fotografía? ¿O realizas la ilustración cuando una fotografía te enamora?

Lo hemos hecho de las dos maneras. Hay fotos que él ha hecho simplemente por afición que me han encantado y he sentido la necesidad de ilustrarlas (porque es así, veo una foto que me gusta y si no la ilustro no me quedo a gusto); o bien yo tenía una idea en mente para la una ilustración y como las fotos me ahorran mucho tiempo de hacer bocetos, porque como dije antes la foto en sí ya es un boceto, pues nos ponemos manos a la obra y la hacemos. 

También sueles ilustrar alguna imagen icónica de películas o series, ¿cuál destacarías de ellas?

Como dije antes Sex Education o Pearl Harbor, pero también me quedaría con Toy Story, Pulp Fiction, Titanic o Grease. 

¿Qué proyectos tienes a corto y largo plazo?

Aún no puedo decir mucho de esto ya que no hay nada 100% seguro, pero se me han presentado varios proyectos en los que me hace mucha ilusión participar y espero que salgan adelante. Además, seguiré haciendo ilustraciones personalizadas que iré compaginando con esto que va saliendo. 

¿Dónde podemos seguir tu trabajo?

Podéis verlo todo en mi Instagram, en la cuenta @emedelpe.art