Entrevistamos  a Camilo Manuel Peña

0
670

Camilo Manuel Peña es un alcalareño enamorado de su tierra que lleva toda su vida dedicándose a la música. Hace más de 20 años fundó un Karaoke y gracias a su paso por el programa que presentaba Bertín Osborne Lluvia de Estrellas logró que su fama aumentase. Su abuela cuando tenía unos 14 años le sugirió que por qué no cantaba por Camilo Sesto y desde entonces no ha parado de cantar sus canciones. Dice que su primer escenario fueron unas cajas de aceitunas que las mujeres que trabajaban con él en una fábrica de la localidad le pusieron para deleitarse escuchándolo, pero Camilo Manuel ha logrado cantar en multitud de países y ha pisado numerosos escenarios por todo el mundo. Además, logró amistarse con su ídolo: Camilo Sesto, al cual se enorgullece de decir que no imita, sino que canta sus canciones.

Naces en Alcalá de Guadaira, ¿no? ¿Toda tu vida allí?

Sí, aunque he estado varios años viviendo también en Valencia. Volví hace un año a Alcalá, a mi tierra.  En Valencia también he estado cantando, aunque me dediqué más al ámbito de las relaciones públicas.

¿De dónde viene tu gusto por la música? ¿Es una herencia familiar?

Pues yo canto desde pequeño, de los 13-14 años. En esa época comencé a cantar las canciones de Camilo Sesto gracias a mi abuela. No vengo de una familia de artistas, aunque mi abuela sí que cantaba mucho, sobre todo saetas. Además era amiga de La Niña de Los Peines. Ella me ha dado muchos consejos. Y es curioso porque yo comencé cantando por Raphael, entonces, mi abuela me dijo ¿por qué no cantas por Pablo Sesto? (sonríe). Ella no sabía diferencia muy bien su nombre, pero sí su música y voz. Me recomendó que cantase por él y desde entonces no he parado.  Aunque yo he cantado de todo.

¿Cuándo te das cuenta de que lo tuyo es cantar? ¿De dónde viene tu pasión por la música?

Cuando yo empecé a cantar, trabajaba en un almacén de aceitunas, y en la hora del bocadillo, especialmente las mujeres me pedían que cantase. Algunas se llevaban un radio casete y me pedían que cantase. Me ponían unas cajas de aceituna y yo me subía en ellas y ese era mi escenario. Ya después comencé cantando en una discoteca de Alcalá. Un año hicieron un concurso y me presenté cantando Algo de Mí de Camilo Sesto y ahí gané mi primer premio.

Si no me equivoco, has cantado en diferentes lugares del mundo ¿no es así? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Sí, he estado, por ejemplo, en México. También en varios teatros y en muchas discotecas y salas de Andalucía. Actuar en los teatros para mí fue algo novedoso. Por aquel entonces, los teatros a veces se llenaban y otras no. Lo malo era el día que no se llenaban porque no cobraba nadie.

También has participado en varios concursos, el más conocido Lluvia de Estrellas ¿no?

Sí, además, era uno de los programas más vistos del momento y la verdad es que me lanzó a la fama. También me ayudó mucho a darle caché a mi negocio, gracias a la ayuda de mi amigo Bertín Osborne. Participar en este programa me abrió muchas puertas e hizo que muchas personas (incluidos algunos famosos) visitaran mi local. Venía gente de toda España preguntando por el Karaoke de Camilo Manuel…

¿Cómo y cuándo surge tu karaoke?

Pues estaba de vacaciones en Málaga y había un señor que cantaba y tenía su propio karaoke, y yo me sentí identificado en cante, edad… y dije ¿por qué no lo monto yo en Alcalá? Y ahí surgió la idea, en la costa malagueña. Monté mi primer Karaoke hace más de 20 años, después lo cerré y monté uno nuevo en otra calle. Finalmente con la pandemia lo terminé cerrando.

No sé si tienes pensado poner algún karaoke de nuevo en marcha…

(Se ríe) Pues me tienen frito en Alcalá con que lo vuelva a montar. La verdad es que me busca mucha gente para pedirme que vuelva a montarlo porque dicen que se lo pasaban muy bien. No descarto volver a montarlo, pero será algo más tranquilo.

¿Qué ha significado para ti Camilo Sesto?

Yo le decía que era mi maestro, y así lo siento. Él era un cachondo mental en las distancias cortas y un artista increíble. Siempre me ha tratado muy bien y lo considero mi amigo. Hemos estado juntos en más de una ocasión y hemos cantado juntos en su casa.

En más de una ocasión has reconocido que tú no eres imitador de Camilo, sino que cantas sus canciones ¿no es así?

Así es, además, a  él no le gustaba que lo imitasen con tanto estilo suyo, le gustaba que versionaran sus canciones pero no que les imitasen.

¿Qué planes tienes a corto y a largo plazo?

Pues hace muy poco volví a cantar en la Caseta Municipal de la Feria de Alcalá. Algo que me hizo mucha ilusión después de tantos años. Fue como empezar de nuevo.

Me gustaría preparar un homenaje a Camilo Sesto por el aniversario de su muerte, me gustaría preparar un especial para él. Pero quiero hacerlo con compañeros y que quede bonito. De momento, desde el Ayuntamiento de Alcalá ya me han confirmado que puedo contar con ellos y con el Teatro Riberas del Guadaíra que es precioso.  

Hace poco te hicieron un reconocimiento precisamente en Alcalá ¿no?

Sí, en el barrio donde yo nací, San Miguel, el antiguo Castillo,  me hicieron un homenaje, pero intuyo que desde el Ayuntamiento están preparando otro evento por lo que escucho por las calles.  

Oye y en cuanto a tu formación, ¿eres autodidacta o has podido ir a una escuela de música?

Qué va, todo autodidacta. Mi hija, que también canta, y mejor que yo, ha podido estudiar música y ella me ha dado algunos consejos. Me habría gustado poder recibir clases, sobre todo para cuidar la voz, pero a estas alturas….

Me da la sensación de que eres un hombre muy querido en Alcalá, no sé si tienes la misma sensación…

Sí, y yo en el tiempo que he estado fuera he echado mucho de menos mi tierra. A mí me da mucha alegría ver a mi gente y sí que noto que hay mucha gente que me quiere.